Internacionales

Al grito de “Alá es grande” le quita la vida

Una persona murió y otras tres resultaron heridas tras ser apuñaladas en el sur de Alemania

Estación de tren de Grafing, Baviera, en el sur de Alemania
Estación de tren de Grafing, Baviera, en el sur de Alemania | El Pais

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Al menos una persona murió y otras resultaron heridas cuando un individuo ingresó en la estación de tren de Grafing, Baviera, en el sur de Alemania y al grito de “Alá es grande” asestó varias puñaladas a las víctimas.

Según las primeras hipótesis, podría tratarse de un ataque terrorista una noticia que al pococ tiempo desmintió el ministro del Interior del estado de Baviera, Joachim Herrmann, tras explicar que el posible agresor tiene problemas psiquiátricos y de drogadicción.

Varios testigos coinciden en que el atacante profirió dicho grito, habitual en los atentados yihadistas como los de París (en el de Charlie Hebdo y en los del 13-N) o los más recientes, de marzo en Bruselas.

El ataque ocurrió en la madrugada de este martes y el autor presuntamente es un alemán de 27 años de edad, detenido poco después, quien no reside en el estado de Baviera.

El atacante, que ya ha declarado ante la policía, no era un desconocido para las autoridades policiales. El pasado domingo fue detenido por las autoridades por haber consumido «gran cantidad de drogas» en un desfile de música tecno.

Las cuatro víctimas del ataque son todos varones. E fallecido es un hombre de 56 años de edad quien a causa de las graves heridas falleció minutos después en el hospital.

Los otros tres heridos, de 58, 43 y 55 años, se encuentran ingresados en distintos centros hospitalarios de la región.

“Algo como esto es absolutamente nuevo y sacude profundamente a la gente que, de lo contrario, solo ve estas cosas en televisión (…) Que esto pueda pasar aquí es absolutamente sorprendente (…) es una localidad bávara absolutamente pacífica”, expresó la alcaldesa, Angelika Obermayr.

Mel/

también te puede interesar