Internacionales

Dilma Rousseff denuncia conjura contra estabilidad democrática de Brasil

La presidenta brasileña aseguró que le sobran energías, disposición y respeto a la democracia para enfrentarse a esa amenaza

Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff
Dilma Rousseff |

Redacción Central |

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, denunció este martes la existencia de una conjura contra la estabilidad institucional y democrática del país, en alusión a los intentos de la oposición por destituirla.

En un acto con juristas y activistas de varios movimientos sociales, Rousseff subrayó que le sobran energías, disposición y respeto a la democracia para enfrentarse a esa amenaza y movilizar a la sociedad en una campaña por la legalidad.

Igualmente aseveró que no renunciará al cargo y reiteró que el proceso de destitución que adelantan algunos congresistas es un intento de “golpe de Estado” de la oposición.

No cometí ningún delito previsto en la Constitución y las leyes para justificar la interrupción de mi mandato, apostilló.

En tanto parte del auditorio, en medio de aplausos y vítores, gritó: “¡No habrá golpe!”

La semana pasada la Cámara de Diputados de Brasil eligió a los 65 miembros de una comisión especial que decidirá si existen argumentos legales para comenzar un juicio contra la presidenta.

Por otra parte, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) expresó su preocupación por los acontecimientos políticos y judiciales que tienen lugar en el gigante suramericano.

De acuerdo con un despacho de la agencia de noticias Prensa Latina, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, manifestó inquietud por lo que ocurre en Brasil.

Bárcena también recordó que en materia de disminución de la pobreza y la desigualdad, Brasil ha logrado excelentes resultados.
mem/noa

también te puede interesar