Internacionales

Alarmante situación en Londres por abusos a niños “brujos”

El abuso a menores basado en la fe y las creencias, que incluye la posesión de espíritus, es un crimen oculto y por lo tanto difícil de cuantificar en términos de su magnitud, expresó la Policía Metrolitana

Niños "brujos" en Londres
Niños "brujos" en Londres |

Redacción Central |

La Policía Metropolitana de Londres enfrenta una situación relacionada con fanatismos religiosos donde las principales víctimas son los niños.

Se trata de casos de abuso infantil vinculados a la fe, dados por personas que acusan a los niños de ser “brujos” o “estar poseídos” y que hay que espantarles los malos espíritus.

La manera de ahuyentar esos espíritus es sometiéndolos a «terribles abusos físicos y emocionales», que incluye «golpes, quemaduras, cortes con navajas, puñaladas, estrangulamiento y abuso emocional por aislamiento», señalan las autoridades.

En la mayoría de los casos quienes acusan a los pequeños son los propios padres o los curas, por lo que el problema no se reporta y resulta más difícil combatirlo.

«El abuso de niños basado en la fe y las creencias, que incluye la posesión de espíritus, es un crimen oculto y por lo tanto difícil de cuantificar en términos de su magnitud. (…) Por nuestras propias investigaciones y consultas con la comunidad, sabemos que está poco reportado», expresó la Policía Metropolitana en su sitio web.

Las autoridades plantean que esto ocurre con más frecuencia en las comunidades africanas, pero que también sucede entre europeos, asiáticos y las fes cristianas, musulmanas y paganas en Reino Unido.

Una de las víctimas de estos sucesos, Mardoche Yembi, sufrió estos abusos cuando tenía 8 años, ahora tiene 24. Nació en el Congo y lo enviaron a Londres para vivir con familiares que apenas conocía.

«Me acusaron de haber matado a mi propia madre (que murió tras una larga enfermedad). Me acusaron de comer carne humana y de volar por la casa. (…) Decían que mi cuerpo se quedaba en la habitación pero mi espíritu volaba por la casa en las noches asustando a los niños. Yo era el responsable de todo lo malo que ocurría en mi familia, cuenta el muchacho.

Aunque en Reino esto es considerado un crimen y existen las leyes para condenar a los culpables es un problema complejo de resolver pues existen diversos factores involucrados como la religión, las circunstancias de la familia y las estructuras familiares entre estas comunidades.
mem/luc

también te puede interesar