Nicaragua

Rechazó la injerencia extranjera embajador de nuestro país ante la OEA

Apoyan actitudes desestabilizadoras de partidos de oposición

Dennis Moncada
Rechazó la injerencia extranjera embajador de nuestro país ante la OEA. | El 19 Digital

Redacción Central |

Apoyan actitudes desestabilizadoras de partidos de oposición

El embajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Dennis Moncada, rechazó enérgicamente ante la sesión ordinaria de la OEA la injerencia en nuestros asuntos internos de algunos gobiernos y  organizaciones internacionales.

Ellos promueven y apoyan actitudes desestabilizadoras de los partidos polìticos de oposición con sus declaraciones injerencistas, manifestó el diplomático. 

«Contrasta esta supuesta preocupación por Nicaragua, cuando al otro lado de nuestra frontera, se dio un golpe de Estado que rompió el orden constitucional, la institucionalidad de Honduras y dejó nuevamente cuestionada la actuación de la OEA», añadió Moncada .

A continuación, las declaraciones íntegras del embajador Moncada en la Sesión Ordinaria de la OEA:

Señora Presidenta.

Estimados Representantes y Observadores

De nuevo se producen declaraciones mediáticas injerencistas en contra del Gobierno legítimo de Nicaragua, siguiendo la misma pauta de iniciar como punta de lanza el Secretario General Insulza y luego el Departamento de Estado, ahora Canadá y otras organizaciones afines al Gobierno de Estados Unidos.

El Gobierno del Presidente Daniel Ortega Saavedra, reafirma nuevamente que ello  es inaceptable, inadmisible y rechazamos las actitudes intervencionistas de Gobiernos extranjeros y de organizaciones internacionales en los asuntos internos de Nicaragua promoviendo y apoyando actitudes desestabilizadoras de los partidos políticos de oposición.

Los principios de no injerencia, de no intervención en los asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembros, el respeto a la soberanía e independencia, el respeto al derecho internacional en las relaciones recíprocas entre los Estados, son las bases en que se sustenta la precaria existencia de esta organización.

Sin embargo, sectores de la oposición nicaragüense apoyados por algunos gobiernos extranjeros y organizaciones internacionales,  crean condiciones y claman para que se realicen acciones injerencistas e intervencionistas en nuestro país.                     

Estas organizaciones internacionales apresuradamente se activan, expresando su «profunda preocupación» por hechos que conocen únicamente por reportes mediáticos parciales de medios de comunicación enemigos de nuestro pueblo y de su Gobierno legítimante constituido.

Contrasta esta supuesta preocupación por Nicaragua, cuando al otro lado de nuestra frontera, se dio un golpe de Estado que rompió el orden constitucional, la institucionalidad de Honduras y dejó nuevamente cuestionada la actuación de la O.E.A.

Decenas de crímenes selectivos contra dirigentes populares de la resistencia hondureña se han cometido; 6 periodistas han sido asesinados en los meses transcurridos de este año 2010 convirtiéndose en crímenes irreparables contra la libertad de expresión, y en estos casos los gobiernos y organizaciones injerencistas no han expresado su «profunda preocupación» por estos hechos condenables.

Es difícil que quienes promueven y apoyan golpes de Estado expresen preocupación por sus propios actos que son violatorios del derecho internacional y lo que hacen por el contrario, es formar cortinas de humo para ocultar sus felonías y maximizar como crisis de gobernabilidad las situaciones internas que ocurren en nuestros países.

El Gobierno de Nicaragua reafirma que los nicaragüenses estamos en capacidad de resolver nuestros asuntos internos sin la intervención injerencista de ningún Gobierno, ni organización internacional.

Quienes dicen preocuparse por las situaciones internas de los países de nuestro hemisferio, deberían expresarlo demandando que cesen los crímenes de los golpistas contra el hermano Pueblo hondureño, que pongan fin a la violación de los derechos humanos, que se restituyen los derechos y garantías ciudadanas y que exijan que el golpe de Estado en Honduras no deje sentado ningún precedente nefasto en nuestro hemisferio.

Muchas gracias Señora Presidenta.

Por su parte, el embajador de Venezuela ante esa organización continental, Roy Chaderton, expresó su solidaridad hacia nuestro país.

«Nicaragua, toda nuestra solidaridad con Nicaragua. En los últimos meses han pasado cosas en el continente, ha habido matanza de trabajadores, represión, cierre de televisoras, estaciones de radio, violaciones a derechos humanos. Alguna gente acá no se siente preocupada por ese tipo de situaciones, ni siquiera la CIDH que tiene un especial gusto por las cosas que puedan ocurrir o que dicen que ocurren en Venezuela. Pero el caso de Canadá es asombroso, parece que le está tomando el gusto, el gobierno del señor (Stephen) Harper al intervencionismo en los asuntos internos de otros países…» , afirmó, según una información del 19 Digital. 

también te puede interesar