Nicaragua

Postalita sobre Thaksin a ciertos «constitucionalistas»

Definitivamente algunas personas definidas como antisandinistas caen hasta lo más ruin y formulan cualquier comentario estúpido, con tal de denigrar y buscar tumbar al gobierno de Daniel Ortega , como lo hicieron este jueves por la mañana dos "constitucionalistas" en el programa televisivo de Danilo Lacayo

Redacción Central |

Definitivamente algunas personas definidas como antisandinistas caen hasta lo más ruin y formulan cualquier comentario estúpido, con tal de denigrar y buscar  tumbar al gobierno de Daniel Ortega , como lo hicieron este jueves por la mañana dos «constitucionalistas» en el programa televisivo de Danilo Lacayo

Por desgracia, debemos recordar que el señor Lacayo es un delincuente -con esas letras- dado que fue sentenciado a cárcel por usurpar la identidad de una persona inexistente, para sacar miles de dólares a la Contraloría General de la República, hace unos pocos años, cuando tenía un programa igual en Canal 2.

Además, sobre el señor Lacayo pende todavía -con toda la vigencia de la ley- el dictamen de la Comisión de Transparencia de la Asamblea Nacional, que le imputa la comisión de varios delitos penales, de abierta corrupción, porque en su calidad de portavoz del gobierno de Violeta Barrios de Chamorro privatizó el Canal 2 «sin tener facultades legales» para ello.

Pero volviendo a los «constitucionalistas», éstos se valieron esta mañana de la Carta Magna para señalar que Ortega incurrió «en flagrante violación» a la Constitución, al emitir un pasaporte de «embajador de Nicaragua en misión especial» al ex primer ministro tailandés Thaksin Shinawatra.

El argumento de los letrados es que la Constitución establece que sólo pueden ser embajadores de Nicaragua «los nacionales del país», es decir deben haber nacido en nuestro territorio para poder representar a la nación en el extranjero, y esa es una condición sine qua non.

Los «constitucionalistas» tienen razón en su cita a la Carta Magna , pero no en su acusación al gobierno de Ortega de violar la Constitución, porque Shinawatra no está acreditado ante ningún gobierno extranjero representando a Nicaragua, sino que su «misión especial» es gestionar inversión para el país.

Contactar, gestionar inversiones para nuestro país, dista mucho de representar a la nación, los inversores estudiarían los costos/beneficios de una probable inversión en Nicaragua, que harían en un 100 por ciento  o asociados con nacionales u otros extranjeros. Además, ningún país le ha dado «placet» y él no se identifica como «embajador».

Es vergonzoso el papel en que caen esos «constitucionalistas» sólo con el fin de deslegitimar todos los actos del gobierno de Ortega, aunque lleguen a lo realmente ridículo, por estúpido, y peor es todavía que un delincuente como el señor Lacayo ande tan campante por el país y hasta conduzca un medio de comunicación. ¡Alguna autoridad debe ponerle coto a este abuso!

también te puede interesar