Nicaragua

Contra los periodistas del pueblo

Testimonio del periodista Nicolás Berríos, de la Nueva Radio Ya sobre agresión de la que fue víctima en horas de la madrugada

Redacción Central |

Testimonio del periodista Nicolás Berríos, de la Nueva Radio Ya sobre agresión de la que fue víctima en horas de la madrugada

Palabras de Arlen Hernández

Periodista de La Nueva Radio Ya

Nos encontramos en Sala de Observación del Hospital Militar Alejandro Dávila Bolaños, en la cama número 3, donde vemos a nuestro compañero Nicolás Berríos con varias estocadas en el pecho y en el brazo izquierdo, bastante golpeado. Nico Berríos, en este momento ha pasado una valoración médica, los médicos están pendientes de su salud.

Nico, te transmitimos que el pueblo nicaragüense se ha estado solidarizando desde horas de esta madrugada, por la situación que ha sufrido la Radio, por la situación que ha sufrido tu persona y aquí estamos hermano, pendientes. Tal vez nos relatás un poco, ¿qué fue lo que pasó esta madrugada?

Respuesta de Nicolás Berríos

Yo estaba trabajando, como normalmente lo hacemos cada día, y me fui a ver un caso al Hospital Alemán Nicaragüense, un joven de 17 años que murió producto de un disparo en Sabana Grande y otro herido que llevaron al Manolo Morales, y del Alemán me dirigí al Manolo Morales; habían unos compañeros de la Policía que estaban a cargo del Subcomisionado Leónidas Roque, les ofrecí llevarlos al Manolo Morales, y ahí me enteré de otro caso de otro joven adolescente que también fue herido de bala.

Me estuve como 10 minutos y luego me fui al Lenín Fonseca, pero cuando iba por la carretera a Masaya, sentí necesidad de hacer mis necesidades fisiológicas y opté por pasar por la Radio, me reporté con mi compañero Francisco Alemán, que estaba a cargo de prensa. Le comenté si había tomado los datos de los casos que había pasado, que si no había problemas, para completarlo, me dijo que no había problemas.

Le dije que iba para el Lenín Fonseca a ver si había otros casos, salí y me dirigí con destino a Tiscapa. No observé ningún vehículo de momento, pero cuando terminé de pasar el segundo reductor de velocidad, un vehículo a exceso de velocidad, me alcanzó, me rebasó y se me apareó, o sea, se aparcó al lado del vehículo que iba yo.

Frené inmediatamente y se bajaron dos sujetos, me tomaron del pelo… yo les decía que si se querían robar la camioneta que se la robaran. Ellos me decían: «¡no, hijo de puta, mierda, tapudo…!» ¡Cortale la lengua, decía el otro, cortale la lengua, matalo a ese hijo de puta, matalo!» ¡Oe, tranquilo! les dije, ahí está la camioneta, si es eso, llevátela, no ando dinero.

Entonces, me tiraron estocadas con un objeto, no precisé si era cuchillo, navaja, no sé; me golpeaban con patadas, trompones en la cara; yo me capeaba lo más que podía, pero me tiraron al suelo, me arrastraron, me patearon; les decía que no me mataran, porque tengo familia… pero me arrastraron por la carretera.

Yo le pedía auxilio a la gente, entró un vehículo Volkswagen a la Colonia Militar que está ahí; un señor en short, que trataba de ayudarme, que vive por ahí cerca, le pidió también que se detuviera para ayudarme porque me sentía mal, y el sujeto salió rápido en su carro tipo Volkswagen hacia el sur, no preciso el color.

La camioneta que se me parqueó a la orilla es una camioneta blanca, o gris, algo así y la otra era color oscuro, que se puso más adelante; se bajaron dos de una camioneta y un tercero se bajó de otra camioneta y me gritaban, me decían que era un hijo de puta, que mucha mierda hablábamos en esa Radio, que nos iban a callar para siempre. Yo les decía que no me mataran, que tenía familia, pero me patearon, me arrastraron por la carretera. Uno decía, «matalo, matalo, mejor matalo;» pero venía un vehículo, y entonces ellos se fueron.

Llegó mi compañero, creo, yo no supe después, llegó Chico Alemán; un señor llamó de su teléfono, pidiendo ayuda a los Bomberos, a la Cruz Roja y llamó a la Radio.

Pregunta de Arlen Hernández

¿Notaste vos si un momento antes de que llegaras a la Radio, te venía siguiendo algún vehículo, alguna moto?

Respuesta de Nicolás Berríos

No, yo entré y salí de la Radio y no vi ningún vehículo. Pasé al primer reductor de velocidad que hay de Sur a Norte, normal; cuando me acerqué al segundo reductor que está por la UNI, más hacia el Norte, sí miré que venía un vehículo rápido, a exceso de velocidad, pero no le puse mente. Terminé de pasar el reductor de velocidad e igual hizo él también, pero después se me apareó y yo opté por frenar fuerte, porque dije, a lo mejor va bolo… no sé, perdió el control del vehículo. Pero yo, me detengo y también él se detiene y entonces salen los sujetos.

