Internacionales

Lula da Silva: Queda mucha lucha y conquistas para el pueblo brasileño

El exmandatario condenó la actitud asumida por el gobierno interino y expresó que hará lo que sea necesario para que Brasil tenga tranquilidad y que la democracia vuelva a funcionar

Luiz Inácio Lula da Silva
Luiz Inácio Lula da Silva | THIAGO RIBEIRO/FRAMEPHOTO

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El presidente de Brasil durante el periodo 2003-2010, Luiz Inacio Lula da Silva, en entrevista con Rusia Today expresó que el ‘impeachment’ que ha apartado temporalmente del poder a la mandataria Dilma Rousseff significa el desprecio de la ley por parte del Senado, que ha cometido «un golpe de Estado contra la democracia».

«Yo creo que al meterse con la democracia esa gente disminuyó el tamaño y la grandeza de Brasil ante el mundo, que esperaba mucho más de Brasil», expresó Lula.

Al referirse al día en que Dilma fue destituida temporalmente, lo calificó como «una violación cometida a la democracia brasileña, que permitió que la presidenta Dilma dejase la presidencia antes de terminar su mandato”.

«No se trataba solo de una presidenta que estaba dejando la presidencia de forma abrupta, sino de todo un proyecto, un proyecto de sueños, de inclusión social, un proyecto que mostró al mundo que es fácil gobernar un país y resolver los problemas de pobreza del pueblo cuando se incluye a los pobres en el presupuesto del país, cuando se deja de tratarlos como apenas una estadística o un problema social y se les trata como gente, como seres humanos que tienen derechos y deberes», indicó.

No obstante, el expresidente consideró «que ese proyecto volverá a gobernar este país, porque los pobres apenas han experimentado las conquistas sociales cuando ya están queriendo arrebatárselas», y aseguró que queda mucha lucha y conquistas para el pueblo brasileño.

Lula condenó también la actitud del gobierno interino, que está actuando con mucha falta de respeto al poder que le ha otorgado el Senado, como si fuese el gobierno definitivo.

El exmandatario aseguró que van a «trabajar en todo lo que sea necesario para que Brasil tenga tranquilidad, que la democracia vuelva a funcionar y que asuma el Gobierno que fue elegido por el voto directo».

«La única cosa que nosotros no podemos admitir y con la que no nos podemos conformar es que en pleno siglo XXI tengamos un Gobierno ilegitimo gobernando Brasil», señaló.
ros/luc

también te puede interesar