Nicaragua

Daniel y Rosario inician ALBA Solidaria en León

Entregaron cuatro mil títulos de propiedad urbanos y rurales

Daniel Ortega Saavedra
El presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra, y la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación, junto al Cardenal Miguel Obando y Bravo, entregaron títulos de propiedad urbanos y rurales, a igual número de familias de los municipios del departamento de León. | Cesar Perez

Redacción Central |

Entregaron cuatro mil títulos de propiedad urbanos y rurales

El presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra, y la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación, junto al Cardenal Miguel Obando y Bravo, entregaron dos mil 896 títulos de propiedad urbanos y  mil 104 rurales, a igual número de familias de los municipios del departamento de León.

El acto solemne fue realizado en el Auditorio «Miguel Obando y Bravo» de la Universidad Católica (UNICA). Estos documentos jurídicos son parte del proceso de ordenamiento territorial que se ejecutan con los fondos de la iniciativa ALBA-Solidaria en los departamentos del país, gracias a la solidaridad y cooperación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

La compañera Rosario manifestó que gracias a la gestión de la Comisión de Verificación, Reconciliación, Paz y Justicia, que preside Su Eminencia Cardenal Miguel Obando y Bravo, un 40 por ciento de las beneficiadas son mujeres que ahora ya son propietarias de sus lotes, terrenos o parcelas.

Esta es la primera entrega del programa de titulación de ALBA-Solidaria  fruto del trabajo de decenas de jóvenes que recorren el departamento casa a casa, coordinados por la Intendencia de la Propiedad, señaló la compañera Rosario al dar inicio al acto oficial de entrega.

Nos complace que tenemos un 40 por ciento de nuevas mujeres propietarias en nuestra Nicaragua, reconocidas con el titulo que hoy le será entregado, destacó.

En total se entregaron dos mil 896 títulos urbanos y  mil 104 rurales, y entre las familias se encuentran residentes del municipio de León, El Sauce, El Jicaral, Telica, Nagarote, Malpaisillo y La Paz Centro.

Estamos cumpliendo, con un principio cristiano, con un principio socialista, con un principio solidario. Todas las familias en el mundo y aquí en Nicaragua tienen derecho a una vivienda y por lo tanto a ser dueños de un lote donde este la vivienda, enfatizó el líder del Frente Sandinista, comandante Daniel, al destacar que la avaricia de algunos quiso impedir que los nicaragüenses de occidente recibieran este beneficio.

Los campesinos y campesinas tienen derecho a una parcela, a una finca para producir los alimentos que tanto demanda nuestros pueblo. Hoy con esta entrega de títulos se está dando inicio al programa ALBA-Solidaria, dijo Daniel.

El Presidente reiteró que el ALBA tiene como base el Cristianismo, Socialismo y la Solidaridad. Recalcó que gracias a ALBA-Solidaria se podrá entregar títulos a 40 mil familias en occidente, así como a las comunidades de la región del Caribe.

Hizo ver que ALBA-Solidaria es un programa que se ejecuta gracias a la solidaridad que se da en el marco del ALBA y en particular por la  solidaridad y cooperación del pueblo de Venezuela y de su líder, el comandante y presidente Hugo Chávez Frías.

Daniel manifestó que en un mundo donde la avaricia del mercantilismo y del capitalismo salvaje impera en los seres humanos, no es fácil practicar el Cristianismo, el Socialismo y la Solidaridad.

Expresó que a pesar de que Dios entregó la Tierra a la Humanidad para ser compartida por todos, la avaricia que lleva al mercantilismo y que lleva al capitalismo salvaje, hizo que fuese quedando en manos de unos pocos, tal y como ocurrió en Nicaragua y en todo el planeta.

Cuando ya parecía que la avaricia nos quitaba los recursos y no iba a ser posible seguir titulándoles a todos ustedes, porque la avaricia se llevó los recursos, entonces el ALBA nos facilitó los recursos a los nicaragüenses para seguir titulando y para seguir construyendo caminos y carreteras que ya estaban comprometidas, señaló Daniel al recordar que los recursos comprometidos en la llamada Cuenta Reto del Milenio fueron suspendidos por el gobierno de Estados Unidos.

El Cardenal Miguel Obando y Bravo reconoció el esfuerzo que el Gobierno Sandinista está realizando en el programa de titulación y recordó la parábola del hombre rico que tuvo una gran cosecha y que invadido de la avaricia no quiso compartir los excedentes.

«Estaba leyendo esta mañana en San Lucas el capítulo 12, del verso 13-21. Dijo uno del público a Jesús: Maestro dile a mi hermano que reparta conmigo la herencia. Él le contestó: hombre, quién me ha nombrado juez o arbitro entre vosotros? Y dijo a la gente, mirad, guardaos de toda clase de codicia, pues aunque uno ande sobrado, su vida no depende de sus bienes», señaló el Cardenal.

Recordó que la parábola habla de un hombre rico que tuvo una gran cosecha y empezó a echar cálculos de lo que haría cuando recogiera los frutos de lo sembrado.

«La avaricia es la avidez de tener más y más. Eso es lo que enturbia y rompe siempre la paz entre los hombres. Las palabras de Jesús son una dura crítica contra ese vicio, en cuanto a origen de tantas desavenencias», refirió el líder espiritual.

«Jesús está convencido, por otra parte, de que la felicidad no depende de los bienes materiales por muchos que se tengan. En realidad, el apego a esos bienes insaciables y de avidez capitalista de amontonar riqueza para uno mismo degrada a la persona e imposibilita la convivencia humana. Jesús denuncia la maldad del don más fundamental del mercantilismo, consistente en creer que el dinero lo puede todo y que las leyes del mercado son las que rigen el destino de los pueblos», expresó Su Eminencia.

También recordó la historia de un señor muy avaro, que quiso que lo enterraran con el dinero que había acumulado en una cuenta, e hizo prometer a su mujer que lo enterraran con esa cantidad de dinero.

«Era tanta la avaricia que le hizo prometer a la esposa que lo enterraría con el dinero que estaba en esa cuenta, la pobre esposa dijo: te prometo que te voy a enterrar con el dinero que tienes en esa cuenta. Muere el señor y la esposa le hizo saber de su promesa al hijo mayor, este sagazmente resolvió el problema. No te preocupes mamá, yo lo voy a hacer un cheque por la cantidad en la cuenta y se lo ponemos en el ataúd. ¿En que banco iría a cobrar ese cheque este avaro?» reflexionó el Cardenal al reiterar que la avaricia es dañina para el ser humano.

«Yo quiero felicitar la labor que se está realizando. Yo pienso con toda sinceridad, que tanto repartir láminas de zinc a los desmovilizados del Ejército, que es gente pobre, y repartirle títulos de propiedad, creo honradamente que es una obra de caridad y una obra de Solidaridad que el señor tendrá que recompensar, por eso felicito al Gobierno de Nicaragua», concluyó Su Eminencia.

también te puede interesar