Nicaragua

Temporada de lluvias dañó casi cuatro mil 800 viviendas, informó Daniel

Perdieron la vida 37 personas y resultaron dañadas cuatro mil 734 viviendas

Redacción Central |

Perdieron la vida 37 personas y resultaron dañadas cuatro mil 734 viviendas

Desde que inició la temporada de lluvia en nuestro país, el pasado mes de mayo hasta la fecha, resultaron dañadas  cuatro  mil 734 viviendas en todo el país, afectando a 132 mil 717 personas, informó la noche de este lunes el presidente de Nicaragua, comandante Daniel Ortega Saavedra.

Asimismo, indicó que han perdido la vida por causa de de las lluvias un total de 37 nicaragüenses. En mayo perecieron tres personas, otras seis en junio, dos personas en julio y en este mes han fallecido por los torrenciales aguaceros 26 personas.

El mandatario señaló que se ha compartido con las familias de las personas fallecidas toda la solidaridad que se puede brindar en estas condiciones, con el acompañamiento de las diferentes instituciones.

El líder sandinista aseguró que en el mes de mayo brindaron atención 13 albergues, en junio cinco, en julio no hubo necesidad de albergar a nadie y en este mes se han instalado 20 albergues. De mayo a agosto se han instalado un total de 38 albergues.

En los 20 albergues que actualmente están brindando asistencia se encuentran alojadas  mil 781 personas.

El comandante Daniel aseguró que deben multiplicarse los esfuerzos en las labores de emergencia, primeramente con el Ejército de Nicaragua, que cuenta con maquinaria y luego para dar una respuesta permanente con el Ministerio de Transporte e Infraestructura, (MTI). Hay que exigirle calidad a las empresas constructoras

Indicó que se debe identificar los puntos frágiles en las carreteras, puntos que están poniendo a prueba con un invierno -que no es un huracán, observó el mandatario-. Señaló que hay una gran fragilidad, en carreteras y puentes recién construidos ahora están seriamente dañados.

El presidente Daniel expresó que se debe exigir a las empresas constructoras que hagan un buen trabajo y tener un control de calidad de las obras para  que no se le eche toda la culpa a las lluvias.

Reiteró que se debe trabajar más a fondo los pegaderos y en las principales vías de comunicación en donde existen «meterle el cemento» para que  aunque la carretera no esté en las mejores condiciones sea una carretera de todo tiempo.

también te puede interesar