Nicaragua

Gobierno entregó cocinas y tanques de gas a familias albergadas

Continúa la atención directa a afectados por las lluvias

Redacción Central |

Continúa la atención directa a afectados por las lluvias

Cumpliendo la orientación del comandante Daniel y la compañera Rosario sobre la atención más solícita posible a las familias que se encuentran albergadas a consecuencia de las copiosas lluvias caídas, el gobierno entregó cocinas industriales y tanques de gas a esas personas para facilitar la rapidez y comodidad a la hora de cocinar sus alimentos.

El funcionamiento de estas cocinas evitará también que dichas familias deban cocinar con leña y que, incluso, los niños que están recibiendo clases en el lugar sean molestados por el humo provocado por ello.

La vicealcaldesa de Managua,  Reina Rueda, en conjunto con la directora del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA),  Eva Acevedo, fueron las encargadas de llevar esta ayuda solidaria .

«Estamos haciendo la entrega de dos cocinas industriales, cuatro tanques de gas de 100  libras en cada albergue para que puedan cocinar con mayor seguridad porque es una orientación de nuestro comandante Daniel y la compañera Rosario de estar al lado de estas familias, trayéndoles lo que necesitan, pero también mucho amor, mucho cariño y mucha solidaridad», manifestó Rueda.

Por su parte, trabajadores del INTA entregaron a los niños y niñas de los albergues juguetes, golosinas, galletas y piñatas como parte de la solidaridad de las instituciones del Estado a las familias afectadas.

«Esto es parte de nuestro gobierno que está para atender a los pequeños, a ese futuro que estamos construyendo día a día dentro del modelo cristiano, socialista y solidario, para que todos los niños tengan las mismas oportunidades y puedan gozar de un futuro mejor», dijo la directora del INTA.  

Eddy, Andrea Paola y Walter se encuentran en el albergue «Jehová es mi Proveedor» y recibieron sus juguetes con alegría.

«Esto es bueno porque en esta situación que estamos los niños se emocionan y se distraen cuando le traen una alegría», indicó su mamá Mercedes Saballos, del barrio El Laurel.

Luisa del Carmen Álvarez, quien se encuentra en el mismo albergue con su hijo y sus siete nietos, dijo que a pesar de la difícil situación que están atravesando, los niños se han sentido felices.    

«Yo en lo personal me siento muy agradecida con el Presidente porque no ha dejado que los niños se pongan tristes y me siento dichosa de que ellos se hayan sentido contentos», expresó.   

Un total de 302 familias de Managua, correspondientes a 1,184 personas, están siendo atendidas en los albergues, de los cuales 476 son niños y niñas.

también te puede interesar