Nicaragua

Guerra de encuestas y el frente seguro con el pueblo

Comparecencia de Prensa de Rosario con Catedráticos Universitarios y Expertos Académicos, expresando sus criterios y análisis y denunciando manipulación de encuesta política

Redacción Central |

Comparecencia de Prensa de Rosario con Catedráticos Universitarios y Expertos Académicos, expresando sus criterios y análisis y denunciando manipulación de encuesta política

Palabras de Rosario

Muy buenas tardes, querido pueblo nicaragüense, familias nicaragüenses, hermanas y hermanos periodistas. Los hemos convocado esta tarde a esta casa de trabajo, para presentar a un grupo de académicos, catedráticos de diferentes universidades; se encuentra con nosotros la Profesora Marcelina Castillo, experta en encuestas, miembro del Cuerpo de Profesores de la Universidad Centroamericana (UCA); el Profesor Humberto Avilés, quien también trabaja como académico en la UCA; el Profesor Tomás Valdés, de varias universidades, después él explicará; el Profesor Freddy Franco; compañero Salvador Vanegas, Secretario de la Presidencia.

Los convocamos esta tarde compañeros, compañeras, para dar a conocer los criterios de este grupo de especialistas, de académicos, de expertos. Algunos de ellos conocieron de cerca el proceso de diseño y de desarrollo de la muestra que esta mañana fue presentada, a través de los medios de comunicación por la Universidad Centroamericana y medios de comunicación nacionales.

En primer lugar, quiero decir que estamos en las últimas semanas de una campaña que para nosotros, como Frente Sandinista, ha sido una campaña de crecimiento; y hablamos de crecimiento porque cada vez que nos disponemos a participar en una contienda electoral, nos disponemos también a aprender.

Aprender de nuestro pueblo en la comunicación constante, cotidiana, las visitas casa a casa, porque nuestras campañas, son campañas de peregrinación; vamos de casa en casa, de barrio en barrio, de comarca en comarca, comunicándonos con nuestro pueblo y construyendo con nuestro pueblo las propuestas que llevamos, como abanderados de un Nuevo Modelo, de un modelo de justicia y un modelo de bienestar.

Hemos desarrollado nuestra campaña con esa lógica y hemos venido, sistemáticamente, a lo largo de todos estos meses, y no desde hace dos meses, sino prácticamente de forma permanente, evaluando, investigando, recogiendo el criterio, la evaluación, la percepción de la población, sobre todo lo que hacemos como Partido, como movimientos sociales también, como organizaciones de servicio a la comunidad, como Poder Ciudadano.

Esta indagación sistemática nos ha permitido crear un archivo, una base de datos, que vamos a poner a disposición de la población; una base de datos que muestra la consistencia del crecimiento, de la aceptación o el acompañamiento de la población nicaragüense a la propuesta del Poder Ciudadano.

Todo este trabajo lo hemos hecho con absoluta discreción y, básicamente, con la mentalidad, como decíamos, de aprendizaje, porque cada una de estas etapas, de estos procesos los vivimos como aprendizaje. Sobre todo con humildad. Aprendemos de las familias nicaragüenses, de su sabiduría, de lo que nos comunican, de lo que nos narran, y de lo que nos demandan como servidores del pueblo.

Esa base de datos es seria, es consistente, tanto en relación a nosotros mismos como en relación a otras fuerzas y movimientos políticos; y hemos tenido siempre el respeto, decía, de no incidir en la contienda, dando datos o cifras que puedan de alguna manera, afectar al participante, al adversario, como les gusta decir.

Nosotros no nos vemos como adversarios; nos gusta vernos más bien como personas con distinta óptica, movimientos con distinta óptica, que tenemos todo el derecho a tener. Nosotros, bregando por un modelo distinto, por un cambio de modelo, y otras fuerzas políticas bregando por retornar al modelo que se desplazó, que el pueblo nicaragüense desplazó el cinco de noviembre del año 2006.

Entonces, hemos tenido ese respeto, nos hemos cuidado de no incidir, con cifras o con datos, en las luchas que libran las otras fuerzas políticas, en esta democracia que el pueblo nicaragüense conquistó el 19 de Julio de 1979.

Hemos visto cómo en los últimos días, se ha empezado a aplicar un modelo, un modelo de campaña, que pasa por lo que se llama «guerra de encuestas.» Es una modalidad, es un modelo que se ha usado en todas partes, y sobre todo, se usa cuando las fuerzas políticas que participan no tienen seguridad sobre su propio desempeño.

