Nicaragua Triunfa

Un gobierno que sí cumple

Acto de Inauguración de la Carretera La Libertad-Juigalpa Municipio de La Libertad, Chontales

Redacción Central |

Acto de Inauguración de la Carretera La Libertad-Juigalpa Municipio de La Libertad, Chontales

Palabras de Fernando Martínez

Ministro de Transporte e Infraestructura

Buenas tardes, pueblo de La Libertad, pueblo de Nicaragua. Presiden este acto, el Presidente de la República, Presidente de todos los nicaragüenses, Comandante Daniel Ortega Saavedra; Su Eminencia Cardenal Miguel Obando y Bravo; el hermano, compañero, General del Ejército de Nicaragua, Omar Halleslevens; la Representante del Banco Mundial, Coleen Littlejohn; la Alcaldesa de La Libertad, Marina del Carmen Lorío; el Alcalde de Juigalpa, Rito Siles; el Alcalde de Santo Tomás, Chontales, Eduardo Cabrera; el Diputado Douglas Alemán.

Además de los tres primeros, personalidades también del pueblo de La Libertad, doña Juana Membreño, Rosa María Díaz López, Pedro Gutiérrez, Rubén González López, Lenin Gutiérrez y se agrega otro hermano, Doctor Halleslevens, también de La Libertad.

Es un día de celebración nacional y de celebración del pueblo de La Libertad, y le damos la palabra a Su Eminencia, hijo de La Libertad, para que bendiga el inicio de esta obra, por la cual van a transitar todos los ciudadanos de Nicaragua hacia La Libertad, hacia el pueblo de La Libertad.

Palabras de Su Eminencia

Cardenal Miguel Obando y Bravo

Saludo respetuosamente al señor Presidente, a toda la mesa que preside y a los queridos paisanos de La Libertad. Me causa mucha alegría que se haga esta carretera que unirá La Libertad con Juigalpa.

Hace unos 67 años, yo salí de este pueblo, no había nacido ninguno de ustedes, tal vez sólo los más viejitos; salimos un 11 de mayo, estábamos en la fiesta de la Virgen de La Luz. Entró por casualidad ese día un vehículo alto y aprovechamos ese vehículo para viajar a Granada; yo iba con la idea de estudiar y ser después sacerdote; creo que íbamos 4, 5 ó 6 personas, caminamos y, antes de llegar a la Hacienda de Juigalpa, el vehículo se descompuso, de tal manera que hemos tenido que dormir en la Hacienda Juigalpa y al siguiente día hemos tomado mulas para ir a Juigalpa, tardamos casi el día entero porque el camino estaba muy difícil.

En Juigalpa esperamos algunos días, pensando que el Vapor Victoria, no sé si ustedes oyeron nombrar ese vapor, iba a llegar a Puerto Díaz. Esperamos varios días y no llegaba, finalmente nos dijeron que llegaba, nos fuimos a Puerto Díaz y todavía esperamos unos días más. De tal manera, que para llegar a Granada, ocupé 15 días, de La Libertad a Granada.

Hoy, ustedes van a tener una carretera que se hará si está pavimentada, en unos 40 minutos; este es un avance, y le damos gracias a Dios que da los medios, gracias a las autoridades que han trabajado y gracias al pueblo también, que seguramente ha orado, porque Dios Nuestro Señor, juega un papel importante.

Las carreteras sirven para unir a los pueblos y a las ciudades. Qué importante que los nicaragüenses estuviéramos unidos, porque Cristo vino y murió, derramó su Sangre, para unir a todos los pueblos; los pueblos que estaban separados, Él los unió.

Hoy le pediremos al Señor que nos ayude, que podamos reconciliarnos con Dios y reconciliarnos con nuestros semejantes, porque el Amor a Dios y el Amor al prójimo, son necesarios. Y pediremos al Señor que derrame sobre este pueblo de La Libertad, copiosas bendiciones.

Vamos a bendecir esta carretera que ya comenzó, esta parte, para que se lleve a cabo pronto, Dios mediante: «En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén. El Señor esté con todos ustedes.

Reunida la Comunidad, el mismo Cristo, Hijo de Dios, vino al mundo para reunir a los dispersos, por consiguiente, todo aquello que contribuye a que los hombres se unan entre sí, es conforme los designios de Dios y, ya que la construcción de nuevas vías de comunicación y el progreso técnico de los transportes, acortan las distancias existentes y suprimen la separación que existe entre los pueblos a causa de las montañas o los mares, pidamos al Señor que bendiga a los que han trabajado en la construcción de esta obra, que proteja con su ayuda a los usuarios.

¡Oh Dios! que estás cerca de todos los que viven entregados a Tu servicio, y velas con solicitud de Padre por los que confían en Ti, dígnate preceder con Tu gracia y seguir cerca, con Tu compañía, a todos los que van a pasar por esta carretera; para que con Tu protección superen todas las dificultades de la vida, vean cumplidos sus deseos y lleguen felizmente al final de su destino. Por Jesucristo, Nuestro Señor, amén.

El Señor os guíe en vuestro desplazamiento para que hagáis en paz vuestro camino y lleguéis a la vida eterna, amén; la Bendición de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Amén.»

Palabras de Fernando Martínez

Las obras son el esfuerzo de todos y un país como el nuestro trabaja con la cooperación internacional; los cooperantes tienen confianza en el pueblo de Nicaragua, en el Pueblo Unido de Nicaragua. La Representante del Banco Mundial, señora Coleen Littlejohn, les dirá algunas palabras.

Palabras de Coleen Littlejohn

Representante del Banco Mundial

Estimado Presidente, Comandante Daniel Ortega; Su Eminencia, Cardenal Miguel Obando y Bravo; estimado Fernando Martínez, Ministro de Transporte e Infraestructura; estimado General del Ejército Omar Halleslevens… casi tan difícil como mi apellido; Diputado Douglas Alemán, de la Asamblea Nacional; estimados Alcaldes de La Libertad, Juigalpa, Santo Tomás y los representantes también del Pueblo de La Libertad, doña Juana, doña Rosa María, don Rubén, don Pedro, Don Lenin y el Doctor; amigas y amigos chontaleños todos.

Quisiera comenzar agradeciendo a todos por la oportunidad de estar con ustedes hoy, en este día tan importante y, quiero felicitarles en nombre del Banco Mundial, por esa obra para los chontaleños y especialmente para las familias, los productores, los comerciantes, los trabajadores, en fin, a todos los que viven en esos bellos pueblos de La Libertad y Juigalpa, que hoy están viendo el inicio de los trabajos que pronto les van a permitir contar con una mejor vía de comunicación.

