Nicaragua Triunfa

Reconocer y celebrar los resultados electorales

Encuentro de Daniel con el Consejo Supremo Electoral y con Observadores Electorales Internacionales

Redacción Central |

Encuentro de Daniel con el Consejo Supremo Electoral y con Observadores Electorales Internacionales
» Se reunió Daniel con observadores electorales internacionales

Palabras de Roberto Rivas

Presidente del Consejo Supremo Electoral

Muchas gracias, Presidente; gracias Coordinadora de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo; estamos aquí el Consejo Supremo Electoral, yo diría en pleno, quienes no nos acompañan es porque están ejerciendo funciones en este momento muy relacionadas con el cargo de la organización electoral y, lamentablemente el Magistrado José Miguel Córdoba, que ha perdido a una hermana el día de hoy, ha fallecido, y por eso no nos puede acompañar, me pidió que le transmitiera sus excusas por no estar presente.

Tenemos un nutrido grupo de Observadores Internacionales, yo diría de alta calidad; personas que han llevado adelante, durante su vida profesional, una serie de procesos electorales. Personas sobre las que han descansado los procesos electorales que han elegido a una gran cantidad de gobernantes y autoridades de América Latina, de nuestra América, América del Sur, Centro América y El Caribe.

Por un lado, tenemos el grupo del Protocolo de Tikal y Protocolo de Quito, que está aquí su representante, el Director Ejecutivo del IIDH/CAPEL, que es el Centro de Asesoría y Promoción Electoral, el Doctor Roberto Cuéllar, quien está acompañado de representantes del Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica, del Tribunal Supremo Electoral de Guatemala, de la Comisión Electoral de Jamaica, de la Junta Central Electoral de República Dominicana, de la Comisión Electoral de Santa Lucía.

Lo acompañan a él, funcionarias del Centro de Asesoría y del IIDH, por allá tenemos a Victoria Nati, ella se relacionó mucho con Nicaragua en la lucha antes del 79; creo que algunas de las gentes de su Partido estuvieron protegidas en la casa de su padre.

Tenemos también a María Lourdes, que es una Oficial de CAPEL, que ha trabajado mucho con todos estos Magistrados; tenemos Magistrados del Tribunal Supremo Electoral de El Salvador, del Tribunal Supremo Electoral de Honduras, eso por lo que es el Protocolo de Tikal.

Por lo que es el Protocolo de Quito, tenemos a representantes de la Cámara Nacional Electoral de Argentina, de la Junta Nacional de Elecciones del Perú, de la Corte Electoral del Uruguay, de las oficinas, tenemos al Doctor Rodolfo González Rissoto del Uruguay, parece que esta es una tarde de uruguayos, porque por otro lado tenemos también otros uruguayos, que son miembros de la Corte Electoral del Uruguay.

De la Oficina Nacional de Procesos Electorales del Perú, ellos tienen dividido el Sistema Electoral en dos, la ONPE, y lo que es la parte contenciosa; también tenemos de la Corte Electoral del Paraguay, eso por un lado; y por otro lado tenemos al otro grupo de personas que integran lo que es el Consejo de Expertos Electorales de América Latina, que está aquí su Presidente, el Doctor Nicanor Moscoso.

Ahí tenemos Magistrados, personas que han sido Presidentes de Tribunales Electorales, Magistrados en servicio activo y Magistrados que ocuparon el cargo durante algún tiempo; tenemos representantes de Honduras, de El Salvador, de República Dominicana, de Colombia, de Ecuador, de Perú, de Bolivia, de Uruguay, y de México también en esta oportunidad.

Adicionalmente a esto Presidente, hay acreditados observadores de algunas Embajadas acreditadas ante su Gobierno; tenemos un grupo de observadores italianos, que están aquí presentes, tenemos observadores de distintos lugares que nos han pedido acreditación. Hay aproximadamente unos 150 observadores internacionales, acreditados en este momento, además de los que se están acreditando durante el día de hoy, para seguir de cerca el proceso electoral del día de mañana.

Presidente, antes de dar la palabra a las personas que representan a estos organismos, para nosotros tan importantes, porque no hay cosa más agradable que ser observados por personas… ¡que saben lo que se está haciendo! No ser observados por personas que tienen su propios intereses partidarios y políticos, sino que estas son personalidades que realmente nos acompañan. Sus recomendaciones finales siempre, al terminar un proceso, son elementos que nosotros siempre consideramos y tomamos en cuenta, porque eso nos hace que cada día vayamos mejorando en nuestro sistema electoral.

