Nicaragua Triunfa

Hemos ganado y defenderemos nuestro votos

Entrevista al Compañero Edén Pastora Revista En Vivo con Alberto Mora Multinoticias, Canal 4

Redacción Central |

Entrevista al Compañero Edén Pastora Revista En Vivo con Alberto Mora Multinoticias, Canal 4

Palabras de Alberto Mora

Amigos televidentes, le damos la bienvenida al Comandante Edén Pastora Gómez. Bienvenido Comandante, gracias por estar con nosotros, gracias por acompañarnos.

Ahora tengo la oportunidad de solidarizarme con usted personalmente, y expresarle nuestra indignación por la agresión que usted sufrió en su casa, con su familia, sus nietecitas. Esa agresión cobarde de la que usted fue objeto de parte de esta gente enviada por Montealegre, Quiñónez y el resto de personas que azuzan al país.

Comandante, usted se defendió, pero yo vi que usted no tiró balas a la gente; usted disparó para disuadir. Porque después yo vi unas balas, en la Casa Vamos con Eduardo, que ahí sí, en forma horizontal…bang, bang. Pero, voy a ir más allá… ¿qué le parece la actitud de este señor, Eduardo Montealegre?

Palabras de Edén Pastora

Primero hermanos nicaragüenses, buenos días; vamos a hablar con sinceridad, con franqueza sobre un hecho que se está dando en Nicaragua, en varios hogares nicaragüenses, en mi casa, en lo personal.

Agradecerte la oportunidad Alberto, de hablar de estas cosas, porque mis nietas… ¡no tienen derechos humanos! Ningún organismo de los Derechos Humanos se ha pronunciado sobre la violación a los derechos humanos que hicieron con mis nietas, con mi esposa, con mi suegra, una anciana de 82 años, que la sacaron de la camioneta bajo la lluvia de las pedradas… ¡mi mujer! Y sólo yo tuve que defender la dignidad, el honor de mi hogar.

Desgraciadamente, éstos escogieron el único lugar que no debían escoger en Managua… la casa de Edén. Hombres de 20, 30, 35 años, que no saben el viejo que está ahí.

Alberto, Dios me quiere, Dios me quiere y no me canso de agradecérselo… si yo hubiera estado en la casa cuando empezaron las barbaridades éstas, que sobre las pedradas venían las palabras soeces… «¡le estás mamando la verga a Daniel Ortega!» gritaban.

Si yo he estado ahí, yo salgo con mi fusil en ráfaga y hubieran enterrado, al día siguiente, a 20, 30, 40, de esta gente… ¡Dios me quiere porque en ese momento no me puso en la casa! Estaban sólo mi hija, mis nietas, la Adelí, sólo mujeres… pero ahí ¡no hay Derechos Humanos!

Pregunta de Alberto Mora

¿No llegó doña Vilma Núñez de Escorcia? ¿Ni Carmona…?

Palabras de Edén Pastora

No llegó, no la vi, no se pronunció, ¡no ha dicho nada! ¡Nadie de ellos!

Entonces, me llamaron por teléfono y me vine; yo andaba trayendo a mi suegra, con mi mujer, que anda trayendo a su madre enferma. Me llaman y me dicen lo que está pasando, 10 minutos antes, y me vengo en carrera, yo ya voy de seguro con la adrenalina, con el azúcar alto… yo tengo diabetes, y cuando me parqueo, siento el primer impacto en el vidrio; cuando salgo, siento otro impacto en el carro, en el vehículo, y ahí está mi mujer al lado, de 65 años, y atrás está mi anciana suegra, de 82 años.

Entonces ¿qué hago? Me salgo y veo aquella multitud tirando piedras… saqué el fusil, y Dios me quiere tanto que me iluminó y me dice: «Edén, no los matés, hay una medida persuasiva, disuasiva…» y disparé al aire. Se dio un hecho que parece gracioso dentro del drama, sonaban las balas y sonaban las piedras cuando las soltaban los delincuentes.

¡Cómo lamenté que no estuviera Quiñónez ahí! ¡Cómo lamenté que no estuviera Eduardo Montealegre! Y uno, que si allí hubiera estado, termina… ni máximo ni mínimo hubiera sido, hablando babosadas, porque yo estoy defendiendo la dignidad de mi hogar.

