Internacionales

Papa Francisco recibe Premio Carlomagno

A propósito del galardón, el Sumo Pontífice manifestó que sueña con una Europa donde ser emigrante no sea un delito, sino una invitación a un mayor compromiso con la dignidad de todo ser humano

Papa Francisco recibe Premio Carlomagno
Papa Francisco recibe Premio Carlomagno |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Papa Francisco recibió el Premio Carlomagno en reconocimiento a su extraordinario compromiso a favor de la paz, de la comprensión y de la misericordia.

En la ceremonia solemne en el Vaticano, el Santo Padre agradeció el reconocimiento y manifestó que sueña con una Europa donde ser emigrante no sea un delito, sino una invitación a un mayor compromiso con la dignidad de todo ser humano.

Deseo reiterar mi intención de ofrecer a Europa el prestigioso premio con el cual he sido honrado: no hagamos un mero gesto celebrativo, sino que aprovechemos más bien esta ocasión para desear todos juntos un impulso nuevo y audaz para este amado continente, destacó.

Recordó que la creatividad, el ingenio, la capacidad de levantarse y salir de los propios límites pertenecen al alma de Europa, y que los padres fundadores del proyecto europeo pusieron los cimientos de un baluarte de la paz.

Esta familia de pueblos, que entretanto se ha hecho de modo meritorio más amplia, en los últimos tiempos parece sentir menos suyos los muros de la casa común, tal vez levantados apartándose del clarividente proyecto diseñado por los padres, puntualizó.

Aquella atmósfera de novedad, aquel ardiente deseo de construir la unidad, parecen estar cada vez más apagados; nosotros, los hijos de aquel sueño estamos tentados de caer en nuestros egoísmos, mirando lo que nos es útil y pensando en construir recintos particulares, agregó.

El Obispo de Roma indicó que sueña como un hijo que encuentra en la madre Europa sus raíces de vida y fe, un nuevo humanismo europeo, para el que hace falta memoria, valor y una sana y humana utopía.

Sueño una Europa joven, capaz de ser todavía madre: una madre que tenga vida, porque respeta la vida y ofrece esperanza de vida, expresó.

Sueño -añadió- una Europa que se hace cargo del niño, que como un hermano socorre al pobre y a los que vienen en busca de acogida, porque ya no tienen nada y piden refugio. Sueño una Europa que escucha y valora a los enfermos y a los ancianos, para que no sean reducidos a objetos improductivos de descarte.

En la entrega del galardón estuvieron presentes el titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker; del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y del Consejo Europeo, Donald Tusk, así como el rey de España, Felipe VI, y la canciller federal alemana, Angela Merkel.

Igualmente se le entregó un pergamino con la siguiente frase: “Que el Santo Padre nos dé el coraje y la confianza para hacer nuevamente de Europa aquel sueño que hemos osado soñar durante 60 años”.

El Premio Carlomagno se otorga desde 1950 con carácter anual a las personalidades que hayan efectuado aportaciones sobresalientes a los ámbitos político, económico y espiritual, con el propósito de fomentar el entendimiento y la unidad de Europa.

noa/ele

también te puede interesar