Internacionales

Cambio climático amenaza integridad del Patrimonio de la Humanidad

Las estatuas moai en Chile, las especies únicas de las Islas Galápagos, los arrecifes coralinos, Venecia y la Estatua de la Libertad, entre otros, corren peligro

Monolitos se destacan en primer plano, detrás el velero de investigación francés La Boudeuse permanece anclado en cala de Hanga Roa Otai en Isla de Pascua, Chile
Monolitos se destacan en primer plano, detrás el velero de investigación francés La Boudeuse permanece anclado en cala de Hanga Roa Otai en Isla de Pascua, Chile | la gran epoca

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Unesco alertó sobre las consecuencias del cambio climático en la preservación de lugares, monumentos y especies animales y plantas únicas que constituyen  Patrimonio de la Humanidad, en un informe presentado recientemente.

Entre los escenarios más alarmantes la Unesco señaló el peligro que corren tanto los tesoros arquitectónicos de Venecia debido a la constante subida del nivel del mar, como las 180 especies animales y vegetales únicas en el mundo que habitan en las Islas Galápagos, Ecuador, por causa del fenómeno climático El Niño, mientras la Estatua de la Libertad en Estados Unidos es azotada por las cada vez más cruentas tormentas.

Lea también: Gran Barrera de Coral australiana afectada por el cambio climático

El informe presentado por la agencia de Naciones Unidas ubicó 31 sitios en 29 países afectados por el calentamiento global. En ello incide el deterioro paulatino de las condiciones de vida en el planeta, donde es alarmante la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, los más altos niveles de los últimos 800 mil años, y el incremento de las temperaturas globales – un grado desde 1880-, según evidencian estudios científicos.

El Patrimonio Natural es uno de los que está siendo más afectado por el cambio climático y conjuntamente por la acción irresponsable del hombre. Ejemplo de ello es el riesgo que corren los arrecifes de coral alrededor del mundo, utilizados como atractivo turístico en al menos 93 países, lo que contribuye con su deterioro.

Asimismo en la Isla de Pascua, en Chile, catalogada Patrimonio de la Humanidad, las estatuas llamadas moai están sufriendo las consecuencias del cambio climático.

Venecia quizá es el caso más preocupante ya que el flujo masivo de turistas, 30 millones, amenaza la integridad de la ciudad, que además sufre el progresivo aumento del nivel del mar.

Al respecto los investigadores de la Unesco alertaron que el agua “está pudriendo los tirantes de hierro que apuntalan las paredes de los edificios, está deteriorando los milenarios mosaicos de las Basílica de San Marcos y las estatuas del Cenotafio que Antonio Canova esculpió en el siglo XVIII”.
mem/ana

también te puede interesar