Quiero también transmitirles los calurosos saludos de parte de nuestra Gerencia del Banco, la Directora para Centroamérica, Laura Frigent; el Representante del Banco Mundial en Nicaragua, Joseph Owen, que está fuera del país, y desde luego, de parte de mi colega, Tony James, que ha sido por muchos años, y con mucha pasión y compromiso para Nicaragua, el Gerente por parte del Banco Mundial para este IV Proyecto de Transporte, que es el proyecto que está apoyando a Nicaragua en la rehabilitación de ésta y otras importantes carreteras y caminos productivos, a fin de contribuir a mejorar el sector transporte y las condiciones de vida del pueblo de Nicaragua.

El Banco Mundial ha estado involucrado de forma sostenida, por cerca de 12 años en proyectos de caminos de Nicaragua, acompañando al país en las tareas de transformar y mejorar su red de caminos y fortalecer las instituciones del sector. Hace cuatro años, el Banco financió otra vía importante en esta región, el apoyo a la reconstrucción del tramo de la carretera Managua El Rama.

Después de esas carreteras principales, el Banco comenzó su estrategia para apoyar a Nicaragua a mejorar su red de caminos secundarios que unen a las principales carreteras. Y este Programa de Adoquinado, del cual parte esta carretera La Libertad y Juigalpa, ya es un tremendo éxito porque, pronto, ustedes van a tener acceso a un camino de todo tiempo, un transporte más seguro y cómodo. Esta carretera fue seleccionada justamente porque tiene un rol vital en apoyar el crecimiento y desarrollo económico y la productividad de esta linda región de Chontales.

Quiero decirles que el equipo del Banco Mundial, compartimos con Nicaragua el objetivo de reducir la pobreza, y este compromiso se quedó plasmado en la estrategia del Banco que fue acordado en el 2007, con el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional. Una buena parte de los fondos del Banco Mundial está destinada a mejorar la infraestructura económica y social del país.

Hay recursos importantes en el sector de electrificación rural, comunicaciones en zonas rurales, y pronto, junto con FISE y ENACAL, esperamos comenzar a ejecutar importantes proyectos de agua y saneamiento en Managua y también en las zonas rurales. Igualmente, estamos trabajando con ustedes para ayudar a mejorar los servicios de salud, educación y levantar la producción en el campo.

Los retos de este bello país son grandes, pero es con la fuerza y el empeño de su gente, ustedes, con sus sueños, que hacen posible que nuestro apoyo puede materializarse en obras tan importantes como este camino. Yo sé que el camino para llegar a este día, ha sido largo, pero a final de cuentas, están viéndose los resultados de mucho trabajo preparatorio, hecho por la Dirección Superior del Ministerio de Transporte e Infraestructura, los especialistas del MTI y los especialistas del Banco Mundial, con el afán de no dejar que las metas trazadas conjuntamente, se pierdan por los incrementos de los precios.

Cabe señalar también, que muchos de los especialistas del MTI, han sido preparados a nivel de una Maestría de Transporte en la UNI y eso es parte integral, también, del Programa que estamos apoyando nosotros.

Nuevamente, quiero expresar mis sinceras felicitaciones por el inicio de esta obra histórica para los pueblos de La Libertad y Juigalpa, y los deseos del Banco Mundial para que pronto se cosechen los frutos de los esfuerzos conjuntos. Estamos inaugurando ya este camino construido y al servicio de todos ustedes. Gracias.

Palabras de Fernando Martínez

Hay personas que luchan y no se cansan, y uno de ellos es el General Omar Halleslevens. Recordamos el año pasado, y los pueblos de La Libertad, Santo Domingo, El Ayote lo vivieron… que no tenían los caminos en buenas condiciones y perdíamos hasta el 20, 30% de la producción; y se perdían vidas también. Y el General, con productores, con ciudadanos, visitamos la Asamblea y nos aprobaron, en aquel momento, una reforma para dar reparación a esos caminos.

El día de hoy, se llega al Ayote, dejo la palabra al General Omar Halleslevens.

Palabras del General Omar Halleslevens

Jefe del Ejército de Nicaragua

Gracias; gracias Presidente de la República Daniel Ortega Saavedra y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua; gracias Su Eminencia Cardenal Obando y Bravo por estar nuevamente en las calles de este humilde, pero muy bello pueblo que lo vio nacer y crecer hasta cierta etapa de su vida; gracias Representante del Banco Mundial, gracias Ministro, gracia Alcaldesa, Alcalde de Juigalpa, mi hermano Eduardo, gracias Alcalde de Santo Tomás, amigos de La Libertad.

Gracias a todos ustedes que están acá, esta tarde, porque ya es la una y media; gracias Diputado Alemán, de San Pedro; gracias amigos de Santo Domingo y de San Pedro, porque veo también algunas caras de aquellos lugares.

Y digo gracias, porque todos debemos, el día de hoy, darnos las gracias, felicitarnos, porque estamos concluyendo una etapa, iniciando otra, de algo que se había convertido para los liberteños, yo diría que en sueño.

Hay un escritor nuestro, Omar J. Lazo, de acá de La Libertad, residente creo en Juigalpa, quien ha dicho, con no poca razón, que La Libertad debería de tener una carretera enchapada en oro hasta Juigalpa o hasta Managua, si recogiéramos todo o una partecita del oro que este pueblo ha dado a la economía de nuestra nación.

Sin embargo, el lamento, la aspiración, las ganas, los deseos de nosotros los liberteños y, yo en esta tarde quiero ubicarme como un ciudadano liberteño, han sido tener una carretera pavimentada, adoquinada, una carretera mejorada. Y damos las gracias a todos los acá presentes, porque, con su actuar, con su tenacidad, con su dedicación vamos, digo yo, a hacer posible que hoy sea La Libertad, y seguramente, yo tengo la confianza, mañana va a ser Santo domingo y seguramente también, porque tengo la confianza pasado mañana va a ser El Ayote, que van a estar dando por iniciados este tipo de proyectos donde gana el transportista, gana el ciudadano que se traslada de este pueblo para Juigalpa, para Managua, donde gana el productor, sea el productor que produce oro, acá en pequeña o grande minería, sea productor ganadero, lácteo, sea productor de cerdo o sus derivados, que se traslada de profundidad para el centro del país.

Todos los productores, todos los sectores, todos los factores que integran esta parte de nuestro territorio, con una carretera adoquinada salimos ganando. ¡Cuánto se les pierde a los amigos productores de ganado! ¡Cuánto se pierde, a veces, lo que señalaba el Ministro Martínez, en una res cuando llega golpeada al matadero! Debo decirles que yo conozco de casos que han significado la mitad de la res, que por golpes tienen que descartarla, y que no va a canal caliente.