Palabras de Arlen Hernández

Por aquí también está nuestro compañero Octavio Sevilla, que también está con la familia, conmovida por esta situación.

Pregunta de Octavio Sevilla

Nico, ¿en algún momento, ellos hicieron alusión a algo que tenga que ver con partido político o cosa por el estilo?

Respuesta de Nicolás Berríos

No mencionaron partido, pero, sí me decían que «mucha mierda hablamos en esa Radio hijueputa, que yo era muy tapudo, que me las daba de gallo.»

Pregunta de Octavio Sevilla

¿Andaban ellos armados…?

Respuesta de Nicolás

A uno de ellos sí, miré que andaba un arma como navaja, cuchillo, no sé, no lo precisé; el otro me golpeaba, mientras me tiraba así… «sacale las tripas, cortale la lengua a este hijueputa;» buscaron dentro de la camioneta si venía alguien conmigo… «matalo mejor, matalo mejor, cortale la lengua a este hijueputa, que no hablen mierdas en esa radio, sólo mierda hablan en esa radio hijueputa.»

Pregunta de Octavio Sevilla

Sé que la circunstancia es difícil pero ¿lograste ver algo, identificarlos, verlos de alguna manera…?

Respuesta de Nicolás

Bueno, los dos que me estaban golpeando e hiriendo, sí, andaba uno de ellos una camisa negra y el otro una camisa ploma oscura, algo así; el que me estaba hiriendo con el cuchillo, era un sujeto que tenía barba, con voz gruesa.

Pregunta de Octavio Sevilla

¿Había alguien que los estaba dirigiendo aparentemente, que los dirigía?

Respuesta de Nicolás

Decían… «matalo, matalo, cortale la lengua a este hijueputa, que sólo mierda hablan en esa radio; así lo vamos a matar a todos, para que se acaben estos hijueputas de esta radio.»

Pregunta de Octavio Sevilla

¿Vos te percataste o ya estabas golpeado y casi semiinconsciente cuando prendieron fuego a la camioneta, si utilizaron gasolina? El informe preliminar dice que sí utilizaron gasolina. Cuando quemaron la camioneta vos te percataste…?

Respuesta de Nicolás

Cuando yo estaba en el suelo, que me estaban pateando, había un sujeto que estaba prendiéndole fuego a la camioneta, miré las llamas pero después no supe más, sólo me encomendé a Dios y no supe más.

Yo gritaba por mi vida y una gente que estaba cerca de ahí, salió, cuando ellos salieron, se fueron en sus vehículos; la gente salió a ayudarme, un señor salió con un balde con agua, y lo último que recuerdo fue eso, que echaron un balde con agua.

Ellos decían… «¡quemalo, quemalo dentro de la camioneta, quemalo!» Pero optaron por tirarme al suelo y patearme.

Pregunta de Octavio Sevilla

¿Se descarta totalmente que esto haya sido una acción estrictamente delincuencial, de alguien que quiere robar, alguien que quiere, porque no te robaron nada de tus pertenencias…?

Respuesta de Nicolás

No me registraron, me golpearon nada más, no sentí que me registraran, después perdí el conocimiento, no me percaté de más nada; cuando me desperté ya estaba aquí en el hospital, estaba mi compañero Chico Alemán conmigo, que le agradezco mucho.

Pregunta de Octavio Sevilla

¿El objeto cortante era una bayoneta, no pudiste precisar eso?

Respuesta de Nicolás

No; yo miré algo brillante, no sé si era una navaja, un cuchillo. Me tiraban corridas así… «¡ajá hijueputa, vos sos el huevoncito pues! cortale la lengua, decía el otro, cortale la lengua a ese hijueputa; no hombre, matalo mejor…»

Pregunta de Octavio Sevilla

El golpe en la frente, ¿te dieron con algún objeto?

Respuesta de Nicolás

Las patadas. Me patearon, me dieron en las costillas, en el suelo me patearon y me arras-traron, me jalaron del pelo, yo sentí, pude percibir que uno de ellos andaba una bota porque cuando me dieron la patada en la cara, en el ojo izquierdo, pude ver que no era un zapato suave, sino tipo bota.

Palabras de Octavio Sevilla

Hemos escuchado parte del testimonio que nos da Nicolás Berríos Santana sobre los incidentes de esta madrugada… ¿qué hora era aproximadamente?

Respuesta de Nicolás

Calculo que eran las tres y veinte, tres y media de la mañana, más o menos.