El día de hoy, para el Consejo Supremo Electoral de Nicaragua, para el Poder Electoral de la República de Nicaragua, es un día muy importante, por dos razones: lógicamente, la primera y fundamental, es que estamos de cara a un nuevo día de elecciones, el día de mañana, donde se va a elegir ya por tercera vez a la autoridad municipal, Alcaldes y Vicealcaldes, por un lado, y Concejales Municipales por el otro lado. Es la tercera vez que se hace independiente de las Elecciones Presidenciales.

Por otro lado, es el paso trascendental que estamos dando hoy hacia la institucionalización de la democracia en este país. Presidente, es lamentable… pero es la primera vez que el Consejo Supremo Electoral como tal, tiene la oportunidad de presentar al Presidente de la República el grupo de observadores que lo acompaña en el proceso electoral.

No lo hemos tenido en otro Gobierno, no se ha dado el cumplimiento del artículo de la Constitución que dice: “Los Poderes del Estado deben coordinarse armónicamente…” En esta oportunidad lo tenemos y tenemos la oportunidad de presentarle a su Gobierno, quiénes son los que observan este proceso electoral y qué tipo de calidad ¡y calidad de observación! es la que se va a dar en este proceso electoral.

En la parte logística, el día de hoy estamos totalmente listos, salvo algunos inconvenientes que se han dado con algunos cortes de energía, algunos problemas de entendimiento, lógicos, entre Partidos, en algunas municipalidades, pero que ya han sido superados. Creo que nuestra gente en la zona rural viaja en bestia, en helicóptero, en panga, en bote, en lancha, en barco, a llenar esos puestos que deben ocupar para que el pueblo se exprese y elija a sus autoridades municipales.

Esperamos y aprovechamos la presencia de los medios de comunicación, para que el día de mañana sea un día, que como todos los otros procesos electorales, se desarrolle en calma, donde el pueblo de Nicaragua pueda expresarse, elegir a sus autoridades y que el pueblo se sienta satisfecho, porque ha sido un proceso transparente y donde realmente se ha respetado su voluntad.

Si el Presidente me lo permite, quisiera dar la palabra al Doctor Roberto Cuéllar y posteriormente al Doctor Nicanor Moscoso.

Palabras de Roberto Cuéllar

Director Ejecutivo del IIDH/CAPEL,

Centro de Asesoría y Promoción Electoral

Buenas tardes, Excelentísimo señor Presidente de la República de Nicaragua y honorable Primera Dama; señores y señora Magistrada del Consejo Supremo Electoral de la República de Nicaragua; señor Presidente, don Roberto Rivas, querido amigo; honorables Magistradas y Magistrados, funcionarios electorales de las Américas; amigos del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica; señores y señoras de la prensa, buenas tardes.

Muchas gracias, señor Presidente, por recibir a esta Delegación de Magistrados, Funcionarios, de organismos electorales de 12 países de América, que ya el Presidente Roberto Rivas ha citado. Venimos acompañando y no es al revés, CAPEL, el Centro de Asesoría y Promoción Electoral, como Secretaría Técnica de este grupo distinguido de Magistrados y Magistradas Electorales, como se ha hecho en 198 misiones, de este tipo de observación, con sentido técnico, de las elecciones.

Este proceso se inició en 1983, Presidente, en la República de Argentina, cuando resultó electo el Presidente Raúl Ricardo Alfonsín y, luego también en su país, Nicaragua, cuando usted resultó electo Presidente en 1984, a invitación del Consejo Supremo Electoral de aquella época, presidido por Mariano Fiallos Oyanguren.

Hoy, sin duda, creo que es bueno recordar rápidamente, Presidente, no le quitamos mucho tiempo a usted, por qué la invitación a esta Delegación de entidades públicas, como dice el Doctor Roberto Rivas, a entidades y Magistrados que hacen elecciones cada año y que saben cuáles son los temas de auditoría técnica electoral en la región, y que han construido lo que es una realidad, el Derecho Electoral.

Esta mención, muy rápidamente, de las razones de la invitación, es precisamente por la polémica que ha habido en Nicaragua acerca de la acreditación de observadores nacionales e internacionales. Por eso, estimamos conveniente recordar que ésta atenta y generosa invitación del Consejo Supremo Electoral, al Grupo de Observadores del Protocolo de Tikal y de Quito, se hace, en primer lugar, por la deferencia que el Presidente, la Magistrada y los Magistrados hicieron, cuando usted inauguró el 22 de octubre la Décimo Segunda Conferencia del Protocolo de Tikal en Managua, muy recientemente.