En esta tarde estamos haciendo realidad ese sueño, fundamentalmente de nosotros los liberteños, y yo quería especialmente darle las gracias al Presidente Ortega, y decirle que le damos las gracias los liberteños, porque a raíz de la llegada de él a la Presidencia de la República conversamos, y yo le expresé al Presidente, como era el sentir de muchos liberteños… «es tiempo, es hora, tiene que ser un compromiso suyo, llevar a cabo el proyecto de adoquinado, de pavimentado La LibertadJuigalpa, Santo DomingoJuigalpa, El AyoteJuigalpa.»

Y quiero expresarle a usted hoy, nada más, como recordatorio en presencia de él, si no que me desmienta, que él me dijo: «General, vamos a hacer esa carretera que va de La Libertad para Juigalpa, ¡tenga la plena seguridad!» Y en muchas oportunidades que yo conversé con amigos de esta parte de nuestro territorio, yo les manifesté y les di la esperanza que este proyecto iba, y que este proyecto iba a ser una realidad.

Indudablemente, como el Ministro lo señalara en sus palabras, también hicimos otras gestiones, porque si ustedes recuerdan, el trecho de la carretera Santo DomingoEl Ayote, el año antepasado estaba terriblemente mal; y fue gracias a esas gestiones, que ese trecho se pudo reparar y permaneció el verano, y creo que hasta todo este invierno, de manera transitable, bastante bien, diría yo, gracias a esas gestiones que hicimos muchos de los actores que acá estamos, incluido mi amigo y hermano de San Pedro, el Diputado Alemán.

Eso es lo que yo quería expresar. Quería expresarme como un liberteño, quería expresarme como un chontaleño, quería expresarme como un ciudadano que nació en este pueblo, como un ciudadano que no olvida sus raíces, que llevo en mi corazón, en mi alma y en mi pensamiento este pueblo; que vamos a hacer todo lo posible mientras tengamos vida por hacer, gestionar, por buscar el apoyo de Organismos como el Banco Mundial, al cual también aprovechamos para darle las gracias esta tarde, porque es a través de estas posibilidades, entiendo yo, que el Gobierno de Nicaragua puede hacer realidad muchas de las ideas, mucho de los proyectos, muchos de los sueños que tienen muchos lugares como los nuestros.

Y en esa lógica, yo sinceramente, aquí aprovecho, no es una emboscada Presidente, pero yo sí tengo confianza que, bajo su mandato, Santo Domingo también debe de acceder y El Ayote debe de acceder a una carretera adoquinada.

No voy a entrar en profundidades, solamente parémonos en una esquina de este pueblo un día, y veamos y contemos cuántos camiones cargados de novillos y de vacas salen de la profundidad de Chontales, para los mataderos de Nicaragua… solamente ese dato, nada más, en la ganadería. Yo por lo menos, en un domingo, en lo que voy de La Libertad para El Ayote, he contado 32 camiones en un par de horas. Eso nos da la magnitud de lo que significa.

Y eso, nos da la justificación y nos da la posibilidad de que nuestros gobernantes también volteen los ojos para estos nuestros sectores, y la cooperación internacional no dude también, en esos apoyos que estos pueblos, seguramente, vamos a estar eternamente agradecidos.

Muchas gracias hermanos, por haber estado acá con nosotros en esta tarde, gracias por acompañarnos. Gracias Ministro, porque a través del Ministerio también, como instrumento de este Gobierno, ha hecho posible, ha hecho realidad este proyecto, y que estemos la tarde de hoy, de forma muy simpática y bonita, iniciándolo, trayendo acá al Cardenal, a su pueblo; teniendo esas bellas y sabias palabras de él, y estando acá reunidos los tres con el Cardenal, el Presidente y su servidor, este humilde chontaleño y liberteño. Muchas gracias.

Palabras de Fernando Martínez

Ministro de Transporte e Infraestructura

Pueblo de La Libertad, Santo Domingo, El Ayote, San Pedro, Santo Tomás, Juigalpa, ¡y vamos a seguir! Este es un Gobierno de Unidad y de Reconciliación Nacional; sólo unidos Nicaragua Triunfa, sólo unidos podemos avanzar. Nos acompaña la anfitriona, la Alcaldesa de La Libertad.

Palabras de Marina del Carmen Lorío

Alcaldesa de La Libertad

Muy buenas tardes Comandante de la Revolución y compañero Presidente de la República, señor Daniel Ortega Saavedra; Su Eminencia, Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo, Coordinador de la Comisión de Paz y Reconciliación; Comandante en Jefe del Ejército, Omar Halleslevens… Tres espigas de oro han nacido en La Libertad, que constituye un verdadero tesoro nacional ¡y un orgullo liberteño!

Ministro del MTI, Ingeniero Fernando Martínez; Licenciado Eduardo Halleslevens; profesor Rito Siles Blanco; Secretario Departamental, Lenín Gutiérrez; Licenciada Coleen Littlejohn, Representante del Banco Mundial; señores que nos acompañan; también Juana Membreño Acuña, Rosa María Díaz López, señor Rubén González López, Diputado Douglas Alemán; Alcalde de Santo Tomás, mi colega. He visto también que por aquí está la esposa del General Omar Halleslevens; Alcaldes, pueblo en general, amigas, amigos todos bienvenidos, medios de comunicación, bienvenidos a La Libertad.

Nuestro Gobierno Municipal abre las puertas de par en par de esta ciudad, para recibir a sus mejores hijos, que siempre han velado por la instauración y el proceso del desarrollo humano, judicial, social, y mejorar el nivel de vida de la población nicaragüense, principalmente, con un enfoque hacia los sectores más vulnerables de nuestra sociedad.

Nuestro Gobierno y el pueblo liberteño reconocen, con mucho júbilo, la loable acción del Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, de poner las prioridades del desarrollo estratégico, el adoquinado La LibertadJuigalpa… ¡un gran sueño de todos los liberteños! que desde hace tiempo hemos estado esperando de los Gobiernos anteriores, que prometían y no cumplían.

Hoy nuestro pueblo, espera la ejecución de este proyecto en manos del Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, presidido por el Comandante Daniel Ortega Saavedra… ¡Que se cumpla en un 100%! ya que estos hijos de este pedacito de tierra, de la Patria, que hoy nos enorgullece por haberle dado un Presidente a la nación nicaragüense.

