Internacionales

Papa Francisco: ¡Cristo, mi esperanza ha resucitado!

En este Lunes del Ángel, afirmó que en el Año Jubilar estamos llamados a redescubrir y a acoger con especial intensidad el consolador anuncio de la Resurrección

Papa Francisco
Papa Francisco |

Redacción Central |

El Papa Francisco aseguró que en este Año Jubilar estamos llamados a redescubrir y a acoger con especial intensidad el consolador anuncio de la Resurrección: “¡Cristo, mi esperanza ha resucitado!”.

Al presidir este Lunes del Ángel el rezo del Regina Caeli, la oración mariana que sustituye al Ángelus en Pascua, subrayó que si Cristo ha resucitado, podemos mirar con ojos y corazón nuevos todos los eventos de nuestra vida, también los más negativos.

Los momentos de oscuridad, de fracaso y también de pecado pueden transformase y anunciar un camino nuevo. Cuando hemos tocado fondo con nuestra miseria y nuestra debilidad, Cristo resucitado nos da la fuerza para volvernos a levantar. ¡Si nos encomendamos a Él, su gracia nos salva!”, reiteró.

El Santo Padre manifestó que el Señor Crucificado y resucitado es la revelación plena de la misericordia, presente y activa en la historia, “he aquí el mensaje pascual, que resuena aún hoy y que resonará durante todo el tiempo de Pentecostés”.

Recordó que después de Cuaresma y el Triduo Pascual, mientras celebramos la Pascua, nos detenemos en este Lunes del Ángel ante la tumba vacía de Jesús y meditamos con estupor y gratitud en el gran misterio de la Resurrección del Señor.

La vida ha vencido la muerte. ¡La misericordia y el amor han vencido al pecado! Se necesita fe y esperanza para abrirse a este nuevo y maravilloso horizonte. Y nosotros sabemos que la fe y la esperanza son un don de Dios y debemos pedirlo: “¡Señor, dame, danos la fe, dame, danos la esperanza! ¡La necesitamos tanto! Dejémonos invadir por las emociones que resuenan en la secuencia pascual: ‘¡Sí que es cierto: Cristo ha resucitado!’. ¡El Señor ha resucitado entre nosotros!”, indicó.

El vicario de Cristo pidió que la Virgen María nos dé la certeza de fe, “para que cada sufrido paso de nuestro camino, iluminado por la luz de la Pascua, sea bendición y alegría para nosotros y para los demás, en especial para los que sufren a causa del egoísmo y la indiferencia”.

El “Lunes del Ángel” tiene ese nombre porque fue un ángel quien, en el sepulcro, anunció a las mujeres que llegaron hasta allí que el Señor Jesús había resucitado.
mem/ele

también te puede interesar