Nicaragua

Celebran ochenta cumpleaños del Padre Theo Kolomberg

La Colonia Nicarao festejó el onomástico con piñatas y dulces con los niños de los centros de desarrollo infantil más cercanos a la parroquia

Padre Theo Kolomberg
Celebran ochenta cumpleaños del Padre Theo Kolomberg. | El 19 Digital

Redacción Central |

La Colonia Nicarao festejó el onomástico con piñatas y dulces con los niños de los centros de desarrollo infantil más cercanos a la parroquia

Los habitantes de la Colonia Nicarao en Managua, prepararon una agenda de actividades para celebrar los 80 años de vida del sacerdote Theo Klomberg, originario de Holanda y que desde hace 29 años se encuentra en Nicaragua.

Entre las jornadas destacan piñatas y dulces con los niños de los centros de desarrollo infantil más cercanos a la parroquia, así como un desfile de regalos durante la homilía de este domingo con la participación del Padre Antonio Castro.

Los feligreses que participaron durante la celebración de la misa destacaron que el padre Theo hereda un valioso aporte, como es la importancia del trabajo comunitario teniendo como motor el amor a Dios.

El padre Theo, a como le dicen de cariño, asegura que durante su 29 años en el país, además de asentarse en la Colonia Nicarao ha estado en Somoto, donde trabajó con un grupo juvenil a quienes lo guiaba espiritualmente para que se mantengan al margen de lo malo.

Para el padre Antonio Castro, es del criterio que uno de los grandes aportes del Padre Theo es el acompañar y compartir el sufrimiento de las madres que perdieron a sus hijos en la guerra, por secuestros.

Él ha sido un hombre entregado totalmente a la causa de los pobres y aún más con la campaña de alfabetización, llevando el pan espiritual, el pan de la dignidad y la cultura, el estudio a todos aquellos que lo rodean, sostuvo.

Por su parte Rosario Pasquier, coincidió con los feligreses que expresaron que cada paso que ha dado el padre Theo ha sido de amor, de solidaridad y respeto, por eso calificaron el día de su cumpleaños como un día de fiesta.

El padre Theo ha sido para nosotros una bendición de Dios, porque vino a traer el evangelio a los pobres que es tan importante para el pueblo y ha levantado el espíritu, nos acompañó en momentos difíciles y es honor tenerlo en nuestro país, es un nicaragüense más y camina a la par de este pueblo, expresó Mario  Sirias, habitante de la Colonia.

El padre Theo Klomberg  es holandés pero lleva aproximadamente 50 años en América Latina. Los primeros veinte años prestó sus servicios espirituales en Chile, después llego a nuestro país. Manifestó que vino a Nicaragua por unos días para saludar a unos amigos y a mostrar su último libro, Algo más que un beso, sobre sus experiencias en la patria de Sandino.

Aseguró que siempre estuvo comprometido con el cambio social a partir del ejemplo de Jesucristo y simpatiza con el ideal de Sandino que siente como programa de vida.

también te puede interesar