Está por seguir un cambio de Gobierno Municipal, en donde nuestro pueblo le ha pedido a Dios, que este proceso electoral sea limpio, claro y transparente. Y que les entreguen la cédula a todos los ciudadanos y, que el Alcalde o Alcaldesa que sea electa, pueda darle seguimiento y continuidad a todos los proyectos que están hoy en día. No solamente a los proyectos internos del Municipio, sino que también, saber coordinar los esfuerzos necesarios y transparentes, para la continuidad de esa ejecución.

Es importante el Proyecto del Adoquinado del tramo de la carretera La LibertadJuigalpa. Hoy ante la presencia nuestra, el Presidente Ortega viene a poner el primer adoquín, y esperamos que también en presencia nuestra, sea quien ponga el último, como finiquito del proyecto. El pueblo de La Libertad va a reconocer siempre este maravilloso proyecto, esta gran obra que va a traer mucho progreso, desarrollo y bienestar a nuestro pueblo. Muchísimas gracias, y que Dios los bendiga.

Palabras de Fernando Martínez

Este es el Poder, el Gobierno del Pueblo de Nicaragua, y unidos, vamos a caminar hacia el Sol de la Libertad. Nos acompaña también, el otro Alcalde anfitrión, de Juigalpa, Rito Siles.

Palabras de Rito Siles

Alcalde de Juigalpa

Buenas tardes hermanos y hermanas que nos acompañan en este acto; Su Excelencia, Cardenal Miguel Obando y Bravo, nuestro querido Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República; nuestro General Omar Halleslevens; miembros que nos acompañan, Ministros, compañera del Banco Mundial, amigas y amigos.

Realmente para nosotros los chontaleños, hablando en términos generales, éste debe ser un día de orgullo departamental, porque hoy estamos logrando un sueño de nuestros antepasados y, ese sueño, permítanme decirle a Su Eminencia, al General, al Comandante Ortega, que el pueblo de Juigalpa se une a este júbilo de La Libertad, porque al fin estamos viendo el sol de la libertad y el desarrollo de nuestro departamento.

Estamos arrancando un proceso en el que, realmente, el Pueblo es Presidente y el pueblo logra los beneficios que ofreció en campaña este Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional. La confianza del pueblo estriba fundamentalmente en sus obras, y este Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional está demostrando ahora, que los compromisos que hemos asumido ¡los estamos cumpliendo!

Y es por eso que queremos reconocer infinitamente esta muestra de voluntad, de confianza en el pueblo, y de una alternativa viable para poder seguir desarrollando nuestro querido departamento y nuestro país.

Muchas gracias Comandante, muchas gracias Su Eminencia, muchas gracias General, por compartir con nosotros esta alegría; muchas gracias, hermana del Banco Mundial, porque realmente gracias al esfuerzo de ustedes y al pueblo de Juigalpa, de La Libertad, de Santo Domingo, de San Pedro y de Santo Tomás, lograremos tener estas carreteras en mejores condiciones y lograr una mayor riqueza de nuestro departamento.

Infinitamente gracias, y que Dios nos ilumine para seguir avanzando y profundizando la unidad del pueblo alrededor de este Gobierno, ¡que sí representa los intereses de las grandes mayorías de este país! Muchas gracias.

Palabras de Fernando Martínez

Este es un Gobierno de Unidad y de Reconciliación Nacional, un Gobierno para todos los nicaragüenses y no para parte de los nicaragüenses; un Gobierno comprometido en apoyar el desarrollo local con la participación de la población, la participación del pueblo.

Los obispos exhortan al pueblo de Nicaragua ante la situación del país y las Elecciones Municipales del 2008 y, el reconocimiento de los avances del Gobierno de Unidad, lo escribe la Conferencia Episcopal cuando dice: «vemos con alegría la superación de la dramática crisis energética que sumía el país en oscuridad y que paralizaba todo, por más de 8 horas en algunos sectores, y en otros, era por días.»

Los Programas del Gobierno, Su Eminencia, están basados en las Sagradas Escrituras. Hace tres domingos, el Evangelio fue una pregunta que le hicieron a Jesús: que si era lícito pagar tributos al César. Y pidió que le pasaran una moneda y en ella estaba la efigie de César y dijo: «Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.»

Me llamó la atención y medité sobre el Gobierno que tenemos, y lo que estamos haciendo. Y la moneda de Nicaragua ¿qué tiene? El escudo de Nicaragua, el escudo de todos los nicaragüenses; y, hay que darle al pueblo lo que es del pueblo y a Dios lo que es de Dios.

Hace dos domingos, en una de las Lecturas, era la del Éxodo, dice así: «Esto dice el Señor a su pueblo: No hagas sufrir ni oprimas al extranjero, porque ustedes fueron extranjeros en Egipto; no explotes a las viudas, ni a los huérfanos, porque si los explotan, ellos claman a Mí y ciertamente, oiré su clamor; mi ira se encenderá y te mataré a espada, tus mujeres quedarán viudas y tus hijos quedarán huérfanos.»

Y el Programa de Usura Cero está basado también en esto: «cuando prestes dinero a uno de mi pueblo, al pobre que está contigo, no te portés como el usurero, cargándole intereses; si tomás en prenda el manto de tu prójimo, devuélveselo antes de que se ponga el sol, porque no tiene otra cosa con qué cubrirse; su manto es su único cobertor y si no se lo devuelves ¿cómo va a dormir? Cuando él clame a mí, yo lo escucharé, porque soy Misericordioso.» Y el Plan Usura Cero está inspirado en este pasaje de las Sagradas Escrituras.

La Conferencia Episcopal lo reconoce y dice: «Saludamos el hecho de que se hagan esfuerzos gubernamentales por llegar a los pequeños productores, brindándoles asistencia técnica, semilla mejorada y préstamos, que no exponen la propiedad de los campesinos.» Y el Bono Productivo, la semilla y el Programa Usura Cero están llegando a nivel nacional.

«Con gozo, vemos el esfuerzo por mejorar la infraestructura de las escuelas, la gratuidad de la educación, la mejora gradual de los salarios a los docentes y el apoyo recibido en el aumento a la subvención a los centros educativos, parroquiales y otros centros privados de la nación.» En esto, el Programa que reiniciamos nuevamente, Yo Sí Puedo, es basado en esto también.

Igualmente, nos es grato constatar el equipamento adecuado a los centros de salud pública y, la gratuidad de estos servicios básicos de salud y, desde antes de llegar al Gobierno, teníamos el Programa Operación Milagro, donde los pobres… ¡se hizo el milagro, de que no terminaran ciegos!