En primer lugar, se hace por un sentido histórico y de pertenencia… el Consejo Supremo Electoral de Nicaragua es fundador y miembro de las Asociaciones Electorales y Protocolarias de Tikal y de Quito, que conforman la Unión Interamericana de Organismos Electorales, desde hace más de 25 años. Y ha participado el Consejo Supremo Electoral en más de 100 misiones similares en toda América; es decir, el Consejo Supremo Electoral de Nicaragua, es no sólo fundador sino que protagonista activo de este tipo de misiones similares, con sus colegas en las Américas. Por tanto, el Consejo conoce bien el funcionamiento, la metodología, el sentido, fin y metas del trabajo observatorio técnico de Magistradas, Magistrados Electorales.

En segundo lugar, tiene un sentido de integración hemisférica sobre la base de principios y criterios, compartidos hoy en el Derecho Electoral de la región, que ahora es una realidad jurídica y política. Es decir, sobre criterios que comparten todas las organizaciones públicas electorales, de independencia y de autonomía, de racionabilidad, proporcionalidad, de organización para la participación de la ciudadanía y aseguramiento del derecho al voto.

Y en tercer lugar, señor Presidente, tiene un sentido de afirmación y de convicción en que esta observación técnica, tiene un sentido mayor para el mejoramiento de futuros procesos, generando planteamientos no solamente técnicos, sino doctrinales también, y propuestas hasta de reformas o cambios en materia de creciente desarrollo, como tiene que ver con el registro, el padrón electoral, las cuestiones de la identidad de la persona, el ámbito hoy de la Informática y del control del escrutinio y también, en torno a la capacitación.

Finalmente, en la convicción que expresó el Presidente Roberto Rivas Reyes, clausurando el Protocolo de Tikal recientemente, de que las críticas y recomendaciones, los señalamientos y conclusiones de estas misiones, son hechos por hacedores de elecciones, personas que conocen bien, personalidades que conocen muy bien ese cronograma electoral, y la aplicación del Derecho Electoral en situaciones a veces muy delicadas en toda América, en estos últimos 10 años de esta generación de organismos electorales. Es decir, que hacen viva la colegiación y una observación precisamente directa del proceso, a fin de proponer mejoras futuras.

Sin embargo, lo técnico también está muy vinculado con la observación de la aplicación de reglas claras y justas para todos los competidores y para el voto también en igualdad de condiciones.

Así pues, esta misión ha sido testigo en otras ocasiones, y es seguro que mañana así será, y el lunes también, señor Presidente, lo que deseamos a Nicaragua, que quienes ganen, ganen bien, sin duda. Pero de lo que se trata es ciertamente de que el sistema afirme la credibilidad, precisamente, entre la ciudadanía, para el servicio de ese conjunto colectivo y dignatario de esa función pública electoral, tan sagrada para la vida de nuestras democracias en la región.

Como usted bien dijo, y me encantó la frase, en el Protocolo de Tikal, hoy América ha cambiado, y en Nicaragua, usted aceptó en tres ocasiones, muy históricas también, el veredicto del pueblo, y usted dijo una frase que realmente me impactó… “enterramos las armas y hoy sacamos los votos, para mejorar la democracia.” Recuerdo que así dijo usted en la inauguración del Protocolo de Tikal, recientemente.

Así pues, finalmente también compartimos, y esto lo comparto como Secretaría Técnica y lo he dicho, con todo respeto, a los organismos electorales en las reuniones recientes de la Unión Interamericana de Managua, que este sistema de observación técnica también tiene que apuntar y afinar sus métodos, para conocer e indagar el alcance de la participación y del acceso al voto; el mejoramiento del acceso al voto, de las poblaciones más pobres de nuestros pueblos.

De las poblaciones que ejercen el voto también y que creen en la democracia y que aún, a veces en situaciones de miseria social, están, sin duda, respaldando un mejoramiento de la democracia en las Américas y que esperan aún más. Lo dije en San Salvador y, con todo respeto, lo confirmé en Managua ante usted y ante las autoridades electorales del Protocolo de Tikal, el 22 de octubre pasado.

Ese es el desafío para la democracia de hoy y, es una comercial que hago de la Secretaría Técnica de estos Protocolos. Así que muchas gracias, señor Presidente en nombre de mis jefes, los Magistrados y Magistradas de los Organismos Electorales de América, que están en esta sala.

Nosotros somos una modesta Secretaría Técnica de estas asociaciones y le agradezco muy sinceramente en nombre de ellas y ellos, que haya recibido a esta misión, en esta ocasión, también histórica para la vida de Nicaragua ante las elecciones municipales del día de mañana, que están a cargo del Honorable Consejo Supremo Electoral de su país. Muchas gracias, Presidente.

