Internacionales

Trump gana primaria republicana en Indiana

De acuerdo con proyecciones divulgadas por redes locales de televisión, Trump consiguió un enorme paso hacia la nominación republicana a la presidencia

Donald Trump
Donald Trump |

Redacción Central |

El candidato a la prenominación republicana a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump se impuso este martes en las primarias de su partido en Indiana y se colocó muy cerca de obtener la nominación, a pesar del movimiento para detener su marcha.

De acuerdo a todas las proyecciones, el magnate de los bienes raíces consiguió alrededor de la mitad de los votos, echando por tierra las ilusiones del ultraconservador Ted Cruz y el moderado gobernador de Ohio, John Kasich, de frenar la “trumpmanía”.

Se trata de una victoria mayúscula para Trump, no tanto por el importante número de delegados conseguidos en la jornada, sino por aplicar un golpe demoledor a las tentativas de impedir que logre la nominación antes de la convención partidaria, prevista para julio en Cleveland.

El precandidato precisa sumar otros 235 delegados para garantizar la candidatura presidencial a las elecciones de noviembre y evitar una difícil e impredecible negociación en la convención Republicana.

En Indiana están en juego 57 delegados: 30 son para quien gane la primaria del estado. Los 27 restantes se distribuyen en partes iguales entre los nueve condados del estado, y terminan en la bolsa del candidato más votado en cada uno de esos distritos.

Cruz y Kasich no tienen ninguna posibilidad matemática de ganar la carrera interna por la nominación, pero ambos mantenían la esperanza de forzar una negociación en la convención. Cruz, en particular, ya adelantó que abandona la campaña electoral.

Entre los Demócratas, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton aparecía levemente por delante del senador Bernie Sanders y necesita sumar otros 200 delegados.

Bajo el sistema demócrata de distribución proporcional de delegados, aún perdiendo ajustadamente en Indiana, Clinton seguirá sumando.

Los demócratas reparten 83 delegados en este estado del norte de Estados Unidos, cuyo sector manufacturero atraviesa una depresión, que llevó a Sanders a enfocarse en los acuerdos comerciales que impulsa el gobierno estadounidense.

Necesitamos una política comercial que trabaje para la clase media y las familias trabajadoras y no solo los presidentes de las grandes compañías, dijo Sanders a la prensa y reprochó a su rival partidista que virtualmente haya apoyado cada uno de esos desastrosos acuerdos comerciales.

Entretanto, la exsecretaria de Estado ya se encuentra en Virginia occidental, que tiene elecciones la semana próxima, dedicada a ripostar los ataques de Trump.
mem/mau

también te puede interesar