Nicaragua

Gobierno practica el cristianismo, dijo monseñor Eddy Montenegro

Resaltó programas sociales impulsados por Daniel

Eddy Montenegro
Monseñor Eddy Montenegro, en declaraciones a la prensa, afirmó que la solidaridad es cristianismo. | Jairo Cajina

Redacción Central |

Resaltó programas sociales impulsados por Daniel

Monseñor Eddy Montenegro, en declaraciones a la prensa, afirmó que la solidaridad es cristianismo y cuando se logra a través de un gobernante que el tenga acceso a cosas vitales ya se está practicando el cristianismo.

Exaltó como positivos los programas sociales que desarrolla el Gobierno Sandinista del Presidente Daniel Ortega, entre ellos  el Bono Cristiano, Solidario y Socialista, Casas para el Pueblo y Hambre Cero y valoró el hecho que, con este último,  se esté beneficiando a mujeres jefes de familias porque éstas tienen más sentido de responsabilidad que los hombres.

«La solidaridad es cristianismo y  cuando uno logra a través de un Estado, de un Gobierno, de un gobernante, que el pueblo logre tener acceso a cosas tan vitales, ya se está practicando el cristianismo», dijo en un conversatorio con periodistas sandinistas.

Confesó que siente una gran alegría cuando mira que la gente está recibiendo las llaves de sus casitas.

«Yo creo que tener una casita es un milagro también porque en medio de la situación que se vive en nuestra nación el tener acceso a una vivienda no es fácil», dijo.

Apuntó  que cuando uno vive en su casa no se le pone mucha mente a lo que representa no tener un techo bajo el cual cobijarse y recordó quien  no tiene vivienda,  vive arrimado y dependiendo del humor de la persona que le da posada, está eternamente abrumado.

Calificó como un precioso don de Dios el hecho que una persona pueda acceder con ese programa impulsado por el Presidente Daniel Ortega y su gobierno a un techo donde no caiga una sola gotera, donde pueda estar en intimidad y pueda compartir con sus hijos.

No ocultó su entusiasmo y preferencia por el Programa Casas para el Pueblo, pero lamentó que no se disponga de recursos suficientes para responderle a todos los que necesitan. La vivienda es un programa caro, comentó, y en casi todos los países del mundo hay déficit.

«Yo creo que en la humanidad hay un gran déficit de viviendas, inclusive en los países poderosos vemos gente ahora viviendo bajo los puentes y si Nicaragua que es tan pobre tiene acceso a que se vaya dando a la población una oportunidad a vivienda, creo que es un programa muy bonito, resaltó

 «A mi me gusta mucho también un programa que he seguido de cerca que es el de los chanchitos, las vaquitas, las gallinas, el bono productivo Hambre Cero», dijo.

«Me gusta mucho porque yo he recibido testimonios de personas que dicen: ahora tengo por lo menos acceso a un vasito de leche, el que tiene su vaquita, que también es un trabajo; pero gracias a Dios que puede darle a estas personas para que tengan el huevito en la mañana, para que puedan multiplicar sus gallinitas y de vez en cuando hay una fiestecita y le dan vuelta riquirriqui a la gallina y ya come esa gente», expresó Monseñor.

En sus declaraciones puntualizó que «eso tiene un gran sentido de lo que es sentirse satisfecho uno porque a veces no se tiene ni para los frijolitos, entonces, si ya tenés en tu casa, tu gallinita, tu gallo, tus frijolitos, tu chanchito, no solo los multiplicas, sino que también los podes vender en una enfermedad o emergencia, o te lo comes con tu familia», comentó.

Sin embargo, acotó que la gente ha asumido con responsabilidad este programa y están cumpliendo con los objetivos propuestos. Abogó por que este programa continúe. «Yo creo que la mayoría de la gente está conservando sus cosas porque saben que se van a multiplicar», reflexionó.

Monseñor Eddy Montenegro también calificó al Bono Cristiano, Solidario y Socialista otorgado por el Presidente Daniel Ortega a los trabajadores  como una maravilla.

«Esos 529 pesos no le caen mal a nadie. Me gustó mucho la reacción del comercio, al día siguiente que el Presidente lo anunció: vi una gran canasta llena con los 529 pesos,  jabón, pasta de diente, pasta alimenticia, es que los nicas tenemos una chispa increíble; listo para ir a abonarlo, en comida, para una canasta llena de frijolitos y arroz!», exclamó.

Dijo que por desgracia y por política, ya que en Nicaragua todo se politiza, hay quienes cuestionan estos programas sociales del Gobierno Sandinista.

«Critican y todo, pero muy dentro de su corazón saben de que se le está haciendo un bien a la gente con los 529 pesos. Ojalá pudiera ser más; hasta donde da la cobija se cobija uno; o le quedan los pies afuera y le da frío, o la cabeza y las orejas frías le quedan afuera, pero por lo menos tenemos un pedazo de sábana con que irnos cubriendo», apuntó en alusión a los esfuerzos que hace el Gobierno Sandinista por brindar una mejor calidad de vida y nuevas oportunidades a los más empobrecidos.

también te puede interesar