Palabras de Roberto Rivas

Si me permite, Presidente, darle la palabra al Doctor Nicanor Moscoso, que preside el Grupo del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica.

Palabras de Nicanor Moscoso

Presidente del Consejo de Expertos

Electorales de América Latina, CEEAL

Muy buenas tardes Excelentísimo señor Presidente, Comandante Daniel Ortega, señora Primera Dama de la Nación, muchísimas gracias por recibirnos en este tan querido país, que siempre nos ha abierto sus brazos y nos ha entregado la calidez humana de quienes aquí viven.

Señores, Presidente y Magistrados del Consejo Supremo Electoral; señores Magistrados y funcionarios de los diferentes organismos electorales de América Latina que conforman el Protocolo de Quito, el Protocolo de Tikal; distinguidos miembros de su Secretaría, CAPEL; colegas, miembros del Consejo de Expertos Electorales, de 11 países que estamos presentes en este día, y que durante 8 meses hemos venido haciendo una labor en la que hemos participado alrededor de 30 Magistrados en diferentes oportunidades; distinguidos invitados, señores observadores europeos.

Para el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica, sin duda, participar en el proceso eleccionario de Nicaragua, es la oportunidad de convivir con una democracia fortalecida, una democracia en donde sus políticos demuestran una madurez intachable y que, sin duda, debe servir de ejemplo para los países donde acostumbramos, por las faltas de liderazgos, a veces, a tener golpes de Estado, a tener situaciones antidemocráticas que ustedes, gracias a Dios y a los esfuerzos que ustedes realizan, aquí no están sucediendo.

En el mes de mayo de este año, tuvimos la oportunidad de firmar con el Consejo Supremo Electoral, un convenio mediante el cual acompañaríamos y observaríamos estas elecciones. Así lo hemos hecho y, en distintas oportunidades, hemos venido a Nicaragua, hemos recorrido los diferentes departamentos, los Municipios de este país; estuvimos presentes en el nombramiento y en la posesión de los miembros de los Consejos Electorales Departamentales y Municipales.

Vimos y fuimos testigos del fiel cumplimiento de la ley establecida para estos temas, en la integración y posesión de los miembros de las Juntas Receptoras del Voto, así como del programa de capacitación que para ellos se llevó adelante.

Estuvimos en la discusión, que se abrió el debate público en el país, respecto a la discusión sobre la personería de dos partidos políticos, en la cual, observamos el cumplimiento de las disposiciones legales que el Consejo Supremo Electoral, en aquella ocasión, impartió. No nos metimos nosotros en la discusión temática del país, porque ese es un problema exclusivo de los nicaragüenses y de sus autoridades, y así lo han ido resolviendo.

Estuvimos también, en el proceso de verificación, donde más de medio millón de nicaragüenses fueron a confirmar el lugar donde iban a votar el día de las elecciones, que será mañana.

Estuvimos acompañando la conformación y el cierre respectivo del Padrón Electoral, que es felicitado por muchos de nuestros países, por tener incluso la fotografía que ayuda a la identidad de las personas cuando se acercan a votar. De ahí que para nosotros, no nos llama en lo absoluto la atención, cuando aparecen denuncias de cédulas clonadas, porque sabemos que con el padrón fotográfico, con la firma de la persona que tiene que estamparla en el voto, eso no serviría para absolutamente nada, si es que se hubiesen dado.

Hemos estado en la acreditación de los fiscales de los partidos políticos, que es una fortaleza absoluta, y para quienes hemos participado en la política y en el quehacer electoral de nuestros países, sabemos que no todos los partidos políticos de nuestros países, tienen la capacidad de poner fiscales en todas las mesas electorales, como en este país lo pueden hacer las principales fuerzas políticas. No solamente que tienen un fiscal principal, sino que tienen fiscales suplentes, que no suplen al principal, sino que lo acompañan.

Hemos visto nosotros la conformación de las maletas electorales, y con ellas, han estado presentes los fiscales para supervisar la confección de las papeletas de elecciones, el material electoral, la conformación de las maletas, el traslado de los mismos.

Es decir, los principales partidos políticos, sus candidatos, tienen representantes en cada uno de los pasos; hay fiscales de ruta, fiscales de traslado de las actas ya llenadas, los fiscales para los centros de cómputos. En general, son ustedes mismos los que, a través de este organismo, llamado los fiscales de los partidos políticos en las Juntas Receptoras de Votos, garantizan plenamente la transparencia de las elecciones, tanto en la mesa como luego, en los centros de cómputos, en un sistema totalizador de resultados, que ya ha sido probado.

