Nicaragua

Se incorporarán tres dragas más a limpieza del Río San Juan

Ello facilitará que se puedan hacer 1500 metros cúbicos por hora A más tardar en febrero próximo, el Gobierno sandinista espera aumentar la capacidad del dragado en el río San Juan, cuando se espera poner en funcionamiento en el lugar otras tres dragas más, para sumar cuatro, las que juntas harán una limpieza de unos […]

Redacción Central |

Ello facilitará que se puedan hacer 1500 metros cúbicos por hora

A más tardar en febrero próximo, el Gobierno sandinista espera aumentar la capacidad del dragado en el río San Juan, cuando se espera poner en funcionamiento en el lugar otras tres dragas más, para sumar cuatro, las que juntas harán una limpieza de unos 1500 metros cúbicos por hora.

Edén Pastora, a cargo de las labores de limpieza del río, refirió que a la draga Soberanía Uno, que hace 500 metros cúbicos por hora de limpieza, se le sumarán en el presente mes otras dos dragas, la Soberanía Dos, que ya está siendo ensamblada en el lugar, y la Soberanía Tres, que esperan poner a trabajar a finales del mes. Mientras, una cuarta, que era utilizada para la limpieza de El Bluff, está siendo reconstruida y será enviada desde el Caribe.

Pastora explicó que con las cuatro dragas procurarán disminuir el tiempo que les llevaría limpiar el río con una sola máquina.

Con una cuarta, que entra a finales de febrero, abriendo el canal en el mar y la barra por donde va a desembocar el río San Juan. Con lo que nos íbamos a llevar tres a cuatro años, lo vamos a hacer en un año, explicó Pastora, quien dijo que esto significa que habrá mayor cantidad de personal trabajando en el lugar.

Según Pastora, las disposiciones del Gobierno costarricense no han afectado en lo más mínimo las labores que desarrollan con la draga Soberanía Uno.

Todo eso, el reforzamiento de la policía, los alambres, los pivotes, la captura a Edén Pastora, todo eso es un manejo político, son llamaradas de petate que Costa Rica hace, son tiquicias, para llamar la atención internacional, consideró Pastora.

Hasta el sábado, los trabajadores limpiaban los últimos cinco a siete kilómetros de la salida del río, para que se pueda limpiar el tapón de entrada del delta, que permita que el flujo de agua tenga salida en el Caribe, lo que evitará posibles inundaciones, dado que en los extremos hay sedimentos. Pastora dijo que en el verano o a comienzos del invierno esperan limpiar el tercio medio del río, para que las pangas naveguen sin problema.

también te puede interesar