Internacionales

Mitsubishi incumplió estándares de eficiencia por 25 años

El fabricante japonés de autos reconoce que el consumo de combustible en varios de sus modelos se subestimó de cinco a diez por ciento desde 1991

cwn06q43
corporación japonesa Mitsubishi Motors | Reuters

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El gigante japonés de la industria automotriz Mitsubishi Motors reconoció que durante 25 años falsearon información sobre el consumo de combustible de varios de sus modelos.

Una información citada por TASS indica que desde 1991 Mitsubishi empleó a propósito métodos de prueba de ahorro de combustible que no eran compatibles con la legislación nipona.

El escándalo, que estalló el pasado viernes, muestra que el consumo de combustible se subestimó de cinco a diez por ciento. La noticia ha hecho que pierda más de la mitad de su valor de mercado, unos tres mil 900 millones de dólares, reportó Reuters.

El reconocimiento hecho por la firma de que más modelos no cumplirían con los estándares japoneses ha provocado temores de crecientes costos de compensación y multas. El regulador automotor estadounidense también está recabando información.

Las falsificaciones se produjeron en al menos una docena de modelos, incluidos el Montero y una serie de pequeños coches conocidos como Kei.

La lista exacta de modelos cuyos datos de consumo se falsificaron aún no se ha dado a conocer, pero podría tratarse de dos millones de vehículos vendidos con alteraciones en la documentación técnica.

Voceros de Mitsubishi indicaron que habían compilado datos de pruebas de ahorro de combustible mediante estándares estadounidenses, en donde es más común la conducción veloz por carretera, en vez de los japoneses, que reflejan la conducción en ciudad.

Tras el anuncio, el Ministerio de Transporte anunció más temprano en el día que formó una comisión de trabajo para revisar la información sobre ahorro de combustible de otras automotrices.

Este es el segundo escándalo de una automotriz sobre datos falseados. En 2015 el fabricante alemán Volkswagen reconoció que sus vehículos contaminaban por encima de las normas permitidas, lo que provocó pérdidas millonarias.
ros/ale

también te puede interesar