«En cuanto a la infraestructura, observamos el desarrollo de algunos proyectos habitacionales, que tienden a beneficiar a la gente menos favorecida. Hay además, mejoras notables en la red vial del país, tanto en carreteras, como en trochas y caminos de penetración, especialmente hacia la Costa Atlántica.» Ustedes son testigos y lo han vivido, para contar que estamos en el camino correcto, el camino de la verdad.

El Evangelio decía: «volvieron a provocar a Jesús y le plantearon cuáles eran los Mandamientos principales, y dijo dos: «amarás a Dios, tu Señor, sobre todas las cosas; y amarás a tu prójimo como a ti mismo.» Y todos estos programas, son programas de Amor, en respuesta al pueblo, que se lo merece, se lo ha ganado, y estamos devolviéndole lo que él ha trabajado por tener.

Decimos que es Gobierno de Unidad, Su Eminencia, Presidente, porque aquí hemos vivido la unidad de los Alcaldes, de cuatro Alcaldes; y la Representante del Banco Mundial es testigo, que se están iniciando estas obras, por la voluntad también de los Alcaldes y del pueblo, que con sus tributos paga. Se inició el diseño de la carretera y hoy, de Juigalpa hacia La Libertad, van cuatro kilómetros adoquinados y, de La Libertad para Juigalpa, va caminando y ya va por los 200 metros.

Esto también está basado en las Escrituras; el domingo pasado, el Evangelio era de las 10 vírgenes, 5 ahorraron para esperar el futuro, y hoy, lo decimos con orgullo… los Alcaldes de Juigalpa, La Libertad, Santo Tomás, San Pedro, la Alcaldesa de Tola, de Buenos Aires, de Diriamba, están iniciando los Proyectos de adoquinados, porque guardaron las reservas, con la confianza de que el bienestar iba a llegar, y por eso lo están viendo.

Los caminos no tienen banderas, transitamos todos por él; de diferentes creencias, de diferentes credos religiosos, pero los caminos son para todos, no es para un sector, es para todos. Y la auditoría, la principal supervisión, es la población… son ustedes los supervisores de que la obra se haga con la calidad, con las especificaciones, con el tiempo, y con el costo.

Hoy se inició este proyecto y, recuerdo el año pasado, a un nicaragüense del Ayote, llamado Carmelo, que me llamaba diario, dándome el informe si las máquinas trabajaban o no trabajaban. Y esa es la mejor auditoría, la auditoría de ustedes y a los que les tenemos que rendir cuentas, es a ustedes.

Tenemos que agradecer a los donantes que han tenido confianza en la transparencia y en el Gobierno de todos los nicaragüenses: a la Cuenta Reto del Milenio, de la cual somos directivos en este Gobierno y, que ya va con tres proyectos caminando; a la Unión Europa con la Carretera GuayacánJinotega, que en estos días está por inaugurarse, terminada; a los Daneses, que nos han dado la mano en el desarrollo y en el fortalecimiento de la sociedad; y ahí van los puentes y los caminos hacia Bilwi.

A Japón, ahí están los puentes construyéndose, y hace pocos días entregaron el Hospital de Boaco; y a la gente del Tortuguero, me informaba Kaory Sato, que hay 4 millones y medio para el tramo Caño WapíTortuguero. Al Banco Mundial, con los cuales hemos trabajado duro para que estos proyectos salgan y el agradecimiento, porque no sólo es en carreteras, nos dieron la mano para que nuestros hijos se preparen en la universidad, pagando la Maestría, donde ingresan todos los nicaragüenses que cumplan con los requisitos de ser buenos estudiantes.

Y les ponemos condición de que, cuando salgan de su Maestría, se acuerden de este pueblo, del pueblo de Nicaragua, que mientras ellos no pueden salir, porque hay pegaderos o los caminos están cortados… a ellos se les está dando para que se preparen mejor y ¿qué puede esperar el pueblo, sino es que le regresemos los que ellos nos han dado? Casi 400 mil dólares cuesta la Maestría para 40 personas; con eso se repararían varios pegaderos, pero también, con la educación, vamos a resolver mejor los problemas.

Con el Banco Mundial, con las personas que hemos trabajado de la mano ¡y duro! con Coleen Littlejohn, con Enmanuel Jens, le hubiera gustado estar acá, está en Washington; Joseph Owen, también hay que agradecer y reconocer el esfuerzo de los trabajadores que, debajo del sol inclemente, van a trabajar día a día por llevarle el beneficio al pueblo de La Libertad y a todos los pueblos de Nicaragua; a los empresarios, jóvenes, con otra actitud, Benjamín Lanzas.

El nombre de La Libertad da mucho que pensar. La Libertad… ¿podemos ser libres sin caminos? no se puede ser libre sin caminos, y ahí vienen los caminos para La Libertad. ¿Se puede ser libre siendo analfabeta? No se puede ser. ¿Se puede ser libre cuando caemos en préstamos ante los usureros y hasta perdemos las propiedades? No se puede ser libre. ¿Se puede ser libre sin salud? No se puede ser libre, porque el camino que nos queda es el cementerio.

Presidente, tuve un forjador en los años 70, usted lo conoció, el profesor Ricardo Morales Avilés y decía: «Después del primer paso, no vamos a parar de andar jamás…» Hemos andado caminando por años, en los 80, y nuevamente juntos, para llevar por los caminos, caminando, el desarrollo de los pueblos.

El día de hoy, al iniciar este proyecto, al tener Programa Usura Cero, al tener educación gratuita, al tener el Programa Yo sí Puedo, el Programa Operación Milagro… el Sol de la Libertad, ¡sí lo vemos! Y vamos y venimos Su Eminencia, Presidente, pueblo de La Libertad, vamos caminando hacia la libertad, en el pueblo de La Libertad.

Unidos se triunfa; mi reconocimiento al Diputado Douglas Alemán, incansable trabajador de estos caminos y por el futuro de Nicaragua. Dejo con ustedes al Presidente de La Libertad, Presidente de todos los nicaragüenses, Daniel Ortega Saavedra.

Palabras de Daniel

Quiero agradecer las palabras de la Alcaldesa de mi pueblo, nuestro pueblo, La Libertad, Marina del Carmen Lorío, gracias por tus palabras… ¿Cómo está la Poza del Palo? dicen que está contaminada, ya no se puede bañar uno ahí. La última vez que pasamos, que íbamos a Santo Domingo ya se miraba contaminada la poza. ¡Qué aguas tan limpias en aquellos tiempo de mi niñez! cuando íbamos con el guacal y dentro de él, el paste y el jabón, a bañarnos a la Poza del Palo, todas las madrugadas.

