Nicaragua

Sandinismo es igual a menos pobreza

Espectacular reducción de la pobreza general y de la extrema pobreza en nuestro país

Gobierno sandinista
La llegada al poder del segundo gobierno sandinista implicó la aplicación inmediata de toda una serie de planes sociales y disposiciones por el Ejecutivo dirigidas hacia un mismo fin: reducir la pobreza en nuestro paìs y garantizar mejores condiciones de vida a la población. | Internet

Redacción Central |

Espectacular reducción de la pobreza general y de la extrema pobreza en nuestro país

La llegada al poder del segundo gobierno sandinista implicó la aplicación inmediata de toda una serie de planes sociales y disposiciones por el Ejecutivo dirigidas hacia un mismo fin: reducir la pobreza en nuestro paìs y garantizar mejores condiciones de vida a la población.

El abandono en que habían sumido al pueblo los gobiernos liberales olvidando sus mínimos deberes y preocupándose únicamente de sus propios intereses, culminó en el desmontaje de muchos planes populares llevados a cabo por el primer gobierno sandinista y la profundización e incremento de los niveles de pobreza en Nicaragua.

Hoy las cifras dicen cosas bien contrarias a poco más de tres años de que el presidente Daniel Ortega asumiera la Jefatura del Estado y decidiera dirigir personalmente los proyectos que tienen como objetivo final la erradicación total de la pobreza en la nación.

Así vemos que los resultados de la Encuesta de Hogares para la Medición de la Pobreza en Nicaragua arrojan cifras muy alentadoras sobre la batalla que libra el gobierno sandinista en esa dirección..

Según ellos, la pobreza general en Nicaragua pasó de 48.3 por ciento en 2005 a 32.9 por ciento en 2009, lo que representa una reducción de 15.4 puntos porcentuales, mientras que la pobreza extrema pasó de 17.2 por ciento en 2005 a 9.7 por ciento en 2009, para una reducción de 7.5 puntos.

Estas  son las conclusiones, como señalábamos, de la Encuesta de Hogares para la Medición de la Pobreza en Nicaragua, realizada en 2009 por la Fundación Internacional para el Desafío Económico Global (FIDEG), financiada por la Cooperación Suiza (COSUDE) y Holanda, y que contó con la asistencia técnica del Banco Mundial, es decir una investigación que los eternos enemigos de la Revolución no pueden decir que responde a intereses gubernamentales.

Pero hay más elementos totalmente de alta veracidad, si nos remitimos a las conclusiones presentadas por la Encuesta de Medición de Nivel de Vida (EMNV 2009), realizada por el Instituto Nacional de Información para el Desarrollo (INIDE) y que también contó con asistencia técnica del Banco Mundial, los cuales indican igualmente que los índices de pobreza se han reducido.

Para el año 2009, según esta encuesta, hubo una reducción de 5.8 puntos en comparación con el año 2005, situándose en un 42.5 por ciento menor al 48.3 por ciento que se registraba en el 2005. Asimismo, la pobreza extrema refleja una reducción de 2.6 puntos porcentuales, pasando de 17.2 por ciento a 14.6 por ciento..

En ambas encuestas resalta la reducción de la pobreza general tanto en la zona rural como en la urbana. Según el INIDE la pobreza rural se redujo en 6.9 puntos respecto al 2005 y la urbana en 4.1. Según FIDEG, las reducciones son de 16,3 puntos porcentuales en la pobreza rural y 11,3 puntos en la zona urbana, cifras realmente de trascendente importancia.

Si la reducción de la pobreza extrema tiene ese llamativo carácter y refleja el duro trabajo del gobierno sandinista en estos últimos años, algo realmente alentador es la disminución de esa situación en las zonas rurales, tradicionalmente las menos favorecidas en los gobiernos anteriores.

Según FIDEG, ella pasó de 30.5 por ciento en 2005 a 18.2 por ciento en el año 2009,para una reducción de gran peso como son 12.3 puntos porcentuales en un área generalmente considerada la más difícil de reducirla.

Es bueno señalar que los dos informes utilizaron metodologías distintas pero llegan a las mismas conclusiones: la espectacular reducción de la Pobreza y la Pobreza Extrema.

La reducción efectiva de la pobreza se ve corroborada por el comportamiento de otros indicadores estrechamente asociados al nivel de vida de la población y a la misma pobreza.

La EMNV 2009 demuestra que el consumo per cápita real anual,  entre el 2005 y 2009, se ha incrementado en 12 por ciento con respecto al valor medio de consumo per cápita del 2005. Además ha aumentado el nivel de consumo de calorías en la población, dato asociado directamente con la pobreza extrema que consiste, en gran medida, en la inadecuada alimentación de la población y en la desnutrición.

también te puede interesar