¿Y todo por qué, hermano? Todo porque el Presidente Daniel Ortega está desarrollando programas sociales. Eso es todo, así de sencillo… ¿para qué vamos a ir a análisis objetivos, subjetivos, y las correlaciones de fuerzas, la plusvalía y las fuerzas de trabajo, el proletariado, el campesinado? No, no. Solamente porque el Presidente Daniel Ortega está desarrollando programas sociales. Eso es todo, no hay otra razón de ser.

Porque, por la misma razón que ganó Herty, por la misma razón que ganó Nicho Marenco, indepen-dientemente de los problemas internos políticos, dos Administraciones sandinistas, y los programas sociales que está desarrollando este Gobierno, la derecha sabe que aquí, hay sandinismo para mucho tiempo… ¡en libertad y en democracia! Cumpliendo las mismas leyes de ellos, de los burgueses.

Yo le dije a Daniel en determinado momento… «Daniel, en el 80 era más doloroso, pero ahora es más difícil. Se necesita arte político, conocimiento, amor, entrega a este pueblo, para que hagás lo que estás haciendo, con las mismas leyes de ellos.»

En libertad y en democracia, no se ha reprimido, no se ha apuñalado a ningún periodista, como ellos le metieron 12 puñaladas ahorita al periodista; no se tiene en la cárcel a nadie, no se ha ido a atacar a nadie a la casa de ellos, se les ha respetado.

Entonces, que Daniel esté haciendo esto, después de dar la muestra de aceptar la derrota ¡con dignidad! en tres oportunidades. Que te voy a decir… una vez, cuando Daniel, antes de que el Consejo Supremo Electoral se pronunciara, fue en la madrugada a felicitar a don Enrique Bolaños, a ponérsele a las órdenes y decirle, lo apoyo en su gestión… ¡y lo hizo un año! hasta que Enrique Bolaños dijo, no necesito… que los gringos, que Colin Powell, que el otro, le dijo no siga aceptando el apoyo…¡hasta entonces!

Cuando yo veo que Daniel acepta la derrota, cuando el Consejo Supremo Electoral lo tiene controlado el MRS, y aparecen las boletas en los cauces y él acepta… Yo digo ¿qué está pasando? Lo que está pasando es que está dando una gran lección para futuras elecciones, a futuros políticos… ¡No han aprendido esa lección de aceptar, con dignidad, la derrota! Eso es de caballeros, eso es de hombres.

Palabras de Alberto Mora

Están azuzando a la gente; situaciones como la suya, después agarran a pedradas a la gente, con los garrotes, agarran a balazos a la gente.

Palabras de Edén Pastora

Están cometiendo un error garrafal, ya se les olvidó o no conocen la furia de los sandinistas… que todo se mide, los glóbulos rojos miden tanto, la sepultura mide tanto, tu cuerpo pesa tanto, todo tiene un fin, y la paciencia de nosotros también tiene un fin.

Yo no sé, ¡son tan estúpidos! que no saben lo que es el sandinismo… el Partido mejor organizado en América, el Partido con más mística en América, el Partido que toma el Poder con 50 mil mártires, el Partido decidido de ¡Patria Libre o Morir! El día que este pueblo salga a defender su voto, va a temblar Montealegre, de pies a cabeza; Quiñónez, y el Máximo, que no es ni máximo ni mínimo, ¡van a temblar…! Te lo aseguro.

Están jugando con fuego. Te voy a decir, si fracasa la Policía, si la Policía no puede poner el orden porque ya ordenó Daniel que no hay más balas de goma, ni bombas lacrimógenas… El día que fracase el Ejército controlando a estos de derecha, a esta gente, a estos liberales, ¡que de liberales no tienen nada! Liberales de partido no son, ni liberales pensantes, ideológicos, revolucionarios, iconoclastas, volterianos… de liberalismo no saben, ¡no saben qué cosa es liberalismo!

El día que fracasen las instituciones, nosotros, 300 mil nicaragüenses sandinistas, los vamos a poner en orden… ¡y sólo esperamos la orden de Daniel! que Daniel mueva un dedito… y éstos van a saber lo que es un pueblo, reclamando su voto, defendiendo su voto.

Palabras de Alberto

Daniel ha sido muy responsable y maduro.

Palabras de Edén Pastora

¡Definitivamente! ha demostrado una gran madurez… desde el 90, que aceptó la derrota, con dolor en el alma, ¡le ha de haber dolido a Daniel!