Palabras de Octavio Sevilla

Nicolás tiene estocadas, tirados filazos… va a parecer grosera la comparación, pero como cuando usted agarra una fruta, por ejemplo las papayas y las raya, así está en la parte debajo de la tetilla derecha, buscando el abdomen, pero también hay dos, muy malas señales y muy malos mensajes, que son en la parte de la tetilla izquierda, como buscando el corazón, debajo; una, está en forma horizontal y la otra en forma vertical. En total son siete, porque también tiene en los antebrazos y en el bíceps de la mano izquierda.

Es la situación aquí en el Hospital Militar acerca de estos incidentes lamentables, que se han registrado y, donde claramente queda en evidencia que se trata de un atentado, a todas luces; no buscaban nada, no se trata de ninguna acción estrictamente delincuencial.

Nicolás continúa en estado delicado, porque la golpiza fue contundente, tiene moretones en todo el cuerpo y recordemos que las afectaciones a veces se dan posteriormente, con repercusiones internas, esperemos que no sea este el caso. Hay un golpe también en el ojo derecho, ¿te llevaron también a Oftalmología para chequearte?

Respuesta de Nicolás

Me hicieron una valoración minuciosa, los médicos del Militar, en el ojo; dice el doctor que no puede diagnosticar con precisión, va a esperar un tiempo que se desinflame la parte de la retina, porque mira algo que no lo convence en el fondo del ojo derecho. Va a esperar un tiempo, por lo menos 48 horas, para ver si se desinflama y precisar qué es lo que se ve al fondo del ojo, si es a consecuencia del golpe o algo de vieja data; él mira como un exudado, algo que está al fondo del ojo, pero no quiere adelantarse.

Pregunta de Octavio Sevilla

¿Tu visión es eficiente con ese ojo?

Palabras de Nicolás

No, yo miro borroso, pero bueno, dice el doctor que hay que esperar que se desinflame, que puede ser eso también.

Pregunta de Octavio Sevilla

¿Vos responsabilizás a alguien que pudiera estar como autor intelectual detrás de todo estos hechos, Nico?

Respuesta de Nicolás

Por los comentarios que estaban haciendo al momento que me golpeaban, yo tengo que pensar que es alguien que está en contra de la Nueva Radio Ya, alguien que está en contra de los trabajos que hacemos nosotros como periodistas, de informarle al pueblo; alguien que está en contra del proceso que nosotros seguimos. Cuando me dicen eso de «cortale la lengua,» es alguien que está en contra del trabajo nuestro, por nuestro pueblo.

Está pendiente que me hagan una valoración de neurocirugía para ver el problema, porque me duele mucho la cabeza, me patearon la cabeza, cuando me tiraron al suelo, sentí que me golpeé… no sé si lográs notar una lesión arriba de la ceja derecha, cuando caí de boca al pavimento. Me duele la cabeza y dicen los médicos neurocirujanos que van a hacer una valoración.

Pregunta de Octavio Sevilla

Nico, ¿podría entenderse que ellos estaban y las intenciones iniciales eran llegar hasta la Radio Ya, porque el incidente se da cerca de la Radio, pero al percatarse que hay presencia policial, porque la tenemos, ellos optan por emboscarte?

Respuesta de Nicolás Berríos

Es lo más seguro. Ahora, cuando yo entré a la Radio no vi ningún vehículo y de repente salió un vehículo, de dónde, no preciso; pero el segundo vehículo que se aparea a la par del primero que me interceptó, salió de la parte de la Colonia de los Militares, esa parte oscura y se puso adelante nuestro. Me llama la atención el Volkswagen también, que entró… inmediatamente que me golpeaban yo pedí ayuda, el Volkswagen entró en esa colonia y luego salió, cuando se habían retirado los sujetos. El señor que me estaba ayudando le pidió ayuda, ¡por favor, detenete, ayudanos! pero arrancó rápido para el Sur.

Pregunta de Octavio Sevilla

¿No pudiste precisar en qué sentido huyeron estos vándalos?

Respuesta de Nicolás

Hacia el Norte, hacia el sector de Tiscapa.

Pregunta de Octavio Sevilla

¿A alta velocidad?

Palabras de Nicolás Berríos

Bueno, lo último que recuerdo es que cuando arrancaron, rechinaron las llantas y después no supe más.

Pregunta de Octavio Sevilla

Decir «cortémosle la lengua, vamos a callarlo,» es como tratar de callar al medio también, de callar a la Nueva Radio Ya, un resentimiento con la Radio…

Respuesta de Nicolás

Sí, porque decían, «sólo mierda hablan en esa radio, cortale la lengua a ese hijueputa… así los vamos a acabar a todos.»

Pregunta de Octavio Sevilla

Dejaron entrever que podrían atacar a otros periodistas… ¡así los vamos a acabar a todos! con esa frase.

