Nicaragua

Nicaragua busca mercados alternativos y lo está logrando

Las relaciones con el gobierno de Venezuela pasaron a ocupar un lugar privilegiado y ahora se recomponen al máximo nivel con Rusia

Redacción Central |

Las relaciones con el gobierno de Venezuela pasaron a ocupar un lugar privilegiado y ahora se recomponen al máximo nivel con Rusia

Diversificar mercados parece ser una  palabra mágica que invita a dinamizar frágiles economías que históricamente han anclado esfuerzos en el mercado estadounidense, origen de la actual crisis económica mundial.

Al menos así parece entenderlo el gobierno de Nicaragua, que en los últimos meses concentra renovados esfuerzos para edificar sólidas relaciones de interés común con un antiguo socio: Rusia.

Con el ascenso presidencial de Daniel en enero de 2007, las relaciones con el gobierno de Venezuela pasaron a ocupar un lugar privilegiado, especialmente favorecidas por un vertiginoso  incremento de los precios del petróleo en el mercado internacional.

Para la pequeña economía nicaragüense, altamente dependiente de  la cooperación internacional y del suministro de petróleo, resultan encantadoras unas relaciones que le garantizan crudo en condiciones preferenciales y un flujo de divisas frescas para  promover proyectos sociales bajo el impulso de la revolución bolivariana.

Para la política exterior nicaragüense es un verdadero reto articular capacidades para sostener sus tradicionales  relaciones económicas y diplomáticas, sin descuidar la apertura de nuevos mercados alternativos que permitan mantener a flote la economía nacional y asimilar en mejores condiciones las dificultades exógenas.

La búsqueda de mercados más amplios con quienes cristalizar unas  relaciones comerciales y económicas bajo la premisa de «comercio  justo», parece encontrar una armoniosa sintonía con la filosofía  expuesta por altos funcionarios rusos en el marco de lo que han dado  en calificar como la «reactivación de relaciones privilegiadas».

Se trata, dijo el presidente ruso Dimitri Medvedev durante su  reciente visita a Perú en el marco de la cumbre del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC), «de desarrollar vínculos con  países con los que nos gustaría estar conectados mediante relaciones  privilegiadas».

Y agregó: «Con muchos de esos Estados tuvimos relaciones  poderosas y serias durante el periodo de la Unión Soviética. Ha  llegado el momento de restablecer esas relaciones».

Nicaragua ya dio los primeros pasos de acercamiento en procura de afianzar y reactivar los objetivos de esas «relaciones privilegiadas».

también te puede interesar