Nicaragua

Cocinas para el Pueblo…

Acto de Entrega Inicial de Cocinas a las primeras 25,000 mujeres y familias del pueblo nicaragüense, de un total de 200,000, que las irán recibiendo a través de sus líderes Comunitarios, en los próximos meses

Redacción Central |

Acto de Entrega Inicial de Cocinas a las primeras 25,000 mujeres y familias del pueblo nicaragüense, de un total de 200,000, que las irán recibiendo a través de sus líderes Comunitarios, en los próximos meses

Más y más amor…

(La Tierra, el Paraíso de toda la Humanidad)

Rosario Murillo

Queridas hermanas de Managua, Queridos compañeros, compañeras, Jefas de Hogar de nuestra Nicaragua Libre y Victoriosa, Mujeres y hombres valientes y dignos … Muchachas y muchachos … Niñas y niños que recuperamos junt@s el derecho a la Esperanza y el aliento del Porvenir …

A nombre de su Gobierno, de este PuebloPresidente, que avanza en Unidad y Reconciliación, les damos la más cálida y cariñosa bienvenida a la Casa del Pueblo, y de los Pueblos.

Este es un paso más en el camino hacia el Bienestar de las familias, pero también, hacia el Bienestar de nuestra querida tierra nicaragüense … Familia y Territorio … Comunidad y Tierra … Como nuestros antepasados, nuestros pueblos originarios … Fé y Valores culturales y espirituales … Eso demanda la Patria, y eso demanda el Planeta, la Gran Patria de la Humanidad.

No hay Bienestar posible para el Ser Humano, y sus familias y Comunidades, si la Tierra no goza también de Bienestar … El Planeta ha sufrido la más inclemente depredación y destrucción con el Sistema Imperial de dominio de los Pueblos, y de nuestros Recursos Naturales. Ese Modelo injusto que Su Santidad Juan Pablo II llamó «Capitalismo Salvaje», y nos convocó a desterrar de la faz de la Tierra, ha destrozado a todos los seres vivos, incluyendo la Tierra, y ha despojado a la Humanidad entera de nuestras riquezas naturales y culturales; de nuestros Patrimonios, de nuestras tradiciones, de nuestras lenguas; de nuestros bosques, nuestros ríos, mares; campos antes fértiles, que hoy lucen aniquilados, convertidos en desiertos, en abismos, o en inmensas extensiones inundadas, y perdidas también. Todo como efecto y consecuencia de esa causa maligna, de ese imperialismo económico, político, cultural y ambiental que estamos obligados a combatir, para sobrevivir.

Hablo de todo esto en un Acto sencillo de Entrega de Cocinas y Tanques de Gas a 25,000 familias nicaragüenses, cuyos líderes comunitarios están aquí representándolos hoy. Y es que no podemos olvidar que el empobrecimiento de nuestras familias ha empobrecido nuestras tierras. El dominio Imperial, asentado en las oligarquías locales, ha excluido y lanzado a la pobreza extrema a millones de nosotr@s. Esa pobreza extrema nos ha obligado a agredir nuestra Naturaleza … A acabar con nuestros bosques; a extinguir nuestras especies, de flora y fauna … Árboles y animales, perseguidos por la pobreza que también nos ha perseguido a tod@s …

En el mundo entero, millones de seres humanos hemos sido sometidos a la misma crueldad. Para nadie es un secreto que más de la mitad de nuestro Planeta ha sido desgarrado por la avaricia del Capital Imperial. Y para nadie es un misterio que si no cambiamos de ruta, si no nos reconciliamos entre nosotr@s, procurando un Modelo de Justicia y Solidaridad, que erradique la pobreza material y espiritual, tampoco podremos reconciliarnos con la Madre Tierra y devolverle su equilibrio y armonía, para que nos siga sustentando y nutriendo, y para que así, salvemos la Vida.

Porque Dios nos entregó la Tierra para poblarla y reverenciarla. Para alimentarnos de ella, alimentándola a ella, con Amor. Sin abusos, ni atropellos; sin violentar sus ciclos y sus ritmos, so pena de pagar las más terribles consecuencias … Por eso, obedecer a Dios és rescatar la Tierra, la Naturaleza y el Ambiente de todos los Pecados Capitales … Del egoísmo, la codicia, la avaricia … Obedecer a Dios és afirmar la Solidaridad y el Respeto entre los seres vivos, tomando a la Tierra como uno más entre los vivos, y restituyéndole sus derechos esenciales … Que los bosques, las aguas y los terrenos de fertilidad, sirvan para reproducir la Vida … Para sustentar y sostener la Vida … Sirvan para que crezcamos y nos multipliquemos, retornando a la sensibilidad y la Armonía, indispensables. Al Amor en dos palabras.

Estas 25,000 cocinas, de 200,000 que seguirán viniendo, son una contribución del ALBA, del Gobierno Revolucionario de Venezuela, al Bienestar de las familias y de la Naturaleza nicaragüense. Constituyen una acción del Gobierno del PuebloPresidente en la restitución de derechos. A Nicaragua Linda y Libre, por Gracia de Dios. A las familias nicaragüenses, liberadas, reconciliadas, unidas, con la Gracia y el Favor de Dios.

Decimos una acción más. Acompañada de tantas otras, en Salud, Educación, Vivienda, carreteras, Calles, Caminos, Financiamiento, Producción, Alimentos, Comercio Justo, Democracia Plena, Democracia Directa… Poder Ciudadano… Decimos una más y cien más. Mil más. Todo lo que se deba. Todo lo que junt@s podamos.

Cocinar con gas nos ayuda a dejar de destruir nuestra salud, en el hogar y en la familia. Y a dejar de destruir nuestra vegetación, tan necesaria para la salud de la Tierra; para respirar aire limpio, para recuperar el bosque, la flora, la fauna, la Tierra Prometida, la bíblica promesa de la Tierra para la Humanidad, para la Fraternidad, para la Libertad.

Este es un paso más. Un paso para otro paso y otro paso. Más y más. Con el Poder Ciudadano. Con las familias nicaragüenses, ratificando el Poder Ciudadano como camino de Bienestar. Con el número mágico de la complementariedad. El hombre y la mujer. El padre y el hijo. El sol y la luna. El número mágico que suma y multiplica. Porque del hombre y la mujer, que son DOS, nace la familia, que fortalece a la Comunidad, al país, y a la Humanidad.

Con ese número de Encuentro, de Unidad, de Armonía, y de Principio. DOS, para formar nuevos rumbos. Nuevas Conciencias. Nuevas Sociedades. DOS somos en el Génesis, que és el Principio de todos los Principios. Dios y DOS almas, en cuerpos, para amarse, multiplicarse, y poblar la Tierra.

Estamos en el Principio, en el Génesis de la Nueva Nicaragua. Nicaragua bendiciendo y agradeciendo a Dios que nos concede el privilegio de amar y servir al prójimo, como a nosotros mismos.

Queridas compañeras, valientes jefas de hogar … Su Gobierno está a su servicio, por la Vida y para la Vida. Vamos por más Bienestar. Más Alegría. Más Esperanzas. Más Fé. Más y más Amor.

Octubre 25, 2008

también te puede interesar