Lo que significa el daño a la Naturaleza, lo tenemos aquí, en esa poza ¡fíjense bien! Una poza que era de aguas limpias hace unos cuantos años, ahora ya es una poza con aguas contaminadas y, tenemos que luchar por defender los Recursos Naturales, defender el Medio Ambiente, defender los bosques. Aquí, que veo tantos jóvenes, tantos muchachos y muchachas, esa es una tarea enorme que tenemos todos los nicaragüenses y las nicaragüenses… defender nuestro Medio Ambiente.

En este pueblo, Eminencia, como hemos comentado, hemos conversado, aquí descansan en paz en el cementerio, mis hermanos mayores; porque aquí nació primero, Germania, que luego se repuso con la Germania que nació en Juigalpa. Germania nace aquí en La Libertad, luego nace Sigfrido, y ambos fallecieron muy niños, por el paludismo, aquellas enfermedades que afectaban a los niños de familias pobres, y que no habían condiciones de salud en estos pueblos, como para poder atacar esas enfermedades.

Su Eminencia, el Cardenal Miguel Obando y Bravo nos estaba recordando, lo que significaba en esos tiempos salir de La Libertad. Si se trataba de ir a Managua a buscar la salud, ¡imagínense! era una odisea, de aquí a que salieran de La Libertad y llegaras a buscar… porque había que ir en el vapor, por el lago, no había todavía carretera hacia Managua, sino que había que agarrar el vapor Victoria en Puerto Díaz, y a veces las salidas eran en carreta.

Cuando a mi madre la echaron presa aquí en La Libertad, porque decían que estaba conspirando contra la dictadura de Somoza, y no había tal conspiración; simplemente, en esa época, mi madre tenía un novio allá en Costa Rica, se carteaban y algunas palabras se las decían en clave, como hacen los enamorados, las muchachas, los muchachos. Entonces Somoza, revisaba la correspondencia que venía de Costa Rica y cuando encontraron esa carta, sospecharon que mi madre estaba conspirando contra Somoza, la capturaron aquí en la Libertad y se la llevaron hasta Managua, por Puerto Díaz, en ese largo recorrido que significaba entonces salir de La Libertad.

Así es que aquí descansan en paz, Germania y Sigfrido; después nací yo, fui el tercero; ya Humberto y Germania nacieron en Juigalpa y, Camilo nació en Managua. Pero siempre veníamos aquí a La Libertad o veníamos a Juigalpa, año con año, y nos alojábamos en la casa de Mercedes Gallardo, una tía abuela nuestra, la tiíta le decíamos, que en paz descanse.

Y aquí está la Mirna Silva, también liberteña ¿cómo se llama la hija de Cornelio? Y también está Olga del Carmen Silva, ahí está un retrato de Cornelio… ¡dame el retrato de Cornelio, por favor! Cornelio Silva Argüello, nacido aquí en La Libertad. Yo era un niño cuando conocí a Cornelio y nos cargaba, y era alegre ¡y bueno para contar chistes, Eminencia!

Aquí está Cornelio Silva Argüello, un héroe, un mártir en la lucha por la liberación de Nicaragua. A él lo metieron a la cárcel, allá por el año 1956 y, luego de varios años de prisión, a los 4 años ¡fíjense, después de 4 años de cárcel! lo que hizo la dictadura fue asesinarlo en prisión.

A él, junto con Ausberto Narváez, Edwin Castro, que era el padre de Edwin Castro, nuestro Diputado; a los tres los asesinaron en las cárceles de La Aviación, allá en Managua. Yo estaba ya un poco mayor, era un chavalo todavía, cuando los asesinan a ellos, en el año 1960, ya entonces yo andaba por los 14, 15 años y recuerdo que nos conmovió aquella muerte de Cornelio, de Edwin, de Ausberto.

Hablar de La Libertad, es hablar de los minerales, donde trabajó mi padre; él vino de Granada hacia La Libertad, a buscar por la vida, a hacer por la vida, y estuvo trabajando aquí, en las minas. Entonces las minas eran Jabalí, estaba El Chamarro, Babilonia, San Juan, esas eran las minas, había una actividad minera bastante intensa.

Aquí estuvo trabajando mi padre y aquí es donde conoce a mi madre… ¡Qué contentos estarían en este día, y lo están! Estoy seguro que están contentos allá en el cielo, de este encuentro que tenemos aquí todas estas familias de La Libertad y de las comunidades vecinas, porque somos una gran familia aquí en Chontales; de Santo Domingo, El Ayote, de San Pedro, de Santo Tomás, de todas estas comunidades vecinas, cercanas.

Porque para llegar a La Libertad a veces nos veníamos por la carretera de San Pedro, donde recuerdo bien, chavalo, que a veces el río se crecía y había que esperar a que el río bajara para poder cruzar. No sé si seguimos así, tengo rato de no hacer ese recorrido, y en esa época si el río crecía no se podía pasar, había que esperar hasta que bajara el río, pero ahora ya hay puente.

Zona minera, zona ganadera también y, sobre todo, los finqueros de Juigalpa, aquí en La Libertad tenían las fincas de verano; en invierno, el ganado en las fincas de Juigalpa; en verano las fincas para La Libertad, porque mejores condiciones, y esto lo sabe bien Douglas Alemán, La Libertad, Santo Domingo, las condiciones aquí son mucho mejores en verano, para que el ganado pueda alimentarse, pueda aguar, son condiciones mucho mejores aquí en esta zona.

En mi niñez conocí también algunas fincas que eran propiedad de unos tíos, donde veníamos a pasear; el agua, en las pocas casas que había en La Libertad era el pozo, un pozo en cada casa, el balde para el pozo ahí adentro para sacar el agua todos los días para cocinar, para los alimentos, para tomar y para bañarse también. El que no se iba a bañar a la Poza del Palo pues tenía que sacar el agua del pozo para bañarse ¡qué tiempos aquellos!

Ahora que llegamos a la Presidencia, que el pueblo llegó a la Presidencia hace un año, ya vamos a cumplir dos años en enero; hace más de un año en enero del 2007, conversando con el General Halleslevens, él se convirtió en el mejor abogado de los liberteños, porque inmediatamente empezó a plantearme lo de la carretera.

Porque, imagínense, nos piden carreteras de todos lados, es normal, de todas partes piden carreteras, y entonces él empezó… que no me olvidara de la carretera a La Libertad, pero además, a Santo Domingo, además al Ayote, a San Pedro. Es decir, ir cubriendo toda esta zona con carreteras adoquinadas, porque el concreto es más resistente que el asfalto.