Tienen que hacer uso de este tipo de mecanismos para incidir o tratar de incidir afectando al otro, creen ellos, o para movilizar a sus propias fuerzas que quizás no se han movilizado todavía, porque tal vez no están satisfechos con la propuesta o no están satisfechos con lo que los representan en la contienda.

Nosotros, como tenemos certeza y seguridad de que el pueblo nicaragüense está acompañando la propuesta del Poder Ciudadano, y por respeto, como decíamos, a las fuerzas participantes, no incurrimos en esa táctica, no participamos de esa modalidad de campaña y nos mantenemos, con la absoluta certeza de que hay un acompañamiento popular que se demuestra además, en todas las expresiones de esta campaña, en las actividades, en las caravanas, en las peregrinaciones.

Porque mientras unos libran esa batalla sucia, de querer incidir en la conciencia de los demás, alterando cifras, alterando procedimientos también, de investigación, que pueden ser y son un ejercicio legítimo, no sólo de las fuerzas políticas, de las instituciones también, para revisar su funcionamiento e indagar la percepción del pueblo.

Entonces, no incurrimos en esa lucha, en esa guerra sucia, porque sentimos profundo respeto por los ciudadanos y porque además, estamos seguros, porque mientras unos libran esa batalla sucia, nosotros estamos con nuestro pueblo, de casa en casa, de familia en familia, de persona en persona, constatando ese acompañamiento, esa opción que el pueblo nicaragüense está ratificando y va a ratificar el 9 de noviembre.

Una opción preferencial ¿en qué sentido? En el sentido de dedicarnos todos a luchar efectivamente contra la pobreza y asegurar bienestar, justicia, tranquilidad, paz y prosperidad para todas las familias nicaragüenses.

Quiero dar la palabra a la Profesora Marcelina Castillo, para que haga su declaración sobre esta experiencia que se vivió, en las últimas semanas, en la Universidad donde ella trabaja, que culminó el día de hoy con la presentación de esta encuesta.

Palabras de Marcelina Castillo

Buenas tardes, en la Universidad Centroamericana, recientemente se trabajó en una encuesta que se diseñó, en la cual yo participé como diseñadora de la muestra…

Palabras de Rosario

Sería bueno que los periodistas y el pueblo nicaragüense conozcan cuántos años de experiencia tenés vos en ese tipo de trabajo.

Palabras de Marcelina Castillo

Yo soy Profesora de la Universidad, en diferentes asignaturas, una de ellas es Estadísticas, Diseño Metodológico de Investigación; soy Profesora, soy Socióloga, he estudiado muchas cosas y eso ha sido a lo largo de los últimos 18 años, que me he ido desarrollando como Profesora de esas asignaturas.

Tanto en Maestrías como en Postgrados, y en las carreras, algo que yo siempre introduzco en la temática que desarrollo, es cómo se diseñan las muestras y cómo se tienen que realizar las investigaciones; y realmente que éstas, digo siempre cuáles son las limitantes que tienen, cuáles son los alcances que ellas tienen, a partir de la muestra que se diseña.

A los de Comunicación, a muchos de ustedes, los he tenido como alumnos en los últimos cursos que se han dado en la Universidad sobre Análisis de Datos Cuantitativos, y una de las temáticas que doy es ésa. Por consiguiente, cuando leí hoy en los medios de comunicación escritos, y vi también a nivel de la televisión, los resultados de esta encuesta y cómo los interpretan, me quedé asombrada porque dije: quien lo está haciendo desconoce cuáles son las limitaciones y cuál es el alcance que, la encuesta que se hizo, realmente tiene.

Por eso yo dije ¡se tiene que decir esto! Pensé y esperé que me llegaran a entrevistar, que me dijeran, que me preguntaran sobre eso, pero no se hizo. Hoy, quiero explicar cuáles son los alcances que tiene esa encuesta que se realizó, cuáles son las limitaciones, qué es lo que no se debe decir, qué es lo que realmente se debe decir. Y no estar haciendo publicaciones, como las que se han hecho a nivel de los periódicos y a nivel de la televisión misma.

Cuando se diseñó esta encuesta, una de las limitaciones que el diseño tenía, es que únicamente se hizo para el sector urbano de las poblaciones. Es decir, primero se seleccionan los municipios y está bien, son cabeceras departamentales, pero todos los municipios tienen un porcentaje muy grande, diferente, entre unos y otros, de población rural y de población urbana.

Por consiguiente, una verdadera muestra tenía que ser diseñada tomando en cuenta estos dos sectores, para que se pueda decir que el resultado representa la intención de votos de los ciudadanos de un municipio. Si esta muestra se hace solamente para el sector urbano, ¡no se puede decir esto!