Respuesta de Nicolás

Así lo entendí yo, por la frase «así los vamos a acabar a todos.» Yo siempre les estaba rogando por mi vida y me encomendé a Dios todo el tiempo.

Palabras de Octavio Sevilla

Estamos en vivo y directo también para Multi-noticias Canal 4 de Televisión y teniendo en cuenta la importancia y la trascendencia de este acontecimiento, a pesar de la gravedad, porque todavía le cuesta y ustedes pueden escucharlo a través del hilo telefónico, le cuesta emitir palabras, vamos rogarte Nico que nos relatés un poco ¿cómo ocurren los hechos?

Respuesta de Nicolás Berríos

Te repito, andaba trabajando, me fui a ver un caso de un muchacho baleado en el Hospital Alemán Nicaragüense, un joven de 17 años; llegué al hospital, entrevisté al Subcomisionado Leónidas Roque, me dijo que había un segundo baleado, que lo habían trasladado al Manolo Morales.

Yo le dije, voy a ir allá a verlo, él me pidió que los llevara, les dije, está bien, yo los llevo en la camioneta. Llevé a tres oficiales en la camioneta, llegamos al Manolo Morales y estaba efectivamente el otro baleado, me estuve como diez minutos conversando con los policías y los trabajadores de turno. Luego, me dicen que había más heridos, pero por otras causas, otros casos que había en el Lenín Fonseca, le digo al Subcomisionado Roque, voy a ir a dar mi vuelta.

Tomé el rumbo derecho hasta llegar al paso a desnivel de la Centroamérica, luego sobre la Carretera Masaya, pero bueno, como ser humano, en ese momento sentí necesidad de hacer mis necesidades fisiológicas y opté por pasar por la Radio. Entré a la Radio y me reporté con el Jefe de Turno, que en ese momento era Chico Alemán, le consulté si había tomado los datos de todos los casos que había pasado, me dijo que sí, que no había problema, para que completáramos; le comenté que iba al Lenín Fonseca a ver los otros casos, hice mis necesidades fisiológicas y me fui.

Cuando yo salí, no noté nada extraño, tomé rumbo Norte, para bajar por el Hospital Militar, hasta el Cine González y después girar a la izquierda, decía yo. Pero, cuando voy llegando a la Colonia Militar que está por la UNI, un vehículo a exceso de velocidad me alcanzó, se apareó a la par del vehículo que yo conducía, yo pensé que habían perdido el control o que iban bolos, que sé yo, ¡pero, no! Inmediatamente que yo me freno, ellos frenan, se bajan dos sujetos con lujo de prepotencia, me agarran del pelo, me sacaron de la camioneta, me golpearon y me decían: «ajá, vos sos el huevón de la Radio Ya; estos hijueputas, solo mierda hablan, cortale la lengua a este hijueputa.» Se parqueó otro vehículo seguido, un tercer hombre estaba diciendo «dale, matalo a ese hijueputa, sacale las tripas, quemalo con la camioneta.»

Yo les decía… «¡no hermanos, no me maten, yo tengo familia, no me maten, por favor, yo tengo familia.» Pero ellos, incesantemente me pateaban y con un objeto que tenía uno de ellos en la mano, me hacía corridas como para apuñalearme, yo le pedía que no, pero me tiró a la cara. Me tiraron al suelo, me patearon y yo le imploraba que no me mataran, que se llevaran la camioneta… «no, hijueputa, así los vamos a callar a todos, hijueputas, que sólo mierda hablan en esa Radio, matalo, quemalo con la camioneta a ese hijueputa.»

Después, miré fuego en la camioneta, me llené de temor, no te lo voy a negar, me llené de miedo.

Pregunta de Octavio Sevilla

¿Qué pasó por tu mente en ese momento?

Respuesta de Nicolás Berríos

Que iba a morir, porque cuando vi fuego en la camioneta, yo pensé que sí me iban a matar, que me iban a quemar; pero venía un vehículo por ahí y ellos se fueron del lugar. Yo creí que me iban a quemar en realidad, porque no me podía mover donde estaba tirado, me habían dejado cerca del vehículo, logré arrastrarme un poquito y estaba escuchando cómo se quebraban los vidrios, explotaban las cosas de la camioneta, y yo lloré por mi vida.

Salió un señor cerca de ahí que cuida, ellos me apoyaron y llamaron a la Radio. Después no supe, porque perdí el conocimiento y me desperté aquí en el hospital, con mi compañero Chico Alemán, que me estaba apoyando. Le rogué a Dios por mi vida y Dios me salvó.

Pregunta de periodista

Nicolás, ¿pudiste ver los rostros de estas personas que te agredieron?

