Nicaragua

Comisión de ONU analiza en Managua medidas ante tsunamis

INETER insistió en necesidad de preparación de Centroamérica

Redacción Central |

INETER insistió en necesidad de preparación de Centroamérica

La Comisión Intergubernamental Oceanográfica de la ONU desarrolla en Managua su quinta reunión regional teniendo entre los temas principales la preparación de los países centroamericanos ante eventuales tsunamis.

El Grupo Intergubernamental se creó en 2005 a iniciativa de la Unidad de Tsunamis, organismo que estableció el primer sistema de alerta contra ese fenòmeno en el Pacífico en 1965.

A raíz del maremoto que azotó las costas del Océano Índico en diciembre de 2004, se le asignó  la misión de ayudar a los países ribereños para que estableciesen un sistema de alerta rápida contra los tsunamis en toda la región.

El  director del Ineter, Alejandro Rodríguez, quien participa en la reunión,  dijo a los periodistas que  se tratará de aprender y mejorar sobre los sistemas de comunicación y alertas tempranas.

Explicó que si ocurre un sismo de magnitud superior a 7 grados en la escala de Richter, con movimiento vertical y provoca un mecanismo de ruptura en el fondo del océano, «hay muchas posibilidades de que se produzca un tsunami».

Insistió, por tanto, en la necesidad de que todos los países estén debidamente interconectados y cuenten con buen sistema de comunicación «para que se pueda dar la alerta con suficiente tiempo».

El jefe de la Unidad de Tsunamis, Peter Koltermann, advirtió este lunes que en Centroamérica urge un sistema eficiente de comunicación y preparar a la población para saber qué hacer en caso de un tsunami.

Anotó que, desde hace cinco años, los países ribereños se han preparado para evaluar los riesgos, conocer sus debilidades y tener idea de como encarar los maremotos.

No obstante, Koltermann advirtió que no es suficiente organizar y manejar el riesgo, «sino que es importante que las poblaciones y los municipios que están en las costas estén conscientes de lo que tienen que hacer, porque no tenemos tiempo».

«Lo más que tenemos son entre 10 a 30 minutos» después de la alerta de un tsunami, precisó.  En ese sentido, señaló que cada país con costas en el Caribe es responsable de su propio sistema.

«Nosotros lo único que hacemos es garantizar que tengan un sistema único», aclaró Koltermann, quien afirmó que estos países han «avanzado mucho, porque han sabido organizar el sistema de alerta y de manejos de riesgos».

también te puede interesar