Pienso que lo que hay ahí, es una mala intención al poner eso en un periódico o aceptarlo de un comentarista en la televisión. Lo que se tiene que decir en este caso es, que la muestra que se diseñó, es solamente para sectores urbanos, por lo tanto, ese resultado no tiene validez para decir que es la intención de votos de un municipio. Ese es un elemento.

Otro elemento importante que se tiene que aclarar y ahí, creo que los medios deberían de hacerlo el día de mañana, aclarar que, cuando uno realiza una encuesta, el resultado solamente representa la muestra; es decir, si son 3 mil, 4 mil ó 5 mil personas las encuestadas, el porcentaje de la intención de votos es de esas 5 mil, 4 mil, ó 3 mil personas, pero no de toda la población, si no se hace una inferencia estadística. Y eso no se hizo.

Desde el punto de vista técnico, yo no puedo decir que, si el 30% de la población que se encuestó, votó por un determinado candidato, no puedo decir que eso representa los 500 mil ciudadanos que hay en un municipio, como es el caso del municipio de Managua, porque se tiene que hacer lo que se llama en Estadística, encontrar el intervalo de confianza… la famosa inferencia estadística. Yo no puedo generalizar un resultado, si eso no se hace.

Esas cosas, si no se aclaran, al que le dicen, te hice una encuesta, y el 40% dice que vota por X candidato, y el 30% que vota por Y candidato, cree inmediatamente que es como un espejo. Yo me veo en un espejo, y solamente ahí me puedo ver que soy yo. A eso, en Estadísticas, se llama la estimación puntual.

La estimación puntual no se debe hacer, no es recomendable, ¡no dice nada! Se tiene que hacer la estimación por intervalo, que le llaman los intervalos de confianza. Si eso no se hace, entonces no se puede generalizar. ¿Por qué en esta encuesta no se podía hacer? No se podía hacer porque solamente se encuestaron a pobladores del sector urbano y, mientras en un municipio los segmentos muestrales no abarcan a todo el territorio, el resultado no es la intención de voto de los ciudadanos del municipio.

Esos son, digamos, como los dos elementos fundamentales, desde el punto de vista técnico, que vienen a contradecir lo que los medios de comunicación están diciendo que, para mí, de manera irresponsable dicen «esta es la intención de votos del municipio.»

Palabras de Rosario

Gracias Marcelina. El Profesor Tomás Valdés, después el Profesor Humberto Avilés y luego el Profesor Freddy Franco.

Palabras del Profesor Tomás Valdés

Muy buenas noches, yo quisiera expresar también mis opiniones técnicas, ya la compañera Marcelina ha dejado claramente establecido los problemas que tiene la presentación que se hizo de estos resultados.

Tengo 19 años de ser docente de la Universidad Centroamericana, cofundador del Centro de Gestión Empresarial de la Universidad Centroamericana, donde realizamos una serie de investigaciones en las cuales tenemos que realizar encuestas para los proyectos que ahí desarrollamos. Durante 3 años fui Director de la Dirección de Mercadeo y Comunicación de dicha Universidad, y también allí teníamos mucha especialidad de realizar todo tipo de investigaciones, especialmente en encuestas. Digo esto porque nosotros consideramos, y es mi opinión técnica, con el respeto que se merecen los que llevaron a cabo esta investigación y la forma en que fue manipulada en su presentación, es que, cuando nosotros decimos en un casco urbano… ¿en ese casco urbano, dónde? ¿Lo hicimos en la Calle Real? ¿Se consultó a los ciudadanos de las zonas rurales, que es la mayoría empobrecida de nuestro país? ¿No merecen ellos haber sido consultados en su opinión, o no son ciudadanos que van a ir a votar?

Esa es una de las preguntas que yo tengo a esta manipulación que se hace de esta encuesta, y además de eso, quisiera decir que nosotros consideramos que, al no haber establecido lo que técnicamente ha explicado la compañera Marcelina, de esos intervalos de confianza, entonces, ¿qué confianza pueden tener estos resultados?

Es como que en una familia donde haya 10 personas, 5 son mujeres y 5 varones, y tienen capacidad de votar, le fueran a preguntar sólo a los varones y entonces… ¿el resultado de los varones van a ser inferencia de que eso es lo que piensan también las mujeres? ¡Por favor, sean un poco más responsables en estas circunstancias, en que se presentan resultados que no reflejan el municipio, ni mucho menos!