Adicionalmente, hemos participado, para colaborar con la sociedad nicaragüense, en una serie de conferencias que realizamos en la Universidad Americana y en la UNICA; hubo un canal de televisión, incluso, que ha trasmitido en vivo nuestras conferencias, y hemos podido tratar temas que han estado en plena discusión en este país, y que sin duda, no dejan de ser un aporte para la comunidad en general.

Así como lo hicimos con los medios de comunicación colectiva, donde invitamos a los periodistas para, en una jornada de dos días, impartirles a ellos nuestras experiencias respecto al papel que juegan los medios de comunicación en general, y no sólo los periodistas, en los procesos eleccionarios.

Estamos preparados para el día de mañana recorrer en diferentes grupos, los Municipios, los Departamentos, que ya los conocemos, los hemos estado visitando últimamente y, aquí en la capital un grupo mayor estaremos visitando los diferentes centros de votación.

Acompañaremos luego la totalización de sus resultados y estaremos sin duda, con la satisfacción similar a la que tuvimos en el año 2006, en que pocas horas después de terminado el proceso de elecciones, el pueblo de Nicaragua celebraba lo que era su triunfo; el triunfo de la voluntad soberana de ellos que habían elegido sus dignatarios y que todos los contendores aceptaban públicamente el resultado y felicitaban al ganador.

Sin duda, eso va a suceder el día de mañana y así se seguirá escribiendo la historia de este hermano país, que nos ha enseñado a quererlo. Muchísimas gracias, Presidente, muchas gracias a todos.

Palabras de Daniel

Roberto Cuéllar, salvadoreño, y Nicanor Moscoso, ecuatoriano, también tenemos aquí hermanos de 10 países más, latinoamericanos, aparte de Ecuador, El Salvador, 12 países en total, incluyendo Colombia, allá están los hermanos colombianos y colombianas, dos Ex Presidentes del Tribunal Electoral de Colombia… ¡bienvenidos, hermanos colombianos!

Somos pueblos hermanos los pueblos Latinoamericanos, los pueblos Caribeños y estamos viviendo una etapa donde se empieza a hacer realidad el sueño de Bolívar, el sueño de Sandino, el sueño de Martí; el sueño de los luchadores por la unidad de nuestros pueblos, de los pueblos latinoamericanos y de los pueblos caribeños… ¡el sueño de Juárez! el sueño de nuestros pueblos originarios y luego de los que hemos venido poblando toda esta región Latinoamericana y Caribeña.

En este mundo que hoy se encuentra seriamente traumatizado por la debacle financiera en el capitalismo desarrollado, es cuando más tenemos que acercarnos los Latinoamericanos y los Caribeños, porque hay una debacle en el Norte ¿hasta dónde esa debacle nos va a afectar a nosotros? Pienso que eso va a estar determinado, como lo expresábamos varios Jefes de Estado, la inmensa mayoría, diría yo, de Jefes de Estado en la Reunión Iberoamericana en San Salvador, vamos a enfrentar mejor, vamos a superar esta debacle, en la medida que estemos unidos los Latinoamericanos y Caribeños.

Tendremos una próxima reunión del Grupo de Río que, como bien señalaba y ha señalado en varios ocasiones el Presidente de México, Felipe Calderón, y lo volvió a señalar en San Salvador, que ya es hora de que formemos la Organización de los Estados Latinoamericanos.

Esto también lo ha venido planteando el Presidente Rafael Correa, el Presidente Hugo Chávez, habemos varios, yo diría la mayoría de los Jefes de Estado Latinoamericanos y Caribeños, compartimos ese objetivo; el Gobierno de Cuba… todos compartimos ese objetivo y México. Recuerdo la forma en que el Presidente de México, lo planteó en aquel momento de mucha tensión, y cuando ya al final se lograba distensionar la situación, en Santiago de Chile.

Luego, tendremos una reunión en diciembre, y ahí estamos, siempre, con ese planteamiento, con esa propuesta de buscar… Perdón, el Presidente de México, el planteamiento lo hizo en la reunión de Santo Domingo, recuerdo bien, cuando había una tensión muy grande con el Gobierno de Colombia, un pueblo hermano, el pueblo colombiano y, finalmente, aquello se logró superar.

Allí fue donde el Presidente de México que en ese momento pasaba a ocupar la Presidencia pro témpore del Grupo de Río, dijo que se estaba demostrando que los Latinoamericanos podíamos resolver nuestros problemas, sin necesidad de potencias de regiones que no tienen nada que ver con lo que son nuestros factores culturales, históricos, sociales, económicos, etc.