Respuesta de Nicolás

Uno de ellos tenía barba, eran bastante señores, con aspecto campesino uno de ellos, andaba una gorra negra el que tenía barba, una camisa negra, bastante fornido, recio, decimos nosotros, voz gruesa. Ese era el que me hería con el cuchillo, me intentaba agredir con el cuchillo; el que gritaba estaba bajando del segundo vehículo y es el que estaba a la orilla cuando le estaban prendiendo fuego a la camioneta.

Pregunta de periodista

¿Qué te decían los hombres que te estaban golpeando, cuáles eran los insultos que te decían?

Repuesta de Nicolás Berríos

«Ajá hijueputa, vos sos de los huevones de la Radio Ya.» No, hermano, llevate la camioneta, llevátela, les decía yo. No, hijueputa, es que le vamos a cortar la lengua, cortale la lengua… No me matés hermano, yo tengo familia, no me matés, les dije. «No hijueputa, así los vamos a matar a todos, quemalo con la camioneta a ese hijueputa, cortale el cuello.» No me matés hermano, yo soy un trabajador.

Pregunta Octavio Sevilla

¿Había alguien que estaba dirigiendo todo el operativo, toda la operación?

Respuesta de Nicolás

Yo escuchaba una voz que estaba insistente…

Pregunta Octavio Sevilla

¿Estaba dentro del vehículo o fuera de él?

Respuesta de Nicolás

Estaba fuera del vehículo… estaba insistente. Ese fue el que se bajó de la camioneta oscura, porque los dos que me atacaron bajaron de la camioneta blanca, y el que bajó de la otra camioneta era el que estaba insistente: «matalo, matalo, quemalo con todo y la camioneta a ese hijueputa; así los vamos a acabar a todos estos hijueputas que sólo mierda hablan en esa radio.»

Hablá pues, hablá… «No me matés hermano les dije, tengo familia, no me matés, no me matés…» y aprovechaban para patearme en el suelo, y sentí una patada en la cara, que creo fue la que me hizo perder el conocimiento, no supe después.

Pregunta de Octavio Sevilla

¿Pudiste ver el tipo de arma que usaron…?

Respuesta de Nicolás Berríos

Yo vi un objeto blanco que andaban en la mano, como cuchillo, como navaja, algo así. Creo que lo que querían era asustarme y ¡sí me asustaron, te lo juro! Estaba solo en esa oscurana, en llamas la camioneta, pensé que me iban a echar gasolina a mí también para prenderme, sentí que me iban a quemar.

Palabras de Octavio Sevilla

Vamos a dejar en este momento a Nicolás, porque ya tiene que pasar la inspección médica por este sector. Los compañeros médicos y el personal del Hospital Militar nos lo están solicitando, por el estado de salud también… Se le van a hacer una serie de chequeos, exámenes médicos a Nicolás Berríos Santana, de quien hemos escuchado su testimonio, pues realmente estuvo al filo de la muerte, porque fue con un objeto cortante y además con esa clara intención, incluso los delincuentes en determinado momento hablaron de prenderle fuego con todo y la camioneta.

Sin lugar a dudas es un atentado que condenamos enérgicamente como periodistas, como ciudadanos de este país, y hacemos un llamado a esos líderes políticos que siguen incitando a la violencia, que siguen pagando para que delincuentes aparezcan y cometan estos actos vandálicos, a que hagan un alto, porque si no, se van a encontrar entonces con la furia del pueblo, del pueblo enardecido, un pueblo que hoy se ha solidarizado con la Nueva Radio Ya, con el periodismo nacional, porque esta es una agresión directa al periodismo nacional.

Ya escuchaban ustedes, pretendían callarnos… ¡pretenden callarnos! Están intentando hacerlo, hablaron de cortar lengua, ponernos prácticamente un bozal, algo que no van a lograr.

Aquí, directamente desde el Hospital Militar, agradecemos a las autoridades de este centro que nos han permitido conversar con Nicolás Berríos, que sigue delicado de salud, Arlen Hernández y Octavio Sevilla para los oyentes de la Nueva Radio Ya.

Conferencia de prensa

brindada por Nicolás Berríos

desde el Hospital Militar ADB

… Inmediatamente otro vehículo se para adelante de la camioneta que yo ando, salió aparentemente de la Colonia Militar, se baja otro sujeto y decían: cortale la lengua a este hijueputa. «No hermano, no me matés, tengo familia.»

Pregunta de la periodista

¿Qué pasó por tu mente?

Palabras de Nicolás Berríos

Que me iba a morir. Uno de ellos andaba un objeto, no sé si era navaja o cuchillo… «cortale la lengua a ese hijueputa, así los vamos a acabar a todos.» ¡No me matés hermano, tengo familia!

Pregunta de la periodista

Cuántas estocadas recibiste?