¿Y que yo combatí a Daniel? No, no es cierto. Yo combatí los errores de Luis Carrión, combatí los errores de Henry Ruiz, los errores de Tirado López, del General Hugo Torres; de Dora María Téllez, que era la Delegada Política de Managua. Y que, cuando Nandaime no va… ¡ella no dejó salir a nadie! y dijo que había que echar presa a doña Miriam Argüello… ¡y presa doña Miriam Argüello! Hizo barbaridades, ésa, la madre de las dictaduras, que ella la añora tanto, es lo que yo combatí, los errores que cometieron todos esos del MRS… ¡que no dejaron gobernar a Daniel!

Y les voy a contar un caso que todo el mundo lo sabe. Cuando las Elecciones del 90, que se sabe que Daniel llevaba el discurso en la bolsa, para anular el Servicio Militar Obligatorio, ¡ellos no lo dejaron! Recuerdo un hecho… pero de esos hechos, son un porción… ¡no lo dejaban gobernar! Sergio… ¿no eras vos el más radical? ¿no eras vos el más marxista leninista?

Palabras de Alberto Mora

¿Ese es el que está pidiendo que anulen las elecciones?

Palabras de Edén Pastora

Es el que está pidiendo ahorita que anulen las elecciones, ¿por qué? ¿por qué le fracasó…?

Palabras de Alberto Mora

Tomás Borge un día decía que Sergio Ramírez brincaba cuando habían confiscado a Enrique Bolaños, a Alemán, y a alguien más… ¡cómo brincaba usted doctor Ramírez! le dijo un día Tomás Borge.

Palabras de Edén Pastora

Y fue el que más lloró cuando perdieron las elecciones del 90, salió en carrera donde Humberto Ortega, a abrazarse con él… los dos llorando, porque habían perdido las elecciones.

¿Qué le pasa a Sergio? Que fracasó. En su libro ¡Adiós muchachos… adiós muchachos! porque creía que el Partido nunca más iba a gobernar.

Palabras de Alberto Mora

¿Era radical de verdad, muy radical?

Palabras del Comandante Edén Pastora

Todo el mundo creía que Sergio iba a ser el moderador y era el más radical, y se reía de mí cuando yo hacía las críticas de la Dirección: «Jo, jo, jo, cómo se ve que el Comandante Cero, no tiene nivel político ideológico…» Entonces me fui a una ferretería a comprar un nivel hijueputa y se lo puse ahí… ¡ahora ya tengo nivel!

Palabras de Alberto Mora

Así cuentan algunos economistas, que era bastante especial dentro de la economía, porque él manejaba la economía.

Palabras de Edén Pastora

Él manejaba la economía, manejaba el Gabinete, ¡él manejaba todo! Daniel, que tenía la nominación de Presidente, es el que andaba de organismo internacional, de país en país, internacionalmente, De Cara al Pueblo en Cara al Pueblo, defendiendo.

Palabras de Alberto Mora

Pero ahora coinciden con Montealegre, ellos tienen muchas coincidencias.

Palabras del Comandante Edén Pastora

¡Ah! ahorita coinciden todos ellos, porque tienen lo que antes no tenían… cuando no tenían nada, cuando era un escritor desconocido, que la Revolución lo dio a conocer; que es lo que es porque la Revolución lo presentó al mundo, y que no tenía ni casa en qué vivir, ni cama en qué caer muerto, y que la Revolución le dio casa, cama, le dio reales y toda babosada… ¡ah! ahora que tiene todo, ya no necesita de la Revolución ¡y todos ellos están así!

Aquí conté que el campesino me dijo, que yo no entendía por qué estas cosas de esa gente, y el campesino me dijo: «Comandante, cambió su situación económica, cambió su posición política.»

Ahorita están diciendo….. piden la revisión, entonces le dicen, sí, vamos a la revisión… ¡ah, no! Fíjate que el lema de ellos te demuestra que no es la Alcaldía de Managua lo que les interesa, porque en su programa no hablan de basura, en su programa no hablan de calles de barrios, de luz para los barrios ¡no hablan de nada! Su planteamiento es «todos contra Daniel.» ¡Es el poder nacional, es la Revolución lo que los tiene preocupados! Yo por eso estoy apoyando a este Gobierno, porque está haciendo la Revolución en libertad y en democracia, que es lo más le preocupa a ellos.

