Internacionales

Asesinato de joven estadounidense Freddie Gray no halla justicia

Absuelto otro policía de Baltimore involucrado en su arresto brutal, que condujo a su muerte

Manifestaciones en Baltimore tras la muerte de un joven afroamericano
Manifestaciones en Baltimore tras la muerte de un joven afroamericano | radiomitre

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Como “inocente” fue hallado el oficial Caesar Goodson, uno de los policías de Baltimore, Estados Unidos, involucrado en el caso del asesinato del joven afrodescendiente Freddie Gray el pasado año.

Goodson manejó la camioneta en la que Gray era trasladado al recinto policial. En este vehículo el joven se quejó de dolores en la espalda luego de ser agredido por los oficiales, pero no fue escuchado, y como consecuencia murió unas horas después.

Por ese motivo Goodson se enfrentó a un cargo de homicidio en segundo grado, tres cargos de muerte por imprudencia, asalto en segundo grado y mala conducta.

El oficial era acusado de haber conducido el vehículo de forma imprudente a propósito, motivo por el cual las lesiones de Gray empeoraron, ya que había recibido previamente un brutal golpe en la espalda. Según la familia del joven, el 80 por ciento de su columna vertebral estaba partida a la altura del cuello.

«El tribunal no ha hallado evidencias suficientes de que el acusado condujera de manera imprudente voluntariamente», aseguró este jueves el juez en su sentencia, seguida fuera del tribunal por activistas contra la brutalidad policial contra los afrodescendientes.

Goodson es el tercer policía de los seis implicados en la detención de Gray que no recibe sentencia condenatoria, después de que la fiscal general de la ciudad, Marilyn Mosby, prometiera «justicia» por una muerte que puso de relieve la desigualdad que sufren las comunidades negras pobres en la ciudad.

Los nombres de los otros implicados son Garrett E. Miller, Edward M. Nero, William G. Porter, Alicia D. White y Brian W. Rice. Este último tiene antecedentes de abuso de autoridad.

Hasta el momento no están claros los motivos de la detención de Gray, pero se maneja que fue arrestado por «mirar mal» a un teniente y salir corriendo.

La muerte del joven desencadenó una ola de protestas antirracistas en Baltimore, donde fue necesario declarar el estado de emergencia y el toque de queda por parte de las autoridades.

La tensión racial en Estados Unidos se ha acrecentado desde que en agosto de 2014 fuera asesinado el joven negro Michael Brown en Ferguson, Misuri, a manos de un agente blanco, quien también fue exonerado de todos los cargos.
ros/ale

también te puede interesar