Respuesta de Nicolás

No sé; el que andaba con el cuchillo era una persona de barba, de aspecto campesino, andaba gorra negra, camisa negra; el otro que me pegaba en la cara y en el cuerpo, andaba una camisa oscura.

Pregunta de la periodista

¿En tu labor periodística, durante la cobertura, vos habías recibido algún tipo de maltrato antes, había sido difícil darle cobertura en esa dirección?

Respuesta de Nicolás Berríos

El día que la gente de ALN con Eduardo Montealegre, hicieron una caminata, yo andaba en una moto; por el Hospital Militar me alcanzaron, iba la Primer Comisionada adelante de nosotros; y me agarraron a pedradas, me identificaron que era de la Radio por la camisa. No pasó a más porque yo dejé la moto ahí, y me monté en una camioneta que, agradezco mucho al Comisionado de la Brigada de Antimotines, que me dijo que me montara en una camioneta y me fui en la camioneta de los antimotines.

Pero gritaban improperios contra mí… de hijueputa para arriba, que éramos mierdas, que éramos dictadores, que se iba a acabar eso.

Pregunta del periodista

¿A quiénes responsabilizás vos de esta agresión?

Respuesta de Nicolás Berríos

Sinceramente, después de lo que me ha pasado… hace un mes me robaron mi moto unos sujetos armados de pistolas, me la robaron en plena vía pública; esa es una señal, yo sinceramente digo que es Eduardo Montealegre sin duda alguna, es la gente del PLC, que la tiene en contra, porque cuando me estaban haciendo las heridas con el cuchillo y me golpeaban, decían, «sólo mierda habla, así los vamos a acabar a todos.» Y los únicos que están en contra del medio es la gente de la derecha.

Pregunta de la periodista

¿Esta es una manera de intimidar a la prensa, sobre todo a los comunicadores de la Nueva Radio Ya, los del Canal 4, los comunicadores que están identificados prácticamente con el Partido de Gobierno, creés vos?

Respuesta de Nicolás Berríos

Esto es una amenaza, es prácticamente una muerte para nosotros, porque, yo estoy más que claro que no querían matarme ahorita, porque si me han querido matar, me hubieran ensartado el cuchillo sin pensarla dos veces, me prenden fuego con todo y la camioneta.

Creo que ellos transmitieron su mensaje… ese mensaje está más que claro cuando, con el cuchillo y con voz amenazante están diciéndome «los vamos a matar, vamos a matarlos a todos, les vamos a cortar la lengua, mucha mierda hablan, esos hijueputas de esta radio mucha mierda hablan…»

Yo les rogué todo el tiempo por mi vida, me encomendé a Dios. Sinceramente les digo, que creí que iba a morir y, lo primero que pasó por mi mente cuando vi las llamas de la camioneta, es que sí me van a matar. Pedí auxilio y no había ni un alma ahí en ese momento que me ayudara, y sólo digo una cosa: yo no soy, ni nosotros los periodistas somos responsables de la voluntad del pueblo… es el pueblo el que los juzgó, no fui yo como Nicolás Berríos, no son ustedes como periodistas los que los están juzgando, es el pueblo el que los ha juzgado. No tenemos por qué pagar nosotros.

¿A quién lograste identificar?

No, con nombre y apellido no logré identificar a nadie; miré a uno de ellos que tenía barba, de aspecto campesino, andaba con una gorra negra, el otro también era un señor de unos 40 ó 50 años.

Pregunta del periodista

¿Vas a preservar la integridad física tuya y de tu familia?

Yo se lo dejo todo a Dios, esa es la verdad. Después de esa experiencia, estoy convencido que Dios es el que todo lo puede. Sinceramente les digo, ni la Policía ni nadie es capaz de protegernos a nosotros ahorita, ¡sólo Dios sabe!

Pregunta de la periodista

¿No los van a amedrentar estas amenazas que han recibido?

Respuesta de Nicolás

Sí me intimidaron, no les voy a decir que no, porque sería más que mentiroso decir que no sentí miedo, pero, esto me compromete más con mi trabajo, para que se den cuenta que yo estoy por el pueblo, ¡yo le informo al pueblo!

Preguntas de periodista

¿Creés que estas personas tenían estudiado dónde pasabas?

No, porque nadie sabía dónde andaba, ni tenía lugares específicos donde ir a cubrir. Fui al Alemán Nicaragüense a ver a un muchachito de 16 años que le habían metido un balazo y lo mataron; de ahí, me fui al Manolo Morales, llevé a unos compañeros policías de la VI, entre ellos el Subcomisionado Leónidas Roque, lo llevé en la camioneta, porque no tenían en qué moverse al Manolo, ahí estuve como 10 minutos.

Después iba al Lenín Fonseca; cuando bajé por la Carretera Masaya, sentí ganas de hacer mis necesidades fisiológicas, opté por entrar a la radio, me reporté con el jefe de turno, el Jefe de Prensa en ese momento, le pregunté si había tomado los datos de los casos que había pasado, si había algo que completar, me dijo que no, que todo estaba bien.

