Nicaragua

Construcción de complejo petroquímico nicaragüense continuará

Fueron presentados en Managua los resultados del estudio de visualización de la planta industrial, que ocupará un área de 800 hectáreas

Redacción Central |

Fueron presentados en Managua los resultados del estudio de visualización de la planta industrial, que ocupará un área de 800 hectáreas

La construcción del complejo petroquímico El Supremo Sueño de Bolívar proseguirá pese a la actual crisis económica generada en Estados Unidos, dijo Rafael Paniagua, gerente general de Albanisa en Nicaragua.

Albanisa es una empresa mixta estatal de petróleo encargada de la construcción de la refinería y esta integrada por Petróleos de Venezuela (PDVSA) y la estatal nicaragüense PETRONIC.

Durante una rueda de prensa en un céntrico hotel de esta capital, Paniagua presentó los resultados del estudio de visualización de la planta industrial que ocupará un área de 800 hectáreas.

Luego de esto, precisó, pasarán a la etapa de conceptualización de la obra, cuya primera etapa debe entrar en funcionamiento en el 2013.

Esta fase de estudio estuvo a cargo de la empresa francesa Exens, cuyos especialistas valoraron diferentes áreas para levantar la refinería, el complejo petroquímico, un puerto con capacidad para barcos de 60 mil toneladas y una boya para recibir embarcaciones de cerca de 160 mil toneladas.

Paniagua señaló que en la etapa constructiva de los diferentes objetos de obras se requerirá del concurso de cerca de cinco mil trabajadores especializados en diferentes oficios.

Agregó que una vez concluido el proyecto, el mismo dará empleo permanente a 800 personas.

La inversión que se realiza en el marco de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA) será de cerca de cuatro mil millones de dólares.

En su primera etapa, aclaró, estará operando con 75 mil barriles de petróleo y luego en una segunda etapa entrará a funcionar la petroquímica con la producción de plásticos, tuberías, útiles del hogar y láminas para levantar petrocasas, entre otros derivados del petróleo.

Los especialistas franceses en el estudio inicial, tuvieron en cuenta las afectaciones que las distintas obras puede causar al ambiente, con el propósito de incluir medidas para evitar al máximo las emisiones de líquidos, gases y sólidos dañinos al entorno.

también te puede interesar