Nicaragua

Terminó receso parlamentario y sandinistas llaman a aprobar leyes

Priorizan, por lo menos, cinco fundamentales

Redacción Central |

Terminó receso parlamentario y sandinistas llaman a aprobar leyesPriorizan, por lo menos, cinco fundamentales

La finalización del receso parlamentario trae nuevamente a los legisladores al hemiciclo de la Asamblea Nacional con un grupo de leyes importantes que deberán ser aprobadas.

Según Wálmaro Gutiérrez, presidente de la Comisión Económica, son al menos cinco las leyes a priorizar en este segundo semestre para la transparencia y dinamización de los sectores económicos del país.

Entre ellas citó la Ley de Reforma Presupuestaria y reforma a la Ley de Contrataciones Administrativas del Sector Público.

Otras de las leyes que el diputado sandinista destacó son la nueva Ley de Factoraje Financiero, la  de Fidecomiso, Ley de Arrendamiento Financiero, Ley de Factura Cambiaria y las que están en dictamen como la de Almacenes Generales de Depósitos, que próximamente ponen en agenda del día para su aprobación.

Sin perjuicio de las leyes anteriores, Gutiérrez dijo que, en los próximos días, el presidente Daniel Ortega enviará una reforma presupuestaria por más de mil 400 millones de córdobas captados por exceso de las metas de recaudaciones oficialmente previstas.

El viceministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, sostuvo que el gabinete económico está trabajando en los ajustes de la Ley de Reforma al Presupuesto, para que los revise el mandatario y la envíe al Parlamento Nacional.

Acosta manifestó que la reforma al presupuesto prioriza los sectores salud, educación, transporte e infraestructura, las universidades y transferencias municipales.

El funcionario explicó que el gobierno opera aún con un presupuesto de crisis porque el 2009 fue un año difícil en materia económica. Sin embargo se enfoca en dar capacidad operativa a las instituciones para que puedan proveer bienes y servicios a la población.

Por su parte, Walmaro Gutiérrez agregó que, además de la reforma al presupuesto, otra prioridad es la Ley de Contrataciones del Estado, porque lejos de aportar es un peso muerto que arrastra la contratación del sector público.

«Contrataciones que pueden desarrollarse en cuatro, cinco u ocho meses a lo sumo llevan 19 meses para resolverse. Es necesario que, para mejorar sustancialmente la ejecución presupuestaria, tengamos una nueva ley más ágil, eficiente y transparente», insistió Gutiérrez.

En la actualidad, la Ley de Contrataciones está en consulta por todos los sectores, como la empresa privada y las micros, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES).

El legislador manifestó que con ella buscan democratizar la participación de los sectores económicos en la contratación del Estado. «Como está sólo garantiza que grandes sectores económicos con gran poder firmen contrato con el Estado, en cambio las Mipymes ni se asoman, porque no tienen recursos»

En el tema de medicamentos, la actual ley de contrataciones provoca un monopolio donde tres o cuatro  distribuidoras son las únicas que firman contrato con el Estado. «Esto significa que invierten más recursos para comprar medicamento, porque hay una prohibición para que el Estado compre directamente a los laboratorios extranjeros y sólo lo haga a través de intermediarios, lo cual es una locura, únicamente para garantizar a algunos ‘la tajada de león’», lamentó.

Si reforman la Ley de Contrataciones se ampliaría la oferta de medicinas en los hospitales y se abastecerían las farmacias populares para garantizar la salud al pueblo, explicó Gutiérrez.

Agregó que es irónico cómo el 94 por ciento de las Mipymes legalmente constituidas en el país no son capaces de competir y contratar con el Estado, por lo que había que crear mecanismos que democraticen el acceso de todos a las contrataciones.

también te puede interesar