Palabras del Doctor Humberto Avilés

Buenas noches; yo soy Profesor de Derecho Constitucional de la UCA, desde hace varios años, y de algunas otras universidades; no por casualidad he formado parte del Consejo Asesor del Foro Electoral Votando por mi Municipio, éste que concluyó el día de hoy con la presentación de los resultados de una encuesta, cuyas limitaciones técnicas, no voy a referirme a ellas, no es mi especialidad, ya lo han hecho la compañera Marcelina y el compañero Tomás, pero sí dejar muy claramente sentado que la emisión de los resultados al menos da qué pensar.

Y cuando digo da qué pensar estoy, ni más ni menos, que refiriéndome a la responsabilidad que debe de observarse, conforme al mandato de nuestra Constitución Política, en el Artículo 68, de una libertad de expresión responsable, y ustedes, hermanos y hermanas periodistas lo saben mejor que quien les habla.

Y en tiempos electorales, esa responsabilidad, ese cuidar la conciencia de la ciudadanía que va a votar, para que sigamos creciendo, como decía la compañera Rosario en su intervención inicial, creciendo en el amor, en la tolerancia, en la convivencia, en entender para qué es esta democracia que entre todas y todos vamos construyendo.

Yo no estoy haciendo una denuncia técnica, simplemente estoy constatando, y me hago eco de la posición, en el seno del Consejo Asesor, ayer teníamos una reunión del Consejo Asesor de este Foro Electoral, para conocer los resultados, y sorprendentemente ¡los resultados no pudimos conocerlos en esa sesión! Los conoció primero El Nuevo Diario. ¿Que El Nuevo Diario era patrocinador del Foro? Sí, perfecto, pero eso no significa que tuviese una exclusividad por encima de un Consejo Asesor integrado por Docentes.

Por esa regla de tres, a riesgo de que me tilden de exagerado, yo podría decir que me violaron mis derechos constitucionales, porque no estuve en igualdad de condiciones con respecto al resto de miembros del Consejo Asesor de Docentes que, en igualdad de condiciones debería de haber tenido acceso a la información que se iba a emitir, precisamente por la responsabilidad y la importancia de la información y en las circunstancias tan particulares en que se emite.

De manera que, retomando, el Profesor Fernando Malespín, Especialista en Derecho Laboral, miembro también del Consejo Asesor, que dirigió los reportajes del Foro Electoral sobre Masaya y Diriamba, si mal no recuerdo; este servidor, coordinó los reportajes sobre Sébaco y Ocotal, en su día en el mes de septiembre, protestó muy claramente ante el Presidente del Consejo Asesor, el Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la UCA, diciendo que no estábamos conociendo los resultados.

Entonces, se dijo, se argumentó, que claro que como el trabajo es muy arduo, ya se lo pueden imaginar con las aclaraciones y precisiones que ha hecho la Profesora Castillo, que hasta las 10 de la noche no habían procesado, ¡en fin! Lo que quiero dejar sentado es que un ejercicio responsable de la libertad de expresión, un ejercicio académico que trataba de estimular la participación ciudadana, era uno de los grandes temas de los cinco ejes que se decidió abordar a lo largo de este Foro Electoral, queda deslucido, por decirlo de una manera matizada y sin ningún ánimo de confrontar, que es lo último que necesitamos las y los nicaragüenses, cuando sorprendentemente, no se validan desde el punto de vista técnico, como señalaba Marcelina, los resultados.

No se puede hablar de la totalidad de un municipio, si no se ha consultado más allá del casco urbano; y no se ha detallado, sobre todo a la hora de presentar los resultados en un medio como es la televisión, con retransmisiones radiales, y en un medio escrito, si no se detallan las limitaciones técnicas que hubo en el procesamiento de la información, y en la emisión de los resultados.

Nosotros queríamos hacer esas aclaraciones que, creemos, es lo mínimo que nuestra ciudadanía, nuestra población electoralmente capacitada necesita y debe saber, porque suficientemente se lo ha ganado.

Palabras del Profesor Freddy Franco

Yo soy Profesor de la UNANManagua, soy Sociólogo, Historiador y Metodólogo; ya se ha explicado claramente que la encuesta que hoy se dio a conocer, no tiene validez técnica. Y no tiene validez técnica por dos cosas: es una encuesta no representativa, y no confiable estadísticamente.

No es representativa del universo de votantes en este caso, que lo conforman ciudadanos del sector urbano, semi urbano y rural. Hay un fuerte segmento de esta población que no fue tocada en términos de la encuesta, por tanto, eso le quita representatividad. Igualmente, al no establecerse lo que explicó la Profesora en términos de la confianza, eso la hace no confiable, en términos estadísticos.

