Nicaragua

Miles de trabajadores repudiaron el injerencismo del Fondo Monetario

Reclamaron respeto para trabajadores, empresarios y gobierno nicaragüenses

Marcha popular
Los trabajadores se lanzaron a las calles para apoyar el Bono Solidario Socialista y Cristiano y contra el chantaje del FMI | César Pérez

Redacción Central |

Reclamaron respeto para trabajadores, empresarios y gobierno nicaragüenses

Los trabajadores nicaragüenses salieron una vez más a las calles en forma combativa y multitudinaria, en esta ocasión para rechazar intentos injerencistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y su pretensión de imponer reformas que afecten la seguridad social y las justas exoneraciones fiscales existentes.

Paralelamente,  defendieron el Bono Cristiano, Socialista y Solidario que por decisión del comandante Daniel Ortega están recibiendo como una importante ayuda a la economía familiar.

En las consignas y las declaraciones de la multitud que marchó este jueves estuvo presente, no solamente el agradecimiento al gobierno sandinista por su preocupación permanente por los más humildes, sino la disposición a demostrar que el pueblo nicaragüense defiende sus conquistas.

No estamos hablando de ruptura ni de que se vaya el Fondo sino de respeto nacional,  a las decisiones de los trabajadores y empleadores nicaragüenses y del gobierno de Nicaragua», manifestó el diputado Gustavo Porras, secretario general del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT) al intervenir en el acto.

Porras señaló que con esta marcha los trabajadores dejaron demostrado su disposición de defensa de su bono solidario y el rechazo a la reforma de la seguridad social que pretende el FMI en Nicaragua.

«La entrega del bono es una voluntad política y una decisión del presidente Daniel Ortega y vamos a defender este bono cueste lo que cueste  y vamos a seguir movilizándonos para que el FMI deje de entrometerse en los asuntos internos de Nicaragua», dijo.

Asimismo indicó  que cualquier decisión que se tome en torno a la seguridad social en Nicaragua debe ser tomada por los nicaragüenses. «El Fondo no puede venir a decirnos que tenemos que hacer y si  para jubilarse en Nicaragua se tiene que alcanzar los 70 años o en vez de 750 semanas  haber pagado mil 500 semanas».

Las opiniones recogidas por el 19 Digital entre los asistentes también representan el verdadero sentir del pueblo en este momento trascendente de su historia.

«Estamos defendiendo el bono que nuestro presidente nos consiguió por seis meses porque la derecha no quiere que sigamos recibiéndolo y eso es de gran ayuda para nosotros», dijo Sonia Santamaría, enfermera del Hospital Dermatológico Nacional.

«Un bono representa una ayuda para nosotros los pobres, las personas de bajos recursos y le damos gracias primeramente a Dios y después al comandante que gestionó esos fondos para nosotros los pobres», añadió Oscar Medrano, trabajador de ENACAL.

«Nuestro bono lo defenderemos cueste lo que cueste», «No a la reforma de la seguridad social», «Sí al bono solidario ALBA», «Viva el ALBA», decían algunas de las pancartas que se podían leer en la marcha que salió de las inmediaciones del Ministerio de Educación (Mined) hasta concluir frente al edificio de las oficinas del FMI, ubicadas en el Banco Central de Nicaragua.

«Esta es una lucha para mantener nuestro bono porque para los que ganamos menos de cinco mil 500 córdobas es una gran ayuda. El bono nos ha beneficiado de muchas formas y más a nosotras las madres solteras que debemos velar por la comida, la salud y el estudio de nuestros hijos», manifestó Mayra Alemán, enfermera del centro de salud de San Rafael del Sur.

Daysi, trabajadora de la  Dirección General de Ingresos (DGI) señaló que el FMI no debería de meterse con el bono porque fue entregado a los trabajadores gracias a la alianza solidaria que forman los países del ALBA.

«No sé cual es el problema con el FMI si no son ellos los que lo están dando al bono sino la hermana república de Venezuela gracias a las gestiones del presidente Daniel Ortega», subrayó.

también te puede interesar