Nosotros unidos como región, pues claro que tenemos una mayor capacidad para poder dialogar con los países del Norte, para poder dialogar con los Estados Unidos de Norteamérica, con los países europeos, porque entonces ya somos una familia grande y fuerte.

Yo diría que el CEELA, ahora que nos recordaba Roberto la participación del CEELA en el año 1983 en Argentina y en el 84, aquí en Nicaragua… yo tuve la oportunidad, el honor de estar presente en Argentina cuando asumió el mando el Presidente Raúl Alfonsín, ¡un evento histórico! Ahí estuvieron presentes ustedes, en ese evento histórico, donde se superó la situación de falta de justicia, de falta de democracia que vivía Argentina… de dictaduras militares se pasó a un proceso donde el pueblo elegía a sus gobernantes; de golpes militares se pasó a un proceso donde el pueblo estaba eligiendo a sus gobernantes.

Luego estuvieron presentes aquí en el 84, en aquellas primeras elecciones que se realizan en Nicaragua, después del triunfo de la Revolución y luego, ¡en cuántas elecciones han estado! son decenas de elecciones en las que han participado, más de 100 elecciones, 198 elecciones… ¡fíjense bien hermanos nicaragüenses! Ellos han participado en 198 elecciones, incluyendo elecciones que realmente están cargadas de una enorme tensión como esas elecciones en Argentina, que eran cargadas de una enorme expectativa, una enorme tensión… una dictadura militar que aún con el resultado electoral, no terminaba de desmontarse.

El CEELA es un organismo, son hermanos latinoamericanos que vienen integrándose, uniéndose y acompañando a los pueblos en sus procesos electorales; acompañando a los organismos rectores de los procesos electorales de cada país, en sus procesos electorales.

Por eso es que nos sentimos muy contentos de tenerlos nuevamente en Nicaragua y, en vísperas de unas Elecciones Municipales donde, está claro que ustedes son los observadores más idóneos con que podemos contar, porque para observadores partidistas, tendremos el día de mañana, si Dios quiere, 120 mil fiscales ¡imagínense! entre propietarios y suplentes.

¡120 mil fiscales! ¿Qué más observadores nacionales que esos? Y observadores realmente interesados en defender su voto. ¿Quién tendrá más interés en defender su voto, si no el fiscal de todos y cada uno de los 5 Partidos inscritos que participarán mañana en estas elecciones? 120 mil hermanos y hermanas nicaragüenses, hombres y mujeres de nuestro país, estarán mañana en todo el país haciendo la labor de observación, de vigilancia, de fiscalización.

Por lo tanto, si se trata de observadores comprometidos con fuerzas políticas… ¡más que suficiente 120 mil! como para venir a sumar otros grupos que se han organizado como observadores y que claramente están identificados con posiciones antigubernamentales en Nicaragua, y claramente están identificados con posiciones de partidos políticos.

Yo recuerdo al Presidente de uno de estos grupos políticos, cómo en las elecciones de 1996, se manifestó abiertamente llamando a votar por uno de los candidatos; un señor de apellido bastante conocido aquí en nuestro país, que era el Presidente de un organismo, que ahora ha intentado también participar de nuevo como observador, después que han andado haciendo campañas, abiertamente en contra del Gobierno, financiadas por gobiernos extranjeros. Eso, lógicamente, no tiene sentido.

Aquí tenemos observadores de las más diferentes corrientes ideológicas y políticas; aquí hay observadores que tienen un pensamiento político o ideológico que se podría calificar de pensamiento conservador, y otros de pensamiento de izquierda, otros de derecha, pero que tienen a su favor, el hecho de que han estado o están en cargos donde acumulan una larga experiencia electoral. Cosa que no tienen estos grupos que se improvisan en situaciones como las que ha vivido Nicaragua.

Yo diría que ahí se combinan dos factores, el injerencismo de países desarrollados y la posibilidad, la oportunidad, de hacer algún dinero, de los que ocupan estos cargos. Es una gran oportunidad para ellos, hacer de esto un negocio.

Aquí tenemos una observación altamente calificada a la cual le damos la bienvenida y, en donde yo les decía, se está haciendo realidad el sueño de Bolívar, de Martí, de Sandino, de Benito Juárez, ¡se está haciendo realidad! Porque el mismo Bolívar cuando planteaba su plataforma, planteaba las formas de organización, de integración y hablaba de las institucionalidades, hablaba del peso que tenía o debía tener el Poder Electoral, incluso, señalando que era el Primer Poder del Estado, porque realmente, sin elecciones, no hay autoridades.