De tal manera que, esas dos razones evidencian, unido a lo que decía el Profesor Avilés, del manejo secreto que se tuvo del procesamiento y el dar a conocer al personal que manejó el procesamiento, incluso a la profesora que diseñó técnicamente, que es la Profesora Castillo, a ella no la involucraron en este proceso de procesamiento, y dar a conocer inicialmente los resultados a alguien que técnicamente diseñó la encuesta.

Todos estos elementos, o sea, el elemento de la no representatividad, de la no confiabilidad de la encuesta, unido al manejo que se ha hecho, interesado, de su divulgación, efectivamente evidencian que se está haciendo uso de la encuesta como un arma política electoral, que lamentablemente, no contribuye a un debate sano, de altura y constructivo, en el país.

De tal manera, que nosotros queremos denunciar este manejo indebido, que se está haciendo de un instrumento que científicamente se utiliza, pero cuando se utiliza indebida e interesadamente, es repudiable. Muchas gracias.

Palabras de Marcelina Castillo

Quería mencionar otros dos elementos. Me parece que ha habido una mala intención en transmitir, divulgar, que esa encuesta da un resultado de intención de votos que representa a un municipio. Yo me pregunto cuál es la intención que se tiene, lógicamente, es política; hay una mala intención en eso, porque ocultar lo que es, ¡es una manipulación!

No decir, que solamente la encuesta se había realizado en sectores urbanos… yo leí y releí los artículos de los periódicos ¡y no lo veo por ningún lado! Por lo tanto, lo que se quiere es llegar a la mente de los pobladores, de que esa encuesta tiene una representatividad del municipio ¡y no lo es! Eso para mí merece que haya una aclaración. Una aclaración y, a lo mejor en el mismo espacio, en el mismo lugar donde se publicó lo anterior.

¿Qué veo…? En este momento, aún la aclaración no vendría, como dicen, a remediar el mal, porque es como cuando se despluma una gallina en una torre, las plumas salen y después recogerlas para volverlas a poner en la gallina, es imposible. Y a esta hora ya todo mundo leyó lo que se quiso decir y vio en la televisión lo que se quiso sacar, pero yo creo que realmente, esto se tiene que aclarar, porque en esta guerra de encuestas se hace de todo, y ahí merece una aclaración.

Palabras de Rosario

Yo creo que los profesores han sido contundentes, y antes de darle la palabra al compañero Rodolfo Delgado, quien es también experto en encuestas, que durante años ha realizado, dirigido, diseñado y desarrollado encuestas para organismos como la Unión Europea, Naciones Unidas. Durante 20 años, Rodolfo trabajó realizando encuestas dentro y fuera de Nicaragua y disertando sobre los resultados de esas investigaciones en distintos países.

Antes de darle la palabra a él, para que opine sobre esta manipulación, creo que es conveniente reflexionar un poco junto a nuestro pueblo, que con seguridad, en este momento se está preguntando, cómo es posible o cuáles son las motivaciones que llevan a determinados sectores a realizar una flagrante violación de los derechos ciudadanos, porque, si uno no respeta la libertad de conciencia, de opción, la libertad de elección y pretende incidir, manipulando resultados para crear efectos… esos son recursos efectistas, mediáticos, que son impropios de la Democracia.

Porque todos sabemos quiénes están involucrados en estos ejercicios; quiénes financian y quiénes patrocinan estos ejercicios. Todos sabemos que aquí hay medios de comunicación que no son medios de comunicación, ¡son medios de oposición! ¿Qué credibilidad puede tener una investigación, patrocinada por un medio de oposición, si tiene que lograr un resultado que convenga a sus objetivos? Y eso está más que claro.

Yo persigo determinados objetivos… si tengo un medio de comunicación y persigo determinados objetivos, y estoy haciendo campaña para alcanzarlos y además, acompaño a la campaña, manipulando investigaciones para producir los resultados que necesito, estoy quedando en evidencia como, uno, violador de los derechos humanos, de los derechos constitucionales, como decía aquí el Profesor referido a su persona, pero yo digo referido a todo el pueblo nicaragüense, porque el pueblo nicaragüense tiene el derecho de elegir libremente, de hacer uso de su conciencia libremente.

Uno no puede estar irrespetando ese derecho. Por eso es que nosotros, como fuerza política seria, responsable, jamás hemos recurrido a esa manipulación, y mucho menos a estar dando a conocer, como decíamos, números, que puedan afectar ese ejercicio, que tiene que ser libre, de la ciudadanía.