Daniel en el 2006, el voto negativo era de 63%; en la siguiente encuesta de 53%; en la tercera encuesta del 50%, ahora, tiene que ser menos del 50%, porque saca el Partido arriba del 50%. ¿Por qué? Dos Administraciones sandinistas ¡de primera! que todo el mundo dice que fueron excelentes, las reformas sociales que está haciendo.

¡Claro! En los barrios, cuando llega Daniel y manda a hacer calles, llega la Ruth Herrera a meterles el agua y el otro a meterles la luz, y sin preguntar si este es sandinista, si este es liberal, si aquel es de la Resistencia, sin preguntar eso y les mejorás la calle… esa gente tiene que dar el voto al Partido, al Frente, al candidato del Frente, para que continúen los programas sociales.

Fíjate que en la televisión, yo veo en el programa de Carlos Fernando Chamorro y la Dora María Téllez, y le dice Carlos Fernando: bueno, y ahora qué es lo que va a pasar con tales y tales y le empieza a enumerar, ¡Carlos Fernando Chamorro, sin darse cuenta que le está haciendo la propaganda al Frente! todos los programas sociales… que ahora que está haciendo calles, que está entregando títulos, entregando casas ¿qué va a pasar…? Y Dora María dice: «¡Eso es corrupción! porque lo está haciendo con dinero del pueblo.»

¡Ideay…! ¿y con qué dinero lo va a hacer? ¡Es corrupción desarrollar programas sociales…! ¡La Comandanta programática ¡imaginate! la inte-ligente…! Y la vi, estúpida y llena de odio; le vi un gesto a Dora María que yo no se lo había visto nunca… cuando se refería al Comandante, al Presidente, se le veía el odio. Y yo digo… ¿por qué? si está cumpliendo con el deber revolucionario sandinista, de trabajar para este pueblo.

Como ellos no están batiendo la cajeta y no está de delegada política por Managua y reprimiendo y no dejando salir… ¡ahora hay democracia! Cuando era la madre de las dictaduras en el 80… sí, ahí estaba Dora María, ahí estaba Luis Carrión, ahí estaba Henry Ruiz ¡Que me extraña de Henry Ruiz! Si yo pudiera hablar, y quisiera hablar con Henry Ruiz… ¿qué es lo que está pasando, ese fenómeno? ¡Que no se dejen cegar por el odio! el odio embrutece.

Fíjate que yo, en mi momento difícil, que salgo con el arma y veo la multitud tirándome piedras, de todos estos contratados, desclasados, porque son unos pobres que andan defendiendo a los banqueros… ¡tienen que ser brutos, tienen que ser estúpidos! Para andar, un pobre que vive en un barrio y aquí tengo nombres, dónde viven y quiénes son, ya están ubicados. Unos pobres jodidos, defendiendo a los banqueros, detrás de los banqueros ¡no hay peor cosa que un desclasado…!

Pero, los sandinistas no somos babosos, ¡vamos a defender nuestro voto! Y vamos a seguir apoyando a Daniel. Esta es una Revolución en libertad y en democracia ¡soñada! por cienes de miles de muertos que ha costado defender esta Revolución.

Fíjate que yo le decía a Daniel: «Daniel, yo estaba preocupado, porque a mis 72 años, si no ganabas este período, y si no se hacía una Revolución en este período… ¡yo ya no la veo! Yo estaba preocupado. Y fijate que yo critiqué el pacto, porque no se conocían los efectos, pero cuando conozco los efectos del pacto, que nos permiten el poder y hacer nuestra Revolución… ¡bendito pacto! digo yo.

Es como cuando yo estaba en ARDE. Los que no conocían los efectos de ARDE me combatían, pero cuando saben que no dejo entrar a la Contra y que me le paro a la CIA, y que ésta dice que yo les hacía más daño que cien batallones del Ejército Popular Sandinista, y, que cuando yo hablaba, drenaba la capacidad de la CIA… y un porción de cosas que dice la CIA, que los regañaba, como sólo Pastora sabía hacerlo. Entonces me dicen: «Edén, cumpliste un papel positivo, evitaste que entrara la Contra por el Sur…»

Alberto, si entra la Contra por el Sur; la Contra Norte y Sur… el imperio se apunta a una solución militar y ¡nos mata!