La elección es la base para que puedan luego surgir las autoridades. Si no hay elecciones no hay Ministros, no hay Presidente, si no hay elecciones no hay Diputados, no hay Alcaldes, Vicealcaldes y Concejales. Realmente, el Poder Electoral es un Poder al que se le debe de dar su lugar, y en medio de las complejidades que ha tenido nuestro proceso aquí en Nicaragua, la verdad es que le hemos dado su lugar al Poder Electoral.

En 1990, estando nosotros al frente del Gobierno, esas elecciones las perdimos y reconocimos los resultados; en esas elecciones, también estaba de Presidente del Poder Electoral, el Doctor Mariano Fiallos, que había sido el Presidente en las elecciones de 1984, que las habíamos ganado. En 84 las ganamos, en el 90 las perdimos.

Luego, en el año 1996, el Presidente era la Doctora Rosa Marina Zelaya, y se llevaron a cabo unas elecciones aquí en nuestro país, que yo les comentaba cuando la reunión con el Grupo de Tikal, les comentaba que aquello fue ¡un verdadero desastre en organización! A tal grado que, en los tiempos en que tenía que habérsele entregado el padrón, ese detalle no se los mencioné pero se los menciono ahora, en el tiempo que tenía que haber tenido en sus manos el padrón cada fuerza política, no lo teníamos a mano.

Y nosotros cuestionamos que no teníamos el padrón, lo cuestionamos, no se nos escuchó, se realizaron las elecciones… aquello fue una cosa realmente ¡tan irregular! que, el Grupo de Observación de la Organización de los Estados Americanos, y ahí fue donde yo me defraudé del grupo de observación de la OEA, cuando me reúno con ellos al día siguiente y está ahí también el Presidente Jimmy Carter que preside un grupo de observación, estaba también el Presidente Oscar Arias, y ahí yo dije… ¿entonces, de qué sirve la observación?

¿Qué me dijeron? “En nuestros países, por problemas mucho menores a los que hemos visto aquí en Nicaragua, se anulan las elecciones y se convoca a nuevas elecciones…” así me lo dijeron… “pero, Daniel, vos tenés que entender que estás en Nicaragua, ustedes tienen que aportar a la Paz, y sería gravísimo en Nicaragua ahorita declarar irregulares las elecciones y llamar a nuevas elecciones, por lo tanto, no te queda más que aceptar…” ¡Así tranquilamente! Luego, salen ante los periodistas, a decir que había habido algunas irregularidades, pero que estaba bien el proceso electoral.

¿Qué nos quedó a nosotros? No nos quedó más que ¡tragar gordo y tragarnos el resultado! No nos quedó otro camino, porque el otro camino era ir a una protesta de mayores dimensiones y no quisimos; nuestra responsabilidad nos decía que no estábamos para llevar al país a una tensión de mayores dimensiones.

Desde ese momento, la verdad es que perdí mi confianza en la observación de la OEA y de todos los otros organismos que estaban ahí representados. En ese entonces la OEA la presidía el exPresidente colombiano, Gaviria; ellos, realmente apenados me lo decían, había fuerzas mayores ahí, fuerzas externas, que estaban pesando para imponer un resultado.

Luego, vienen las Elecciones Municipales fueron en el 2000, y después las Elecciones Nacionales en el año 2001, ya entonces es Presidente del Consejo, el Doctor Roberto Rivas; en esas Elecciones Municipales del año 2000, como siempre, mucho revuelo alrededor de una elección, mucha injerencia de potencias extranjeras, extraregionales, de lo que es nuestra región latinoamericana y caribeña.

Al final, los resultados nos dieron a nosotros, al Frente Sandinista, 56 Alcaldías, y al Partido Liberal y a otros Partidos, les dieron una cantidad grande de Alcaldías, y se respetaron los resultados, no hubo mayor problema. Luego, en el 2001 hubo Elecciones Nacionales, estando en la Presidencia el Doctor Roberto Rivas, y también se respetaron resultados; el Frente Sandinista perdió las elecciones y reconocimos los resultados, el Ingeniero Enrique Bolaños pasó a ser el Presidente de la República.

En ese momento, para los medios de comunicación, que se han vuelto permanentemente críticos, destructivos, del Doctor Roberto Rivas y del Consejo Supremo Electoral, el Doctor Roberto Rivas era un santo entonces, ¿por qué? por los resultados electorales del 2000 y del 2001.

¡Ah! si los resultados electorales han sido a la inversa, seguramente que el Doctor Roberto Rivas hubiera sido un demonio, si ha ganado el Frente las Elecciones del 2000 y las del 2001, la campaña hubiese sido terrible, como lo ha sido en estos tiempos.

