Nicaragua

Firme en su puesto brigada nica en Haití

Más de seis mil atenciones médicas, 20 cirugías mayores, cinco amputaciones y seis vidas rescatadas debajo de los escombros son algunos de sus logros

Redacción Central |


Más de seis mil atenciones médicas, 20 cirugías mayores, cinco amputaciones y seis vidas rescatadas debajo de los escombros son algunos de sus logros

La brigada humanitaria nicaragüense que ha llevado a Haití la solidaridad  de nuestro pueblo y gobierno se mantiene firme en su puesto de lucha sin la menor vacilación y con una importante hoja de servicios que muestra sus logros en la lucha por los hermanos haitianos.

El general Mario Perezcassar, jefe de la brigada, al rendir un nuevo informe,  reiteró una vez más la alta disposición de los soldados nicaragüenses de seguir colaborando con el pueblo antillano.

De acuerdo al alto jefe militar en 13 días de intensa labor humanitaria se han realizado seis mil 59 atenciones médicas, de estas dos mil 600 corresponden a atenciones en ortopedia y cirugías,  mil 859 a medicina general,  mil 525 a pediatría, 20 a cirugías mayores y cinco  a amputaciones,  además de las seis vidas salvadas desde debajo de los escombros.

«Aquí el grupo está cohesionado con una gran moral y realmente para nosotros es una oportunidad de poder servir, de demostrar la solidaridad que tiene nuestro gobierno y el pueblo nicaragüense», indicó Perezcassar.

Todos los brigadistas apoyan sin vacilación la instrucción del presidente de la República y la jefatura del Ejército  que  amplió por  ocho  días más la estancia de la brigada humanitaria nicaragüense en Haití.

De los 41 miembros que integran la brigada médica 18 son médicos, los cuales tienen que laborar en condiciones sumamente difíciles. Según el general Perezcassar, debido a que ellos carecen de un quirófano, las amputaciones y las cirugías mayores se han tenido que realizar sobre camillas o en el lugar que ellos consideren como el más idóneo.

Manifestó que la ayuda alimentaria enviada por el presidente de la República la semana pasada ya ha sido distribuida entre las cinco  mil personas que están alojadas en el centro de albergue donde ellos laboran.

Si bien la situación sigue siendo tensa, el caos ya no lo es tanto, pues en algunos sectores de la capital haitiana ya ha retornado la luz y el agua, lo que facilita la labores de los contingentes humanitarios de distintos países,  puntualizó.

Sumado a los 483 centros de albergue espontáneos donde conviven unas 225 mil personas, las Naciones Unidas están organizando la instalación de ocho centros de albergues más con capacidad para 10 mil personas cada uno.

Según Perezcassar la cifra de personas sin un techo es tan grande que el gobierno haitiano también ha solicitado unas 200 mil casas de campaña, las que serán una gran necesidad durante la época de invierno.

«Aquí los centros de albergue son completamente frágiles, de plástico con trapos donde no hay la suficiente capacidad para que la gente esté un poco cómoda. Realmente los centros de albergue tienen muchas necesidades y en función de eso se está trabajando para tratar de mejorar un poco la calidad de vida de las personas afectadas», expresó.

El alto jefe militar nicaragüense reiteró una vez más la gran presencia militar de Estados Unidos, y en menor medida de canadienses y franceses, lo cual desentona con la asistencia humanitaria que han llevado países como Nicaragua, Cuba o Venezuela.

Hoy  arriba a Nicaragua parte del equipo humanitario que se encuentra en Haití quienes serán repuestos por personal médico que salió ayer  rumbo a la devastada nación caribeña.

Al día de hoy se contabilizan 112 mil muertos, 194 mil heridos, y cerca de 3 millones sin casa y sin alimentos.

«Estas cifras nos indican las necesidades que hay, tanto desde el punto de vista médico, como alimentario y la necesidad de crear las condiciones en los centros de albergue donde esta gente pueda estar dignamente», indicó Perezcassar.

también te puede interesar