Nicaragua

Trabajamos por la paz, la reconciliación y la democracia

La Revolución sandinista cumplió 31 años trabajando por la paz y la reconciliación y lleva tres años y medio afianzando la democracia

Redacción Central |

La Revolución sandinista cumplió 31 años trabajando por la paz y la reconciliación y lleva tres años y medio afianzando la democracia

Eso lo señala con toda razón el comandante Daniel Ortega en su informe al pueblo en ocasión del aniversario de la Revolución Popular Sandinista.

En su análisis recuerda que la gesta de Sandino y la expulsión de las tropas yankis de nuestro territorio fue el principal legado sandinista por la libertad y soberanía de Nicaragua.

El derrocamiento de la dictadura somocista y la libertad conquistada en el campo político y social para todas y todos los nicaragüenses, es otro gran patrimonio histórico fruto de la Revolución y del FSLN, añade.

Hoy, Nicaragua vive en libertad y en democracia, las autoridades son respetuosas de la ley y de las instituciones públicas, sin persecución política, ni presos políticos, ni torturas en las cárceles, sin exiliados ni golpes de Estado, sin represión militar o policíaca.

Aquí todos los partidos y todas las organizaciones gozan de libertad de pensamiento, libertad de expresión y de organización, libertad de culto, libertad para viajar donde quieran, subraya el informe del Presidente.

Al referirse al esfuerzo por alcanzar la Paz y reconciliación en la segunda etapa de la Revolución, Daniel afirma:

El FSLN y el Gobierno Sandinista han luchado por la paz y la reconciliación. Desde 1990 se han logrado exitosos esfuerzos por reconciliarnos y por cicatrizar las heridas de la guerra entre revolucionarios y contrarrevolucionarios.

Tres años y medio de gobierno revolucionario demuestran que la guerra no regresará a Nicaragua.

Ahora somos aliados con aquellos con quienes nos distanciamos y enfrentamos en los años 70 y 80.  Ahora tenemos que trabajar por la reconciliación en el seno del pueblo, entre todos los campesinos y todos los trabajadores, entre el hombre y la mujer, entre vecinos del barrio, entre las comunidades, los pueblos indígenas y los afrodescendientes, sentencia el líder de la Revolución.

también te puede interesar