Ya te llamo, le dije, voy para el Lenín Fonseca… y fue cuando sucedió el percance.

Pregunta del periodista

¿Vos responsabilizás a Montealegre… qué mensaje le das a Montealegre en estos momentos, cuando la capital está tensa?

Respuesta de Nicolás

Que piense en la familia de uno, sabés? aunque lo dudo; o que me dé chance por lo menos, de verlos, a los que van a atacarme, que lo hagan de frente, que no sea así, de manera cobarde.

Pregunta de periodista

¿Cuál es la posición de la Radio Ya?

Respuesta de Dennis Schwartz

Director de La Nueva Radio Ya

Nosotros estamos más que alarmados. Esto no nos sorprende porque constantemente recibimos amenazas de muerte, amenazas de que nos van a llegar a quemar la radio, amenazas en nuestras familias, hace poco tuvimos que proteger a mis hijos porque había una amenaza clara.

Nosotros solamente estamos para informarle al pueblo con objetividad y eso es parte de ustedes también. Algunos exacerban los ánimos, algunos de los medios, amparados, sumando esfuerzos talvez con estos políticos trasnochados, que no reconocen la voluntad popular en estos momentos.

Pregunta de periodista

¿Van a acusar directamente a los intelectuales, quizás… (inaudible)… ?

Respuesta de Denis Schwartz

Claro, a los intelectuales definitivamente tenemos que acusarlos, estamos claros quiénes son, porque lo han promovido desde antes de las elecciones, previo a las elecciones. Ayer, ustedes fueron testigos de cómo uno de nuestros compañeros fue agarrado a puntapiés por Eliseo Núñez hijo… ¿cómo es posible que un político ande a estas alturas, agarrando a la prensa, a los periodistas de esa manera? ¡No puede ser! y nadie dice nada.

Lo único que nosotros condenamos de algunos de nuestros medios, de los que existen en Nicaragua, es que nos miran a nosotros como que si fuéramos aparte. La única diferencia que tenemos es que nosotros servimos al pueblo con toda la voluntad y el cariño; en cambio, la otra gente, está por los billetes que da este consorcio como yo lo he llamado, la Embajada Americana, los políticos de derecha de Nicaragua, dígase Eduardo Montealegre, dígase Enrique Quiñónez, Eliseo Núñez, el mismo Arnoldo Alemán que ha encendido los ánimos.

Y las demás gentes, ya ven, los sandinistas que hemos perdido las Alcaldías en otros lugares, está pacíficamente protestando, o no protestan, o reconocen, pero ¡esta gente…!

Pregunta de periodista

¿Como Director de la Radio Ya, qué mensaje le da a Montealegre, porque ustedes lo culpan a él?

Respuesta de Dennis Schwartz

Lamentablemente, creo que se equivocó de país, porque él está viviendo en un territorio que no debería de estar. Nosotros, vamos a seguir informándole al pueblo, nosotros nacimos para informar al pueblo, para servirle al pueblo; somos una radio de carácter social y nuestra lucha, nuestro amor, nuestra vida, la vamos a dar por este pueblo.

Pregunta de periodista

¿Van a seguir informando?

Respuesta de Denis Schwartz

Igual, como hemos sido siempre, somos de una sola cara, lo hemos dicho siempre y lo seguimos manteniendo, defendiendo todos esos proyectos que han beneficiado a muchos nicaragüenses, indepen-dientemente de su manera de pensar, y eso será nuestro objetivo. Gracias.

Declaraciones del Doctor

Teniente Coronel Ernesto López Corea

del Hospital Militar informando

sobre el estado médico de Nicolás Berríos

Recibimos a Nicolás a las 4 y 15 de la mañana del día de hoy, el diagnóstico que tenemos es que recibió múltiples golpes, traumatismo y lacera-ción en el tórax anterior; tiene una zona de excoriación a nivel supraxilial en el ojo derecho y múltiples golpes en el cuerpo.

Se le practicó una placa del tórax, la cual fue normal, descartamos fracturas, hemoneumotórax y también fue valorado por el servicio de oftalmología; hay un poco de inflamación a nivel de la mácula y se le indicó Prednisona, un tratamiento que va a tomar por 10 días y el especialista de oftalmología lo va a valorar el día viernes nuevamente.

Todavía está pendiente una valoración por el Neurólogo para descartar cualquier lesión a nivel craneal. El diagnóstico definitivo que nosotros tenemos hasta este momento, es un policontuso, es decir, no hay afectación a órganos vitales, que afecten la vida del paciente, pero también vamos a ingresarlo por unas 24 horas.