Cuando yo conozco los efectos del pacto, cuando conozco las consecuencias que genera el pacto, yo digo, «ideay, si todos los estadistas del mundo pactan.» Porque la lucha es… cómo te quito el poder, para hacer, desde el poder, mis programas sociales. Aquél dice… cómo te quito el poder para, desde el poder, cómo me enriquezco más, cómo robo más, cómo hago más megasalarios. Eso es la lucha, cívica o armada, o te aplasto cívicamente o me aplastás militarmente.

En la lucha, después de 3 elecciones que nos roban; bueno, la primera ¡ganaron…! Fijate que cuando el MRS controlaba las Instituciones del Estado, la Asamblea, la Procuraduría y la Contraloría, en alianzas con los pescaditos, te controlaban todo. Y en la Asamblea, Sergio… ¿no hiciste las leyes que vos quisiste? Y cuando controlabas el Consejo Supremo Electoral… ¿a cuántos te mamaste? ¿a cuántos inhibió?

Y ahora que este jodido Wilfredo Navarro, va y mete al Consejo Supremo Electoral que inhiban al MRS, que ahora está en besos y abrazos con Wilfredo Navarro, la Dora María y todos ellos, logran que el Consejo Supremo Electoral, por no cumplir las leyes, los inhiban… ¡ideay, sólo a dos! Y ahí, el Frente no tuvo que ver nada, Daniel Ortega no tuvo que ver nada, ahí fue Wilfredo Navarro con el Partido Liberal Constitucionalista.

Son hipócritas, tontos, idiotas, deshonestos, y eso lo sabe el pueblo. Y este pueblo no es estúpido. Cuando dicen, ¡ay, inhibieron a dos! Ahí estaban diciéndolo en la televisión, vayan a decírselo a Wilfredo Navarro, porque, cuando ellos controlaban las instituciones, pactando con los pescaditos, controlaban la Asamblea, hicieron leyes a la medida, con nombres propios… esta para Edén, esta para Antonio Lacayo.

«El que alguna vez haya renunciado a su nacionalidad no puede aspirar a la Presidencia… Edén Pastora,» y me aplicaron la no retroactividad de la Ley, y violaron un principio universal e hicieron barbaridades. Yo no vi a nadie de ellos, protestando.

Y cuando a mis hijas y mis nietas, atacadas de nervios, les decían bascosidades y lluvias de piedras… yo no vi a los Derechos Humanos pronunciarse, ni vi pronunciarse ni condenar a nadie; lo tiraron como una noticia, dicen, tiraron piedras.

Te voy a decir que Dios me quiere, que no estaba en la casa; Dios me quiere, que me iluminó que disparara al aire, persuasivo o disuasivo, para disuadirlos. Y te voy a decir, y quiero decirle a este pueblo, a la Policía, al Ejército y a todo el mundo… «si vuelven a llegar a hacer las mismas cosas, voy a disparar apuntados, ¡voy a matar! No voy a permitir que vuelvan a faltar a la dignidad, al orgullo, al honor, a la paz, a la tranquilidad, al derecho que tenemos de vivir en paz, en mi casa… ¡Voy a defenderla, a cómo sea! Vean a qué hora se los digo, y lo dejo patente ante la Iglesia Católica… que desde en mi casa, yo tengo derecho a matar a los que lleguen a molestar, a violentar los derechos que tengo en mi casa.

Y se los digo a los Obispos, se lo digo a las autoridades judiciales, militares, policiales y se lo digo a todo mundo. Y este pueblo sabe que cuando yo digo que voy a hacer una cosa, la hago… si vuelven a llegar, disparo apuntado.

Palabras de Alberto Mora

Comandante, dice el señor Montealegre que ya no tiene las actas, que las tiene en un banco. Él sólo habla y habla.

Palabras de Edén Pastora

¿Cuáles actas? Si el Consejo Supremo Electoral le pidió las actas y llegó con dos, las otras sólo tienen dos firmas, no tienen las cuatro firmas.

Están engañando a este pueblo, porque no tienen la dignidad que les enseñó el Presidente Daniel Ortega de saber perder, como lo hizo cuando perdió ante doña Violeta, como lo hizo cuando le robaron las elecciones con el doctor Arnoldo Alemán, y como hizo con el ingeniero Bolaños.

¡No han aprendido esa lección! Y mientras la derecha no aprende esa lección, aquí no va a haber paz, no va a haber tranquilidad, porque nosotros ¡vamos a defender nuestro voto!

Palabras de Alberto Mora

Le agradezco Comandante, gracias por habernos acompañado esta mañana, gracias por haber venido.

también te puede interesar