Nicaragua

Mentirosa e hipócrita política de EE.UU. dijo presidente de PARLACEN

Rechazó la injerencia practicada por el embajador Roberto Callahan

Jacinto Suárez
Mentirosa e hipócrita política de EE.UU. dijo presidente de PARLACEN. | El 19 Digital

Redacción Central |

Rechazó la injerencia practicada por el embajador Roberto Callahan

El presidente del Parlamento Centroamericano (PARLACEN), Jacinto Suárez,  declaró que la política norteamericana hacia Nicaragua es mentirosa, impositiva e hipócrita.

Suárez condenó también la injerencia practicada en los asuntos internos de nuestro país por el embajador de Estados Unidos, Robert Callahan, quien quiere decir sobre la legalidad de los funcionarios nicaragüenses.

Callahan, en los últimos días,  ha demostrado abiertamente su arrogancia imperialista, al rechazar estar en un acto público con el legal y legítimo Alcalde de la ciudad de León,  Manuel Calderón, porque considera que su nombramiento  por el pueblo de ese municipio y posteriormente ratificado por el Consejo Supremo Electoral (CSE), es producto de una elección que denomina como «fraudulenta», tan sólo porque el partido que su gobierno apoya no obtuvo el respaldo del pueblo.

«El señor Callahan se comporta como  todos los embajadores norteamericanos quienes se creen los dueños del mundo, es decir  se cree que puede opinar, puede hacer, puede decir, pero este es un país que ya demostró  es soberano, es independiente, toma sus decisiones le guste o no le guste a Mr. Callahan, le guste o no le guste al señor (Barack) Obama, eso está claro», agregó.

El también Secretario de Relaciones Internacionales del FSLN  le preguntó públicamente a Callahan,  quién es él para proclamar a un funcionario como legal o ilegal, a la vez que lo remitió a opinar mejor sobre las elecciones fraudulentas en Estados Unidos donde le dieron el triunfo al ahora ex presidente George W. Bush sobre el candidato demócrata Al Gore.

«Quién es él para proclamar quién es legal o  no es legal, cuando salió electo Bush, nosotros no dijimos si era legal o no, y todo el mundo sabe  hubo un relajo en la Florida para elegirlo la primera vez. ¡Ah no! ¡Pero ahí no hubo fraude, por supuesto! Todo el mundo se lo respetó y Callahan y su gobierno tienen que aprender a respetar también», apuntó.

Suárez señaló que el trabajo de cada embajador norteamericano donde existen presidentes revolucionarios, es tratar de desestabilizar al gobierno y a sus instituciones.

Dijo que para leer a Callahan, hay que remitirse a su pasado cuando fue alumno de John Dimitri Negroponte, embajador norteamericano en Honduras en los años 80, década cuando Nicaragua y el primer gobierno del compañero Daniel Ortega, así como la Revolución Popular Sandinista, sufrieron la agresión de Estados Unidos.

Al mencionar el burdo episodio de la embajadora norteamericana ante la Organización de Estados Americanos, OEA, quien envió una carta al secretario general José Miguel Insulza en un tono injerencista hacia esa organización, reiteró que con eso se demuestra  Estados Unidos se siente propietario de la OEA y por eso mismo urge la creación de un ente donde los países latinoamericanos y caribeños puedan reunirse sin la participación de la nación imperialista.

«Esa organización (OEA) no puede seguir funcionando como está y donde está. Si es una Organización de Estados Latinoamericanos somos nosotros los que vamos a discutir nuestros problemas, no son los Estados Unidos los que nos van a decir sí o no. «.

Suárez puntualizó que EEUU tiene una política mentirosa, hipócrita, impositiva, durante  toda su historia y  a pesar del cambio de presidente, la política sigue siendo la misma.

también te puede interesar