Internacionales

La paz en Colombia es la paz de todos

Los ojos del mundo están atentos a la ceremonia que pondrá fin a un conflicto armado con más de medio siglo de duración, el más longevo de nuestra área geográfica

juan-manuel-santos-y-timoleón-jiménez-1
Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Timoléon Jiménez |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Este lunes, cuando el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Timoléon Jiménez, firmen en Cartagena de Indias el fin de las hostilidades, esa nación suramericana –y con ella toda América Latina y el Caribe- habrá dado un importante paso hacia la paz.

Aunque aún resta escuchar el próximo 2 de octubre la opinión del pueblo colombiano sobre lo acordado en La Habana entre las partes contendientes, después de esta jornada la región estará mucho más cerca de honrar lo acordado en 2014 durante la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños acerca de erigir el área geográfica como una zona de paz, donde la solución de todas y cada una de las diferencias se emprenda por los caminos del diálogo y vías ajenas a la violencia.

El enfrentamiento armado entre las FARC-EP y las fuerzas del Estado colombiano, causante en más de medio siglo de 300 mil muertes, el desplazamiento de casi siete millones de individuos y la desaparición de otros 45 mil, figura como uno de los impedimentos para el logro de esa anhelada condición, aun cuando se trata de un conflicto interno y no de una guerra entre naciones.

Tal es la importancia del logro de la paz –y de la posterior implementación efectiva del Acuerdo Final- que en Cartagena de India estarán este lunes numerosos jefes de Estado y de Gobierno del área.

Hasta el momento confirmaron su participación los mandatarios de Argentina, Bolivia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Venezuela.

También asistirán los máximos representantes de organismos internacionales como la ONU y la Organización de Estados Americanos, y entidades financieras multilaterales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Aunque se prevé que el acto dure poco más de una hora, el camino hacia la firma de la paz no fue corto ni exento de dificultades y contratiempos, pero finalmente las partes en la Mesa de Conversaciones de La Habana anunciaron un Acuerdo Final el pasado 24 de agosto.

Las pláticas oficiales entre las delegaciones del Gobierno colombiano y las  FARC-EP duraron casi cuatro años, pero la determinación de poner fin de una vez por todas al conflicto –y la ayuda oportuna de las naciones garantes y acompañantes de los diálogos- permitió avanzar poco a poco en los distintos puntos de la agenda y lograr consensos.

De esa forma, los insurgentes y el Ejecutivo de Santos alcanzaron acuerdos en los temas referidos la reforma rural integral, la participación política, el combate contra el tráfico ilícito de drogas, el resarcimiento de las víctimas, la justicia transicional, el cese al fuego bilateral, la refrendación y la implementación de los discutido.

Ahora, cuando lo más difícil parece superado, toca a los colombianos pronunciarse sobre el Acuerdo Final. Aún restan seis días para el plebiscito convocado por el presidente Santos, pero desde este lunes toda América Latina cierra los ojos y pide que la paz continúe con fuerzas renovadas el camino recorrido hasta la fecha.

evm/tgp

también te puede interesar