Desgraciadamente, fíjense hermanos nicaragüenses, es inevitable y, a última hora tenemos que admitirlo, es inevitable, cada quien tiene derecho a pensar como quiera, incluyendo a los dueños de los medios de comunicación, tienen derecho a pensar como quieran, a optar por la fuerza política que quieran. Ellos optan claramente, por las fuerzas políticas que están en contra del Frente Sandinista… ¡cualquier fuerza, con tal que esté en contra del Frente Sandinista, ellos la respaldan! Está bien, están en su derecho.

Pero, eso no les da derecho a tratar de descalificar, de deslegitimar procesos electorales cuando se producen victorias del Frente Sandinista; cuando ya se producen victorias del Frente Sandinista, entonces ya es malo el Consejo Supremo Electoral.

Aquí, el que juzga al final de cuentas, es el pueblo nicaragüense; son ustedes, hermanos nicaragüenses, que nos están viendo, que nos están escuchando por la televisión esta tarde, prácticamente a pocas horas de iniciar las votaciones el día de mañana 9 de noviembre. Y son ustedes los que mejor pueden juzgar, si tienen la posibilidad o no de ir a votar libremente.

Aquí la gente vota con la mayor libertad. Si bien es cierto es necesario guardar el orden con la Policía, con el Ejército, el General Omar Halleslevens del Ejército, la Primera Comisionada Aminta Granera, Jefa de la Policía, tienen instrucciones claras para desarrollar su trabajo en apoyo a estas Elecciones; igual, todas las instituciones del Estado, tienen instrucciones claras de darle todo su apoyo al trabajo electoral.

Aquí no vamos a ver despliegues militares que se ven en elecciones en otros países. Hay otros países donde la gente va a votar con un despliegue militar impresionante, aquí no; aquí hay un despliegue de la Policía, del Ejército, pero no es un despliegue que inhiba a la población de ir a votar. Así es que son ustedes, hermanos nicaragüenses, los que mejor pueden juzgar el trabajo del Poder Electoral.

Los nicaragüenses también tenemos la mala costumbre que dejamos siempre a última hora, las cosas, y eso hace que en ocasiones se agolpe de gente a buscar la cédula, a última hora, porque se le perdió. Porque la verdad es que las cédulas ya hace tanto años se vienen entregando, que la reposición es la que más incide en el Consejo Supremo Electoral; vemos listas de cédulas que aparecen perdidas por todos lados.

Se habla de cédulas clonadas… la verdad es que en estos tiempos, así como la tecnología de punta es tan buena para el desarrollo, para el progreso, también es buena para la maldad, porque clonan también las tarjetas de crédito ¡en los Estados Unidos! Pero en una elección, de nada sirve tener una cédula clonada, porque sencillamente, hay factores de seguridad desde lo que es la tinta indeleble, que no dan lugar a que se pueda utilizar una cédula clonada.

Quiero en esta tarde, en vísperas de las elecciones, hacerle un llamado a todos ustedes hermanos nicaragüenses, a la juventud nicaragüense; aquí en Nicaragua votan desde los 16 años de edad, esto lo establecimos en los años 79, después del Triunfo de la Revolución, que podían votar los jóvenes, y en 84, ejercieron el voto por primera vez, los jóvenes a los 16 años de edad. Creo que Brasil y Cuba son otros países que en América Latina tienen establecido los 16 años de edad para ejercer el derecho al voto, Ecuador lo incorporó ahora. Un llamado a toda la juventud, a todos los mayores, a los adultos, a los ancianos, a las ancianas, a ejercer el derecho al voto.

Y hago un llamado a aquellos que siempre están pensando en aprovechar las elecciones para provocar situaciones de inseguridad, a guardarse sus planes, porque ahí está la Policía, que siempre está informada de quiénes andan pensando en hacer cosas que van en contra de estos procesos electorales… que se olviden de esos planes, y que el día de mañana sea un día donde amanezcamos tranquilos, y terminemos por la noche, tranquilos, todos los nicaragüenses, reconociendo y celebrando los resultados electorales, como hermanos nicaragüenses.

De parte de nuestro pueblo, nuestro reconocimiento, nuestra gratitud para todos ustedes hermanos observadores de 12 países latinoamericanos y, para los hermanos italianos que también nos acompañan, por estar participando de manera sistemática, permanente, en estos procesos de acompañamiento electoral en los diferentes países latinoamericanos y caribeños. Bienvenidosa Nicaragua, gracias.

también te puede interesar