Quiero decir que a mí me parece que hay, evidentemente, una desesperación en quienes patrocinan a determinadas fuerzas políticas; una inseguridad total y una desesperación, que se pone en evidencia con esta demostración de inseguridad, de irrespeto, pero sobre todo, de negación de los derechos de las personas, de los derechos de la ciudadanía… ¡ellos que tanto hablan de derechos! ¡ellos que tanto hablan de ser los pulcros y los más excelsos representantes de una democracia, que aquí no estamos viendo! que más bien estamos viendo plenamente irrespetada.

Palabras del doctor Rodolfo Delgado

Cualquier investigación, el punto de partida es definir claramente el objeto de estudio, sea un estudio sobre salud, sobre educación, etc. Si es un estudio electoral, el objeto de estudio es medir resultados electorales, tomando en consideración la población objeto de estudio.

Si hay un estudio de tipo electoral, el voto es urbano, semi urbano y rural. Si la investigación no contempla todos esos estratos poblacionales, ya de por sí se desnaturaliza la investigación, ese es el primer punto.

Lo otro, totalmente de acuerdo en lo que se señala sobre la falta de inferencia estadística y sobre la validación de los intervalos de confianza, que son los que dan la consistencia a los resultados de cualquier ejercicio de esta naturaleza.

El tercer punto, que también, como falla de este objeto de estudio, según lo que leemos en los medios, cuando uno hace un estudio de tipo electoral tiene que medir también aspectos que tienen que ver con posible abstención y posibles factores, que en ese momento están indecisos, lo cual en esos resultados, no están presentes.

Con experiencia de 25 años haciendo encuestas a nivel nacional, yo debo tener una duda razonable, de que se diga que… ¡en 4 días, se hicieron más de 15 mil entrevistas! Eso es igual como salió la encuesta M&R en las elecciones del 2006, haciendo una encuesta de más de 7 mil casos, en dos días. No es un asunto de superman, no es un asunto creíble, las encuestas son serias. Y aquí, esta encuesta dice que son 15 mil y picos de entrevistas ¡en 4 días…! del 4 al 5 de octubre y del 11 al 12 de octubre. Eso es materialmente imposible, aún cuando hubiera sido estrictamente urbana.

Esos son los comentarios que quiero hacer, y me parece que los medios de comunicación tienen que acordarse, el 9 de noviembre, el 10 y el 11 cuando se conozcan los resultados, tienen que tomar en cuenta quiénes han salido previo con estas intenciones premeditadas, porque también la efectividad se premia y la bandidencia se tiene que castigar ante el pueblo nicaragüense, en un proceso en que estamos buscando cómo consolidar Democracia y no como alterar procesos amañada o indebidamente.

Palabras de Rosario

Yo creo que también queda claro, que aquí se está instalando lo que han venido vaticinando, anunciando: una búsqueda de invalidar el proceso electoral, un afán de deslegitimar los resultados electorales. Es una guerra sucia y la guerra sucia pretende, con estas encuestas falsas y manipuladas pretende, uno, crear en la ciudadanía determinadas reacciones, favoreciendo o desfavoreciendo fuerzas políticas. Pero sobre todo, esto tiene la intención de crear y proponer cifras como posible resultado o como casi seguros resultados y, todo lo que difiera de esa cifra que aparece sacramentalizada por estos notables, estos medios de incomunicación, todo lo que difiera de eso, es ilegítimo. ¡A eso quieren llevar al pueblo de Nicaragua! y hay que denunciarlo.

Yo quiero aquí, reconocer la valentía de los profesores, de los académicos que están aquí presentes esta noche, porque creo que es la primera vez que en Nicaragua, se enfrenta una mentira, una manipulación de este tipo, con esa bravura, con esa firmeza, con esa valentía, y sobre todo, con esa coherencia profesional, académica y ética, que estamos viendo aquí esta noche, en los hermanos que nos acompañan.

Si ustedes tienen preguntas, compañeros y compañeras periodistas, con muchísimo gusto.

Período de preguntas y respuestas

Pregunta de Lucía Pineda

Canal 2

Profesora, usted dice que diseñó la muestra, ¿no sugirió que ésta se aplicara tanto en el sector urbano y en lo rural, como usted explicaba? y ¿qué fue lo que le dijeron? Porque usted era parte de ese Foro Electoral. Y ¿quiénes financian al Foro? que ahora, ustedes ya no pertenecen al Foro, según entiendo.

