Nicaragua

Daniel: Asonada en Honduras duro golpe a unidad latinoamericana y caribeña

Manifestó, tras recibir a los ex presidentes Manuel Zelaya y Martín Torrijos, que el SICA está fracturado y la responsabilidad es de quienes ejecutaron el golpe, lo apañaron y aquellos que, desde el exterior, lo propiciaron

Daniel Ortega Saavedra, Manuel Zelaya Rosales y Martín Torrijos
El Comandante Daniel Ortega Saavedra, presidente de Nicaragua, se reunió al mediodía de este viernes con los ex presidentes de Honduras, Manuel Zelaya Rosales y de Panamá, Martín Torrijos, para abordar el tema de la crisis política de Centroamérica. | Jairo Cajina

Redacción Central |

Manifestó, tras recibir a los ex presidentes Manuel Zelaya y Martín Torrijos,  que el SICA está fracturado y la responsabilidad es de quienes ejecutaron el golpe,  lo apañaron y aquellos que, desde el exterior, lo propiciaron

El Presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra, reiteró que el Golpe de Estado contra el gobierno constitucional del ex mandatario de Honduras Manuel Zelaya, además de fracturar el Sistema de Integración Centroamericana, también significó un duro golpe a la unidad de las naciones latinoamericanas y caribeñas.

Las declaraciones del comandante Daniel, se dieron tras sostener un encuentro con el ex presidente hondureño, quien se hace acompañar de su esposa Xiomara Castro de Zelaya y otros familiares. En el encuentro también participó el ex presidente de Panamá Martín Torrijos, hoy diputado del Parlamento Centroamericano.

«Hemos conversado sobre la lucha que él ex presidente Manuel Zelaya continúa librando para lograr una restitución, un restablecimiento pleno de derechos y garantías que nos permitan a los países centroamericanos superar las dificultades que tenemos en estos momentos para fortalecer la integración, para fortalecer la unidad. Porque el golpe de Estado significó no sólo un golpe contra el presidente Zelaya, sino un golpe contra la integración centroamericana,  contra la unidad centroamericana,  contra de la unidad de los pueblos latinoamericanos y caribeños, o sea  un golpe que fue mucho más allá», indicó el comandante Daniel al termino del encuentro.

Dijo que todo ese impacto negativo, explica el por qué la condena mundial  se produce en contra del golpe y cómo ahora se pueden establecer las condiciones que permitan retomar la integración y unidad de los pueblos centroamericanos.

El líder nicaragüense, manifestó que se debe seguir fortaleciendo la lucha en el marco de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) así como los diferentes frentes de integración que fortalezcan la unidad en América Latina, tal y como es la creación de la Comunidad de Naciones Latinoamericanas y Caribeñas, que se decidió en México.

Recordó que en Caracas, Venezuela, el próximo año, todas las naciones latinoamericanas y caribeñas, sentarán las bases para conformar ese grupo regional, para fortalecer esa tendencia que lleve a la unidad.

Daniel enfatizó el apoyo y respaldo del pueblo y gobierno nicaragüense al ex mandatario Manuel Zelaya, en su lucha por la restitución de los derechos de los hondureños, que a su vez redundará en el fortalecimiento y normalización del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

«El SICA está fracturado», señaló Daniel, y agregó que dentro de la Organización de Estados Americanos, OEA, se tienen que tomar los acuerdos que correspondan, «pero todo a su debido tiempo».

«Todos quisiéramos que los problemas se resolvieran rápidamente, pero hay una resistencia a la solución de los problemas, hay un boicot a la solución de los problemas, y esto explica el por qué es el día, es la hora, y todavía no logramos una normalización de las relaciones entre los estados centroamericanos en lo que es el marco del SICA», añadió.

Rl mandatario recordó que Nicaragua tiene relaciones bilaterales con los países centroamericanos, pero a nivel multilateral hay una resolución del SICA que estableció condiciones muy claras para que se produzca el restablecimiento de las relaciones entre las naciones centroamericanas con Honduras y su gobierno.

Señaló que también la OEA emitió una resolución que se encuentra vigente, la cual se tiene que trabajar para apartar los obstáculos que imposibilitan la plena integración del SICA.

Daniel manifestó que esos obstáculos son aquellos que ejecutaron el golpe, los que lo apañaron y aquellos que desde el exterior propiciaron el mismo.

Agregó que estos personajes llegaron al extremo de condecorar a la figura más connotada de los golpistas, en este caso el ex presidente de facto, Roberto Micheletti.

«Ese personaje siniestro cuyo nombre preferimos no mencionar para no envenenar este ambiente, ese personaje siniestro ha sido condecorado por las fuerzas más extremistas en la región centroamericana, incluso europeos lo han condecorado», dijo.

Entre estas fuerzas extremistas, Daniel mencionó a congresistas norteamericanos de tendencia republicana, los que se han mostrado como enemigos del actual mandatario Barack Obama y que incluso visitaron a Micheletti para brindarle su apoyo.

Sostuvo que todas esas fuerzas extremistas están vivas, por lo que se tiene que luchar para apartar esos obstáculos y vencer esas posiciones,  avanzar en lo que es el proceso de integración y unidad centroamericana, latinoamericana y caribeña.

Este encuentro se realizó en la Casa de la Presidencia, y participó también el diputado del Parlamento Centroamericano por el FMLN de El Salvador, José Luis Merino. El mandatario nicaragüense fue acompañado por la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía y también estuvo presente el diputado del PARLACEN, Sebastino Brito de República Dominicana.

Por su parte, el ex mandatario hondureño coincidió en que el golpe de Estado en su país vino a tratar de detener los procesos de cambio que se están desarrollando en el área centroamericana. En este sentido destacó la posición de Nicaragua, que ha sido un país coherente en la defensa del sistema democrático.

Zelaya señaló que ha pedido apoyo a los gobiernos de Centroamérica «con el fin de que se cumplan los estatutos, los reglamentos, la carta constitutiva DEL Parlamento Centroamericano», el cual ordena que los presidentes, al finalizar su período, automáticamente pasan a integrar ese órgano regional.

Catalogó al Parlacen como símbolo de los procesos de integración y unidad de área. «El Parlamento Centroamericano es una instancia en el cual, ahora que se le han dado poderes vinculantes en algunas materias, va a desempeñar un gran papel en el proceso de integración», indicó.

El ex mandatario afirmó que las raíces de la crisis hondureña son estructurales. «Es un proceso de crisis económica generada en crisis social que después se refleja en una crisis política y en una ruptura del orden democrático en nuestro país cuando se dio el golpe de Estado», afirmó.

En este sentido dijo que el Frente de Resistencia hondureño, que ha logrado recolectar más de un millón de firmas para  la instalación de una Asamblea Constituyente, es el que lleva realmente la voz de la oposición en su país, que permanece prácticamente tomada por los golpistas.

También destacó que para que haya una verdadera democracia en Honduras debe  finalizar la persecución contra él y contra todos los que no apoyaron la ruptura del orden constitucional.

«Fui sujeto a secuestro y destierro de mi país, simplemente por mis ideas políticas, por manifestar mis tendencias prosocialistas en pro de cambios en Latinoamérica», dijo, solicitando todas las garantías para su retorno y el respeto a sus derechos políticos.

también te puede interesar