Internacionales

Fiebre del Brexit podría contagiar a Texas

La salida del Reino Unido de la Unión Europa exacerba el sentimiento independentista del Movimiento Nacionalista de Texas, en Estados Unidos

Fiebre del Brexit podría contagiar a Texas
Fiebre del Brexit podría contagiar a Texas |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La salida del Reino Unido de la Unión Europea, conocida por el término Brexit, parece haber dado fuerzas a los partidarios del Movimiento Nacionalista de Texas (TNM, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos.

Miembros de este grupo consideran que “hay muchos paralelismos entre el Estado norteamericano y el país europeo en cuanto a las intenciones independentistas”, según una publicación local.

El líder del movimiento, Daniel Miller, indicó que la independencia de Texas beneficiaría a su economía y permitiría controlar mejor las fronteras. El TNM cuenta con cerca de un cuarto de millón de seguidores.

Miller considera que la mejor gente para gobernar Texas son los propios tejanos. “Hay una desconexión masiva entre nosotros, entre la manera en que queremos vivir nuestra vida y gobernarnos, y la manera burocrática de gobernarnos que tiene Washington DC», sostuvo.

Con 26 millones de habitantes y un Producto Interno Bruto de 1,6 miles de millones de dólares, este estado de la Unión norteamericana aporta un tercio de la producción petrolera y es el donde más energía se consume por persona. Si Texas se convirtiera en un país, sería el duodécimo más rico del mundo.

«Texas se ha convertido en una potencia económica no por su relación con los otros estados de la unión federal, sino a pesar de ella. La independencia traería a Texas una prosperidad sin precedentes», señaló Miller.

Actualmente la web del TNM reúne 260 mil firmas, equivalentes al 1,85 por ciento de los votantes registrados en el Estado. Empero, una encuesta de Research 2000 y Daily Kos, en 2009, citada por RT, arrojó que el 35 por ciento de los habitantes de Texas quieren la independencia.

El sentimiento parece haberse exacerbado en los últimos años, pues en 2013 el TNM obtuvo 125 mil firmas en una petición oficial de secesión. Ya el pasado mayo, durante la Convención Republicana de Texas, se discutió la organización de un referéndum independentista, iniciativa que fue votada, no obstante, desfavorablemente.

«Los expertos y profesores de derecho constitucional, y otra gente de esa naturaleza, te dirán lo mismo: que el Tribunal Supremo declaró ilegal la secesión, pero la Constitución de EE.UU. no dice nada al respecto, lo que significa que este derecho se reserva a los estados. Tendremos que aprobar una ley, a través de la legislatura tejana, pidiendo un referéndum. Nuestro trabajo es aumentar la conciencia pública y seguir luchando para dar a la gente de Texas, quieran salir o quedarse, el derecho a que se escuche su voz», asegura Miller en la web.

Un detonante en este proceso podría ser el Brexit. ¿Estaremos cerca de un Texit?
mem/ale

también te puede interesar