Es mejor el adoquín que el asfalto, y es más fácil de reparar también, el concreto que el asfalto. Cuando se dañó, se hizo un hoyo, un hueco dentro de los adoquines, se levantaron cuatro o cinco adoquines y se repusieron. En el asfalto es más difícil, se parcha, y ahí no más está abierto otra vez el hueco. Ustedes lo han visto cuando van, por ejemplo, para El Rama, esa carretera, donde llueve mucho, constantemente se están abriendo huecos, aunque se acabe de pavimentar.

Llamé a Fernando Martínez, Ministro de la Construcción y le dije, tenemos que hacer esta carretera a La Libertad. Entre toda la cantidad de programas y proyectos que él ha mencionado mucho, en esta ocasión, ha mencionado una buena parte de los proyectos de carreteras y caminos que se están ejecutando, ha mencionado a los países que están cooperando. En ese momento, le dije: aquí tenemos una prioridad, que eran los pegaderos que están en las zonas de las Minas, en la carretera que va de Río Blanco hacia la Costa del Caribe de Nicaragua.

Donde uno va por esa carretera, pasa por las Minas, de las Minas continúa buscando hacia el Llano, luego está el Río Wawa, y hay que montar el vehículo en un lanchón para cruzarlo porque no hay puente, hay que hacer un puente inmenso allí, y después se continúa la carretera hacia Bilwi, la capital de la Región Autónoma del Atlántico Norte, de ahí se bifurca la carretera hacia el Río Coco o Wanki, para Waspán.

Y le dije a Fernando, la prioridad aquí es, los pegaderos, y a trabajarlos con concreto, ¿cómo le llaman? Concreto hidráulico, porque hay concreto asfáltico y en este caso, concreto hidráulico, puro concreto, para que ese pegadero, por mucho que llueva, ya no se destruya.

Y lo que parecía que iba a ser una obra bien simple al comienzo, resultó una obra grande y costosa. Ya mencionaba Fernando a muchos de los que cooperaron, pero también allí fue importantísima la cooperación del hermano pueblo venezolano, porque hubo un importante aporte, como también ha sido determinante el aporte del pueblo venezolano para las Calles para el Pueblo, para las Casas para el Pueblo, para el Programa Usura Cero, para el crédito que se está entregando en estos momentos al 4% de interés, para reparar viviendas.

Ese programa tenemos que traerlo aquí, para que el que tiene su vivienda, la pueda reparar y se le va entregando el crédito al 4% y, va a pagar después, cuando pueda, al cabo de 6 meses. Se les da 6 meses de gracia para que puedan pagar. Es decir, reciben el crédito, tienen 6 meses para reparar la casa y, a los seis meses empiezan a pagarlo, si pagan el crédito, vuelven a recibir más crédito y van mejorando la casita. Ese es el Programa para la gente que no tiene su casa en buenas condiciones, y aquí hay muchísimas casas que no están en buenas condiciones.

Entonces, la prioridad en ese momento eran los pegaderos, porque, cuando esos pegaderos en invierno no dejan pasar un solo vehículo, la región queda aislada, y corrimos con ese proyecto, con ese programa, a buscar recursos para financiarlo, porque no estaba presupuestado, y ya es un proyecto que está terminando en este verano, me imagino. Porque la lluvia también en la Costa, cuesta trabajar, cuesta que avance la obra, igual en esta zona, aquí llueve bastante; y a veces cuesta que avancen las obras cuando está lloviendo.

Pero a la par de esto le dije a Fernando: «mirá, yo no me puedo aparecer en mi pueblo, si no empieza esa carretera, me daría una gran vergüenza aparecerme sin que empiece esa carretera ¡así es que tenemos que hacer esa carretera!»

Esta carretera estaba pendiente de la aprobación de un fondo del Banco Mundial. En ese momento, el fondo no estaba aprobado, entonces, le dije a Fernando: bueno, aunque no tengamos el fondo del Banco Mundial, la carretera tiene que empezar y vamos a buscar los fondos.

Y ¿de dónde sacamos esos fondos? de la cooperación de los hermanos venezolanos y, gracias a la cooperación de los hermanos venezolanos, arrancamos la carretera de Juigalpa hacia La Libertad, 4 kilómetros ya, que van a ser 10 kilómetros. Y ahora que ya el Banco Mundial aprobó el crédito y se pasó la etapa de licitaciones, ya tenemos aquí a la empresa que ha empezado a ejecutar la obra de La Libertad hacia Juigalpa.

Fíjense bien, avanzando de La Libertad hacia Juigalpa van a ser 10 kilómetros; avanzando de Juigalpa hacia La Libertad, 10 kilómetros; nos quedan en medio, 13 kilómetros sin financiamiento todavía. Vamos a gestionar el financiamiento, pero, tengan la seguridad que encontraremos la forma; Dios nos va a dar la señal para encontrar la forma, pero les aseguro que vamos a terminar esta carretera para que toda, hasta esos 13 kilómetros, esté totalmente adoquinada, que quede totalmente adoquinada.

Vamos a buscar cómo introducir unos programas, empezar a trabajar la carretera a Santo Domingo, serán unos 14 kilómetros, estábamos hablando con el General Halleslevens que son 14 kilómetros; y luego de Santo Domingo a El Ayote, que son 45 kilómetros, dice Douglas, de Santo Domingo a El Ayote, porque es una zona altamente productiva, pero además, está una población que demanda de una carretera, demanda de condiciones más dignas de vida, porque de lo contrario, la productividad se afecta y, se afecta la salud de las personas cuando las carreteras son malas; la salud de los niños, de los muchachos, cuando van a la escuela en verano, tragando polvo, en invierno chapoteando lodo. Ya con el adoquín, eso desaparece.

Tengo una pancarta que dice, «los maestros de La Libertad, solicitamos préstamos para solventar deudas a financieras y otros.» Bueno, preséntenme un programa, una propuesta, y les voy a mandar a un compañero para que hable con ustedes.

Vamos a buscar a través de esa política de crédito, que ustedes puedan recibir el financiamiento, que puedan ir pagando esas deudas y luego, darles un período de gracia para que puedan ir pagando el préstamo que van a recibir porque es al 4% anual. No es como esas empresas que cobran una barbaridad por el financiamiento, los intereses son altísimos.

Entonces, les decía que vamos a buscar los fondos para estas otras carreteras. Estos pueblos han esperado montón de años, han producido mucha riqueza… ¿cuánto oro ha salido de La Libertad? ¿cuánta gente y cuántas empresas extranjeras se han enriquecido con el oro de La Libertad? Pero, no ha habido una actitud de acompañar la acción de la empresa con la construcción de una carretera, porque sería lo bueno… si hay una empresa aquí extrayendo el oro, que la empresa se preocupara por construir la carretera.