Respuesta de Marcelina Castillo

En primer lugar, yo no era del Consejo Asesor del Foro, solamente diseñé la muestra, por lo tanto, yo no participé ni en levantamiento de información, ni procesamiento, ni en decisiones, y supe de los resultados hasta hoy. Es decir, técnicamente, yo soy responsable en el sentido de decir, de aclarar las cosas siempre, y por consiguiente, yo aclaré y dije que una Muestra, para ser representativa, tiene que hacerse en sectores urbanos y rurales.

La primera Muestra que se diseña, es diciendo la proporcionalidad de encuesta que deben hacerse en sectores urbanos y en sectores rurales, porque eso se hace cuando se realiza un diseño, se definen los segmentos de manera aleatoria, y todas esas cosas. Pero los tomadores de decisiones, son los que al final deciden cuántas se hacen y dónde se hacen; no es el diseñador el que decide, por consiguiente, yo no decidí y la decisión fue, hacerse solamente en sectores urbanos y no en los sectores rurales.

Por eso es que yo aclaro, que lo que se está diciendo no corresponde con lo que se hizo, porque, si la muestra se recoge solamente de sectores urbanos, eso es lo que tiene que decirse: que ese resultado corresponde a sectores urbanos. Por lo tanto, lo que se dice en los medios, lo que se ha estado diciendo, no es así; ¡no se puede decir que ese resultado obedece a la intención de voto de un municipio! Eso es imposible, es ilógico, no corresponde.

Y aún así, si vos no hacés la inferencia estadística, tampoco podés generalizar. En Estadística se dice que cuando uno hace una encuesta, si uno solamente describe lo que dice la muestra, representa la intención de votos de los 3 mil o de los 4 mil encuestados.

Otro asunto es que vos hagás la inferencia, pero no la podés hacer, porque no lleva la parte rural; ni aún queriéndose hacer, no se podía, porque solamente se levanta información en una parte de todo el municipio. Ese es el asunto, por lo tanto, vos no podés decir: esto es la intención de voto y gana el PLC o el ALN. ¡No podés decirlo en el sentido de que eso no es así, no corresponde! Son dos elementos que hacen que se caiga lo que están diciendo los medios de comunicación. Esa es una gran limitante que tiene, y por lo tanto, el alcance no es municipal.

Palabras de Rosario

Yo sólo quiero decir en relación a lo que comentaba Lucía, que yo espero y desafío a quienes hablan tanto de la libertad de expresión, que respeten el derecho a la libertad de expresión de estos académicos, expertos, especialistas, que nos han acompañado esta noche.

Pregunta de Ari Pantoja

El Nuevo Diario

Buenas noches señora Murillo, buenas noches a quienes presiden la mesa. Mi nombre es Ari Pantoja de El Nuevo Diario; la señora Murillo en su intervención en algún momento, dijo que estas encuestas eran pagadas por algunos organismos y auspiciadas por medios de comunicación como El Nuevo Diario…

Palabras de Rosario

Yo no mencioné al Nuevo Diario, dije, medios de comunicación nacionales.

Pregunta de Ari Pantoja

Yo le quisiera preguntar al profesor Avilés ¿qué organismos les pagó esta encuesta siendo que usted era miembro del Consejo Asesor? Gracias.

Palabras de Rosario

Insisto en que, la manera de hacer las preguntas, afirman en la pregunta temas o asuntos que uno no ha dicho. Yo dije, medios de comunicación nacional, y quisiera que usted, corrigiera la pregunta.

Quiero pedirle que corrija su pregunta. Es la manera en que trabajan los medios de comunicación… quiero que corrija, por favor, por respeto a lo que yo dije… usted puso en mi boca palabras que yo no he dicho, yo como persona tengo derecho a pedirle… yo no usé el nombre de El Nuevo Diario, no porque no pueda usarlo, porque si es un periódico, es público, pero, yo hablé en concreto, de medios de comunicación nacionales en mi introducción.

Correcto, entonces usted acepta que yo no dije El Nuevo Diario. Lo importante es que a la hora de abordar las preguntas, se apele a la verdad y se hable con verdad, porque es la manera en que después se manipula la información. De eso, ya venimos todos de vuelta, por eso yo le insisto en que yo no lo he dicho, no he expuesto que sea El Nuevo Diario, dije, medios de comunicación nacionales ¿de acuerdo?

Pregunta de Ari Pantoja

Ya que doña Rosario generalizó, y esta encuesta en particular fue pagada por alguien, yo quisiera que el profesor me aclarara ¿qué organismo le pagó para hacer esa encuesta, y manipularla ?

