Nicaragua

Más de 100 mil mujeres beneficiadas con programas sociales

Culminó Encuentro Nacional Cooperativo de Mujeres

Mujeres asociadas en cooperativas
Mujeres asociadas en cooperativas | Internet

Redacción Central |

Culminó Encuentro Nacional Cooperativo de Mujeres

Más de 100 mil mujeres son beneficiadas por los programas sociales que lleva adelante el gobierno sandinista y los avances en ese empeño fueron destacados en el VIII Encuentro Nacional Cooperativo de Mujeres que acaba de clausurarse en Managua.

«Mujeres unidas formando un mundo solidario con el cooperativismo». Bajo esta filosofía miles de mujeres nicaragüenses del campo y la ciudad participaron  del  Encuentro Nacional, en el marco de la clausura de la Jornada Sandino: Precursor del cooperativismo en Nicaragua.

«Esta actividad es para reconocer el trabajo de las mujeres ya que Nicaragua necesita de su unidad  para que podamos transformar nuestro país», señaló el Gerente General de CARUNA, Manuel Aburto.

Aburto dijo que más de  mil mujeres están siendo beneficiadas con los programas como Usura Cero, Hambre Cero, Casas para el Pueblo, Una Casa Mejor, Retención de Vientres, Acopio y Comercialización de Granos Básicos, Programa de la Pequeña Empresa Urbana y Rural.

Agregó que estos programas son una realidad gracias a la Alianza de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) y el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), creado  para brindar apoyo técnico y financiero a los programas sociales y productivos bajo los principios de justicia, equidad y solidaridad.

En el evento participaron unas 600 cooperativistas de todo el país  beneficiadas con los programas sociales que impulsa el Gobierno Sandinista a través de la Caja Rural Nacional (CARUNA).

«Aquí se está patentizando la restitución de los derechos del pueblo nicaragüense, principalmente de nosotras las mujeres porque el comandante Daniel y la compañera Rosario son los únicos que se han preocupado por devolvernos esos derechos a los y las nicaragüenses», dijo Marta Cruz Centeno, beneficiaria del Bono Productivo Alimentario (BPP), de la comunidad de Tomatoya, en el departamento de Jinotega.

Agregó que el apoyo que han tenido con el BBP ya está dando sus frutos en las comunidades rurales. «En este momento estamos en el proceso de organización de una cooperativa de mujeres productoras y elaborando un proyecto de la construcción de una granja para la crianza de cerdos», expresó.

Marta indicó que ahora las mujeres se sienten sujetas activas porque pueden tomar decisiones en su hogar. «Antes el marido nos decía que hacer con la gallina o el cerdo y ahora, con los animales que nos dieron más la capacitación que estamos recibiendo, nos sentimos empoderadas», manifestó.

Sofía Sosa, originaria de Bluefields y beneficiaria del programa «Usura Cero», sostuvo que este programa les ha dado la oportunidad de avanzar y mejorar su nivel de vida porque antes estaban en manos de empresas que les cobraban altos intereses por los créditos.

«El cambio en nuestras vidas ha sido muy sustantivo porque ahora los beneficios se ven desde la base, desde el lugar de nuestro trabajo», expresó Sosa, quien pertenece a un colectivo integrado por cinco mujeres que trabajan en manualidades, venta de comida y venta de ropa.

«Me siento muy alegre porque por primera vez a las mujeres nos están beneficiando con programas que vienen a generar mano de obra para nuestras familias», añadió Nicole García, beneficiaria del programa «Usura Cero», en San Carlos, departamento de Río San Juan.

«Este programa me ha ayudado a poner mi propio negocio y subsanar muchas necesidades porque las mujeres desempleadas enfrentamos muchas dificultades en el hogar. Sólo el Gobierno Sandinista se ha preocupado por nosotras porque a veces muchas mujeres no tenemos cómo sobrevivir», señaló Marta Barrios, beneficiaria del programa «Usura Cero» en Tipitapa.

también te puede interesar