Internacionales

Colombia: pasos firmes hacia la paz definitiva

El texto completo de los acuerdos alcanzados será dado a conocer a mediodía de este viernes en La Habana

Firman acuerdo de cese del fuego en Colombia
Firman acuerdo de cese del fuego en Colombia | cubadebate

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el Gobierno colombiano firmaron el jueves el esperado acuerdo del cese al fuego bilateral y definitivo, un paso decisivo para poner fin a un conflicto interno de más de 50 años.

La concertación no es el último acto del proceso de paz colombiano, pero es el más importante porque las FARC-EP se comprometen a dejar las armas y convertirse en movimiento político.

La implementación ocurrirá cuando se firme el acuerdo definitivo de paz que, según los negociadores, podría darse en los próximos meses, pero lo anunciado ahora, señaló Juan Manuel Karg, de Telesurtv, es una noticia de trascendental importancia para América Latina y el Caribe, sumida en nuevas y profundas convulsiones políticas y económicas, porque se trata del fin de un conflicto social y político que modificó el día a día de millones de colombianos.

Con la firma del punto relativo al fin del conflicto armado no sólo gana Colombia, sino toda la región, que decidió declararse “zona de paz” durante la cumbre de la Celac del 2014, agregó el analista.

Las partes concordaron este jueves en el cese del fuego y dejación de armas; garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones criminales, incluyendo las denominadas sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo; y acuerdo sobre refrendación.

El documento establece que una vez en vigor el arreglo, el primer día “la Fuerza Pública reorganizará sus esquemas para que las FARC-EP puedan retornar y reorganizarse en 23 zonas», y a partir del quinto, se “desplazarán a esas zonas siguiendo las rutas establecidas”.

Durante las negociaciones en La Habana, iniciadas en 2012, las FARC-EP decretaron más de seis veces el cese al fuego unilateral (anteriormente lo hicieron en épocas de elecciones y fiestas decembrinas) tratando de buscar, sin éxito, la reciprocidad del Gobierno y el desescalamiento del conflicto.

En aquel año, el Centro Nacional de Memoria Histórica publicó un informe titulado ¡Basta ya! Colombia: memorias de guerra y dignidad, en el que se reflejaba el alcance y daño social que ha ocasionado el conflicto colombiano, el más duradero del mundo moderno.

Desde 1958 hasta 2012, la guerra en Colombia tuvo 218 mil fallecidos y 25 mil desaparecidos de manera forzosa, y 173 mil asesinatos selectivos, la mayoría de ellos a manos de grupos paramilitares de la extrema derecha.

Estas bandas también ocupan el primer lugar en cuanto a masacres perpetradas con mil 156 víctimas. Otro drama que refleja este organismo público es de los desplazamientos violentos, que desde 1985 hasta la fecha de publicación del informe superaban los 10 millones de colombianos.
ros/mau

también te puede interesar