Pero no, falta sensibilidad social, y por eso es que es necesario que estos programas los atienda el Gobierno, el Estado nicaragüense. De lo contrario, si lo dejamos suelto, entonces, pasa el tiempo, pasan los años y no hay carreteras, no hay caminos adoquinados, sino que los caminos están en mal estado permanentemente.

Quiero agradecer la presencia de la Representante del Banco Mundial, Coleen Littlejohn, ya escuchamos sus palabras. ¿De dónde es? Es de Nueva York, donde está la Sede de Naciones Unidas, es newyorkina, norteamericana.

Nosotros estamos muy contentos con el resultado electoral en Estados Unidos, ¡ganó Obama! ¡Lo que le ha costado a los Demócratas volver a ganar las elecciones! Y ahora, con un norteamericano de origen africano, de Kenya, África. Los abuelos y los tatarabuelos de Obama seguramente fueron esclavos, murieron como esclavos, y ahora… se ha producido el milagro.

Yo dije, si se produce el milagro, porque realmente es un milagro que los Estados Unidos tenga, por primera vez en su historia, a un Presidente negro, y que ha manifestado su disposición de diálogo con los países latinoamericanos, y su disposición de revisar los Tratados de Libre Comercio. Nosotros coincidimos en todos estos planteamientos.

Ayer mismo nosotros nos comunicamos con el Embajador de los Estados Unidos, hablé con él telefónicamente y le enviamos saludos al Presidente Electo de los Estados Unidos, Barack Obama.

Quiero también un especial reconocimiento en todo este trabajo, al compañero Ministro Fernando Martínez, porque la verdad es que los compromisos que ha asumido cuando he hablado con él, los ha venido cumpliendo. Y aquí, precisamente estamos gracias a que se está cumpliendo y, como él decía, ustedes son los mejores fiscales. El día que vean que aquí se atrasa la obra y que no hay razón para que se atrase, inmediatamente empiecen a reclamar, empiecen a llamar.

Ustedes son los que tienen que estar pendientes de que vaya avanzando la obra: claro, si está cayendo un aguacero y se tuvo que detener es explicable, pero, si el tiempo está bueno, no hay razón para que se detenga la obra, hay que estar listos para llamar.

Nosotros hemos tenido fiscales muy buenos. En la carretera que va para los pueblos, allá por Masaya, el fiscal… un sacerdote, el Padre Gerardo, Párroco de San Juan de Oriente. Incluso, cuando estamos en estos actos, toma la palabra y dice: «bueno, aquí no han cumplido en esto, ni en lo otro, o se está cumpliendo.» Reconoce cuando se está cumpliendo e inmediatamente critica cuando no se está cumpliendo, porque tenemos que ser así, tenemos que ser críticos cuando no se está cumpliendo.

Quiero aprovechar esta tarde en La Libertad, Chontales para entregarle… aquí tenemos a la Subdirectora de la Escuela de Primaria José Reyes Canales, Pastora Kauffmann; y ¿de secundaria quién está aquí? Que pasen las dos Directoras, la de primaria y secundaria, por favor.

Palabra de la Directora

del Instituto La Libertad

Soy Directora del Instituto La Libertad; cuando se inauguró este instituto en 1981, tenía el nombre de Rigoberto Cruz Argüello y es la lucha para que se vuelva a llamar así. Nosotros venimos a decirle, señor Presidente, que así se llamará nuestro instituto.

Palabras de Daniel

Claro, Rigoberto Cruz Argüello, otro héroe liberteño, cayó en Pancasán, era miembro de la Dirección del Frente Sandinista. Pablo Úbeda era su seudónimo de combate.

Palabras de la Subdirectora

de la Escuela José Reyes Canales

Soy la subdirectora de la Escuela José Reyes Canales, tenemos 668 alumnos. La escuela está completamente en el suelo y los ladrones entran con facilidad, Comandante, le estamos solicitando que nos ayude.

Palabras de Daniel

Estaba leyendo rápidamente la carta, hojeándola, y hablan de que necesitan mallas, y el piso.

Palabras de la Subdirectora

de la Escuela José Reyes Canales

La malla es la primera necesidad, los ladrillos están quebrados; la escuela está completamente en mal estado, sobre todo, porque se meten los ladrones.

Palabras de Daniel

Les voy a mandar a los compañeros para ver todos estos problemas y resolver. Vamos a poner las mallas y el piso nuevo, arreglar bien la escuela. Aquí a la escuela primaria le vamos a entregar, dos computadoras, para que se ayuden.

Son dos computadoras que vienen con sus impresoras, viene la computadora con su impresora, y es de las portátiles para que puedan moverla de un lado a otro en la escuela, que la puedan utilizar ustedes y también [email protected] [email protected] Sacala para que puedan verla.

A ella le entregamos dos para la escuela y, a la secundaria le vamos a entregar cuatro, tienen que venir a ayudarles, porque van con su impresora, los muchachos de primaria y de secundaria vengan ayudarlas a llevar las computadoras.

Palabras de una maestra

de la Escuela Hermida Flores

Soy maestra de la Escuela de Primaria Hermida Flores también de este municipio; nuestra escuela ha estado abandonada desde que se construyó; queda a la salida de Santo Domingo. Tenemos 250 alumnos, yo le mandé una carta.

Como barrio, Comandante, se ha venido hablando de la carretera hacia El Ayote, pero la entrada de la escuela es un pegadero, y el comandante Omar, cada vez que pasa lo ve. Yo entiendo, va a entrar la carretera hasta El Ayote, pero en el momento, a lo mejor le puedan hacer un raspadito, donde no tengamos que enlodarnos para poder entrar.

Palabras de Daniel

Voy a mandar a un compañero o a una compañera que se reúna con ustedes, con los directores, ustedes le explican qué necesitan para reparar la escuela y también vamos a mandarles dos computadoras a ustedes.

Queridos compañeros y compañeras, tenemos que regresar a Managua, porque tenemos actividades, los que tienen cartas que me las den por favor.

Y como decía Sandino, «nosotros vamos hacia el Sol de la Libertad…» La frase de Sandino dice, nosotros vamos hacia el Sol de la Libertad y si morimos, nuestra causa seguirá viviendo y otros nos seguirán.

Nosotros decimos: «Nosotros vamos hacia el Sol de la Libertad… venceremos!» Seguro que venceremos, todos los liberteños, todos los nicaragüenses, vamos a vencer la pobreza, vamos a vencer la miseria, vamos a vencer el hambre y vamos a salir adelante.

¡Que viva La Libertad!

también te puede interesar