Respuesta del Doctor Humberto Avilés

 

En primer lugar, yo demando respeto, porque me está preguntando ¿quién me pagó? A mí no me ha pagado nadie, para empezar. Yo estoy aquí por mi libre y espontánea voluntad, en el ejercicio de la libertad, que tanto ha costado a todas las y los nicaragüenses. Eso es lo primero que tenemos que dejar claro.

La encuesta, y no es ningún secreto, el Foro Electoral 2008 Votando por mi Municipio, que organizó la Facultad de Ciencias Jurídicas de la UCA, fue financiado por la Cooperación Danesa. ¿Me pagó a mí? ¡Nadie me ha pagado! si contesta su pregunta. Había auspicio de El Nuevo Diario, de Radio Universidad, el Canal 10, que fue contratado en una relación comercial, me consta porque formaba parte del Consejo Asesor.

Aquí se ha hecho una denuncia técnica, de la responsable de la ficha técnica de la encuesta, instrumento último con el que se concluyó el Foro Electoral citado, lo que yo estoy comentando en tanto que miembro, hasta esta mañana, del Foro Electoral, que se disolvió porque ya terminó; la emisión de los resultados en las circunstancias que se han hecho, fue el último acto de ese Foro Electoral Municipal.

Complementariamente, no es el primer Foro en el que participo, el de las Elecciones Nacionales 2006, su servidor participó, y le tocó comentar el Programa Político de un Partido, que hoy es ilegal y desaparecido, el Movimiento de Renovación Sandinista; lo recordarán en El Nuevo Diario, el Director Francisco Chamorro era uno de los comentaristas.

Financiado por la Cooperación Danesa, auspiciado por quienes hemos dicho; buscarle vueltas a qué estamos diciendo… una cosa es la denuncia técnica de la profesora Castillo; otra cosa es la denuncia política del irresponsable ejercicio de la libertad de expresión, por parte de quién cree que puede utilizarse la información como un arma arrojadiza.

Debo recordar algo que hace muchísimo tiempo aprendí, andando por el mundo, lo citaba Felipe González, ex Presidente del Gobierno español y establecía una diferencia, creo que es muy importante y viene a colación: «no es lo mismo opinión pública que opinión publicada.»

Desgraciadamente, aquí hay un montón de gente que se ha autoerigido en generadora de opinión pública; de pronto, por arte de birlibirloque, sacudimos una alfombra, y sale medio millón de analistas políticos; y por arte casi de magia, surgen fondos que, inexplicablemente, financian, en un país donde la prioridad debería seguir siendo y es, para nosotros, por eso estamos aquí, combatir la pobreza, y debería de ser nuestro principal combate, la libertad de vivir con la conciencia tranquila, debería ser nuestro principal combate.

Si tanto nos importa la Constitución Política, ¡ayúdennos a divulgarla! lo digo como constitucionalista, que aspiro a ser, todos los días intento aprender algo, constitucionalmente hablando. Los derechos humanos dejaron de ser humanos y se convirtieron en fundamentales cuando, a costa de la sangre de los que murieron, creyendo en la libertad, igualdad, fraternidad, que preconizaban los disque revolucionarios franceses, del siglo XVIII, ¡por eso murieron!

¿Y nuestros héroes y mártires, por qué murieron? Para que nosotros tengamos viva la llama que nos permite defender, con la conciencia bien alta, con la frente en alto, frontalmente, decir la verdad. Si la verdad es que técnicamente hay imperfecciones en una encuesta, pues lo estamos diciendo ¡y eso no tiene porque ofender a nadie! ¡si ratificar es de sabios! Pero, respetemos lo que constitucionalmente está escrito.

Si no me conviene la parte fundamental de los derechos consignados, protegidos y garantizados por la Constitución Política, ¿entonces la voy a acomodar? Si el resultado de una investigación que hice no conviene a mis intereses políticos coyunturales ¿la voy a acomodar…? ¡Discúlpenme, compañeras y compañeros…! Si eso es libertad de expresión, como dice la sabiduría popular… «para ese viaje no hacía alforjas.»

Y en esta casa, si me permite nuestra compañera Rosario, aquí no nos pagan, a nadie; aquí estamos por militancia revolucionaria, y no de ahora, creo que todos somos suficientemente conocidos y hemos externado nuestra opinión, y la vamos a seguir externando. Por eso, somos orgullosamente nicaragüenses y coherentemente sandinistas.

Palabras de Rosario

Muchas gracias a todos, a todas, y nos seguimos viendo. Gracias.

también te puede interesar