Nicaragua

Puede ser histórico golpe al narcotráfico en Puerto de Corinto

Ejército y Policía siguen revisando containers que transportaban cocaína

Droga incautada
Ejército ocupó más de dos toneladas y media de cocaína | el19digital

Redacción Central |

Ejército y Policía siguen revisando containers que transportaban cocaína

La cocaína incautada este jueves por las fuerzas combinadas de la Dirección de Investigaciones de Drogas de la Policía Nacional (PN) y la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua en el Puerto de Corinto puede convertirse en un golpe histórico al narcotráfico internacional en Nicaragua.

Hasta las seis de la tarde de este jueves oficiales de la Policía y el Ejército llevaban contabilizados 728 tacos de cocaína de aproximadamente un kilo cada uno.  

«Logramos detectar un primer container donde se han encontrado 33 bultos que traen entre 25 y 30 tacos de cocaína, eso puede oscilar por lo menos en unos 750 tacos en este primer container», indicó el capitán de navío, Roger González, jefe de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua.  

La droga era trasladada en el barco «Vitaly» con bandera de Chipre y venía camuflada en sacos de cemento blanco. «El barco salió de Buenaventura, Colombia; su segundo puerto fue Corinto y su tercer destino era puerto Pinal en Guatemala», señaló González, según la información del 19 Digital.   

De acuerdo a informaciones dadas a la Policía y el Ejército el barco trasladaba en total 12 container con droga, los cuales se tiene previsto revisar en las próximas horas para determinar la cantidad exacta del producto incautado.  

«Esta operación se desarrolla dentro del marco de la seguridad portuaria y creemos que este puede ser el golpe más grande que hemos dado al narcotráfico internacional»», expresó González, quien agregó que un taco de cocaína en Nicaragua tiene un costo de cinco mil dólares pero ya puesto en Estados Unidos anda por los 50 mil dólares.  

Los 24 tripulantes que venían en el buque fueron retenidos por la Policía Nacional y son de nacionalidad egipcia, filipina, griega, ucraniana, pakistaní y de Sri Lanka. El capitán del barco y su ayudante son de nacionalidad egipcia y están siendo investigados. Estos responden a los nombres Walid Moustafá y Bahaa Moustafá.   

El comisionado general Carlos Palacios, subdirector de la Policía Nacional, destacó que este operativo es parte de otras actividades que ha estado realizando la policía en coordinación con el Ejército para garantizar la seguridad en los puertos y aeropuertos de Nicaragua.  

«Con esto se hace evidente la seguridad que tienen los puertos nicaragüenses y esta misión concluye exitosamente por el buen trabajo realizado entre las dos instituciones», dijo Palacios.  

Asimismo destacó la cooperación de los trabajadores de la Empresa Portuaria Nacional (EPN) y la Dirección General de Aduanas (DGA) en este operativo.  

«Esta operación tiene que ver con la fortaleza que tiene el Estado nicaragüense en la lucha contra el crimen organizado. Es una orientación que hemos recibido del presidente de la República y tiene que ver con la voluntad política del gobierno y nuestras instituciones de enfrentar al crimen en todas sus modalidades», dijo Palacios.

también te puede interesar