Nicaragua

Acuerdo en Corte Suprema permitirá resolver sentencias pendientes

Se dará así respuesta a asuntos de la población, dijo presidenta de CSJ

Redacción Central |


Se dará así respuesta a asuntos de la población, dijo presidenta de CSJ

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) lograron ponerse de acuerdo para resolver los asuntos ordinarios de ese poder del Estado, en base a lo que establece los incisos 1 y 2 del artículo 164 de la Constitución Política de Nicaragua.

La magistrada presidenta Alba Luz Ramos, manifestó que este acuerdo parcial permitirá al máximo tribunal, resolver una serie de sentencias que se encuentran trabadas en las diferentes salas del órgano judicial. Aún no se logran entendimientos para nombrar los presidentes de las salas penal, constitucional, contenciosa administrativa y civil, así como al presidente y vicepresidente del Poder del Estado.

“Estamos acordando resolver los casos ordinarios y extraordinarios, o sea civiles, penales, constitucionales, que no tengan nada que ver con cuestiones políticas y  están en las diferentes secretarias de sala de la Corte, para poder dar una respuesta al pueblo de Nicaragua que tiene sus asuntos pendientes de resolución”, señaló Ramos.

El acuerdo suscrito por 12 de los 14 magistrados de la CSJ, y legalizado por el secretario Rubén Montenegro, consta de seis puntos, entre estos la calendarización de las sentencias de las salas.

Los magistrados acordaron que el lunes próximo resolverán los asuntos penales, laborales y disciplinarios; el martes los relacionados con el área civil y lo contencioso administrativo; el miércoles los temas constitucionales; y el jueves se realizará la presentación de proyectos de sentencias.

El segundo punto contempla la organización de grupos integrados con la presencia personal o física de cuatro magistrados para escoger, estudiar y resolver los juicios que se encuentran en las respectivas secretarias, incluyendo aquellos ya proyectados y que se encuentren circulando.

El listado de los casos a ser sometidos a este procedimiento será determinado cronológicamente comenzando con los que ya tengan proyectos de sentencia aprobados al menos por dos magistrados. En caso que no haya acuerdos en el proyecto de sentencia, se continuará estudiando con el fin de lograr el acuerdo de los cuatro magistrados, y mientras esto no se logre, el caso respectivo no será del conocimiento de los miembros de la Corte Plena.

El tercer punto contempla que las sentencias suscritas y aprobadas por estos grupos de trabajo serán llevadas al resto de miembros de la CSJ para su homologación y suscripción, notificación, cumplimiento y ejecución.

Ramos explicó que el punto cuatro establece que mientras la CSJ esté funcionando parcialmente, en este periodo los grupos no  conocerán de ninguna manera causas de naturalezas políticas, comunes, conexas, ni incidencia o cualquier otro tema relacionado con los mismos.

Los grupos estarán conformados por cuatro magistrados, para conocer y resolver por acuerdo los puntos laborales y disciplinarios y aprobados los acuerdos por dichos grupos se dará a los miembros de la CSJ lo que requieren de su aprobación.

El sexto punto establece que se reservan el derecho de impugnar cualquier irregularidad en la Constitución de los grupos de trabajo y en las sesiones de homologación de las sentencias.

Este acuerdo fue firmado por los ocho magistrados sandinistas y por los liberales Gabriel Rivera, Manuel Martínez e Iván Escobar Fornos, sin embargo éste último solicitó a Montenegro que retire su firma.

A esta reunión de Corte Plena se ausentaron los magistrados liberales Antonio Alemán y Edgard Navas.

Ramos señaló que si un magistrado decide cambiar de opinión después de lograrse estos acuerdos, sería un gran irresponsable y  lo mejor sería que renuncie.

“Todos ellos estaban ahí y acordaron eso, entonces si vamos a estar dando un paso para adelante y un paso para atrás, entonces mejor que se vayan de esta Corte o renuncien”, señaló Ramos al ser consultada si los acuerdos parciales eran firmes.

Antes de la firma de estos acuerdos, el ex presidente de la CSJ y magistrado Manuel Martínez, se presentó donde los magistrados sandinistas totalmente molesto, iracundo, vociferando, y reclamando porqué algunos medios televisivos grababan el momento cuando los funcionarios firmaban los títulos de abogados y notarios públicos de más de 800 nuevos profesionales del Derecho.

también te puede interesar