Nicaragua

En Nicaragua se está dando una manipulación religiosa, dijo líder evangélico

Desmintió el reverendo Sixto Ulloa la existencia de grupos armados con motivaciones políticas en el norte de nuestro país

Redacción Central |

Desmintió el reverendo Sixto Ulloa la existencia de grupos armados con motivaciones políticas en el norte de nuestro país

Líderes de las diferentes denominaciones evangélicas guardaron distancia de las afirmaciones de la jerarquía católica referente a la existencia de grupos armados con motivaciones políticas en el norte de nuestro país.

Según el reverendo Sixto Ulloa, en Nicaragua hay unos 20 mil pastores evangélicos y durante esta Semana Santa la mayoría de estos realizaron sus respectivas convenciones. Entonces, preocupados por tales afirmaciones, se consultó con los pastores de las zonas rurales y ninguno confirmó esa información.

«Ni el reverendo Saturnino Serrato, que es el presidente de las Asambleas de Dios, ni Omar Duarte, ni el hermano Félix Tijerino, de la Iglesia de Dios Mi Redentor, nos han dicho que hay por lo menos síntomas de esto», señaló.

Lo que si confirmaron es la existencia de bandas de abigeos, las cuales son del conocimiento del Ejercito de Nicaragua y de la Policía Nacional.

Para Ulloa en Nicaragua se está dando una manipulación religiosa, donde no se está cumpliendo con el papel de la iglesia basado en el apego irrestricto a sagradas escrituras. Por lo que llama a algunos miembros de la jerarquía católica a reflexionar sobre su labor como guías espirituales, pues cualquiera de sus afirmaciones podría traer consecuencias lamentables, sobre todo si estas no se apegan a la realidad.

«El obispo Mata, a mi juicio, se apresura a decir que hay movimientos armados políticos en la montaña. Y también lo asevera monseñor Jorge Solórzano de Matagalpa y Monseñor Enrique Herrera de Estelí».

Ulloa señaló que hay que analizar muy bien de donde parten las informaciones referentes a los llamados grupos armados, ya que hay que estar en los lugares donde se afirma existen para darse cuenta de la realidad.

«Si vos me comparas la cantidad de sacerdotes católicos existentes en Nicaragua, con la cantidad de pastores evangélicos  agrupados en más de 800 denominaciones y que están en el campo,  con los pobres,  sufriendo el dolor, sufriendo el hambre, entonces aquí te da la realidad», manifestó.

Expresó que si realmente hubieran grupos armados políticos, la mejor manera de abordar este tema sería comunicándolo a la policía y al ejercito, y no haciendo una denuncia pública.

De allí que si la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica sabe  hay grupos armados, «que lo digan al ejercito, a la policía y promovamos a sentarnos para evitar una catástrofe en Nicaragua».

también te puede interesar

Una nueva perla para el Caribe

El Laboratorio para maricultura "Perla del Caribe”, está ubicado en el municipio de Laguna de Perlas en el Caribe Sur y constituye el tercero en...