Las heridas no fueron penetrantes, son laceraciones superficiales en tórax anterior, tiene 3 laceraciones, pero no son profundas, está fuera de peligro hasta este momento. Tenemos todavía pendiente la valoración por el neurocirujano.

Pregunta del periodista

¿Consecuencias que pueda traerle esto en su estado de salud por los golpes y las heridas?

Respuesta del Teniente Coronel Ernesto López

Por el tipo de golpes puede ser que esté unas 3 hasta 4 semanas con un poco de secuelas, porque sí fue traccionado del cuero cabelludo y eso es muy doloroso. Hay que estar con tratamiento, con analgésicos, por lo menos de 2 semanas.

Preguntas de los periodistas

¿El ojo cómo está? ¿Cuántas heridas fueron? ¿Podría haber secuelas?

Tiene tres laceraciones en tórax anterior, tiene una excoriación del ojo derecho, y en el brazo izquierdo. Para eso es la valoración nuevamente que se va a hacer el día viernes; el especialista lo va a valorar, esperamos que no haya ninguna consecuencia, ni ninguna secuela, pero sí va a haber un poco de dolor por lo menos, como dije, unas 2 ó 3 semanas.

Hay una excoriación a nivel del ojo derecho, ya fue visto por el oftalmólogo y hay un poquito de edema a nivel de la mácula.

Palabras de Arlen Hernández

Periodista de la Radio Ya

Escuchábamos al Teniente Coronel Ernesto López Corea, quien en este momento daba una valoración de cómo se encuentra el estado médico de nuestro compañero Nicolás Berríos Santana.

Por aquí está nuestro compañero Francisco Alemán que fue uno de los que auxilió esta madrugada.

Palabras de Francisco Alemán

Periodista de la Nueva Radio Ya

Gracias a Dios lo auxiliamos y gracias a Dios está vivo; nosotros pensamos lo peor, porque cuando él llamó, yo lo sentí casi en las últimas… me dice: «Chico, estoy herido, y quemaron la camioneta…» Inmediatamente, no la pensamos dos veces, dejamos todo, agarramos el vehículo de la radio y nos fuimos donde él nos había dicho que estaba exactamente… la camioneta estaba completamente en llamas.,

Lo peligroso es que él estaba muy cerca de la camioneta y podía explotar, y hubiera sido peor. Gracias a Dios lo tomamos, lo trajimos al Hospital Militar, y las heridas no tocaron órganos vitales y gracias a Dios estará bien.

Pregunta de Arlen Hernández

Periodista de la Nueva Radio Ya

Chico, aparentemente hay un conductor de un vehículo Volkswagen, supuestamente este conductor vio algo, ¿no lo encontraron ustedes en el camino?

Respuesta de Francisco Alemán

Nosotros no lo encontramos en el camino, pero sí Nicolás nos refirió algo sobre ese vehículo, un Volkswagen, tipo escarabajo, que entró hacia la Colonia Militar que está ahí, él nos refirió que ese vehículo había entrado.

Suponemos que el conductor de ese vehículo es un testigo clave para la policía y se tiene que convertir en un testigo clave, porque él pudo haber visto esto, él entró después a la Colonia Militar.

Palabras de Arlen Hernández

Periodista de la Nueva Radio Ya

Aquí también está otra compañera solidarizándose con tu Nueva Radio Ya y con nuestro hermano Nicolás Berríos.

Palabras de solidaridad con

Nicolás Berríos, por parte de

Otra compañera periodista

Nosotros, los periodistas nicaragüenses, recha-zamos todo este tipo de actitudes de estas personas, que no tienen la capacidad ni la madurez de aceptar una derrota. Imagínense ustedes, qué podíamos esperar con una persona en la Alcaldía de Managua, que es capaz de mandar a matar y agredir a la gente que está haciendo un trabajo por nuestro país.

Los comunicadores tenemos una gran responsa-bilidad, y yo aprovecharía a hablar un poco sobre el papel que tienen los periodistas. En este Hospital Militar, ahorita está una gran cantidad de periodistas de todos los medios de comunicación y yo les pido a ellos que sean, por favor, veraces, que sean objetivos, y que se solidaricen.

Yo, María Antonieta Santos, periodista, un abrazo a mi compañero y amigo.

Palabras de Arlen Hernández

Periodista de la Nueva Radio Ya

Muchísimas gracias por la solidaridad que hemos recibido de compañeros periodistas, tanto nacionales como extranjeros. Hoy nos llamaban de la Radio Nacional de Venezuela y de otras emisoras de distintos países; incluso nos llamaban de España, conociendo de esta noticia y lamentando esta situación de violencia que debe cesar.

Llamamos al pueblo a la paz, a la tranquilidad, a dejar el odio y la venganza a un lado, recordemos que estamos en la construcción de una nueva sociedad.

también te puede interesar