Internacionales

Papa Francisco pide a religiosos que no caigan en la tentación

Advirtió que una de las armas preferidas del Demonio es la resignación, que nos paraliza y nos impide no solo caminar, sino también hacer camino

Papa Francisco
Papa Francisco |

Redacción Central |

El Papa Francisco pidió a sacerdotes, religiosos consagrados y seminaristas congregados en el Estadio Venustiano Carranza en Morelia que no caigan en la tentación.

¿Cuál puede ser una de las tentaciones que nos pueden asediar? ¿Cuál puede ser una de las tentaciones que brota no sólo de contemplar la realidad sino de caminarla? ¿Qué tentación nos puede venir de ambientes muchas veces dominados por la violencia, la corrupción, el tráfico de drogas, el desprecio por la dignidad de la persona, la indiferencia ante el sufrimiento y la precariedad? ¿Qué tentación podemos tener nosotros una y otra vez, nosotros llamados a la vida consagrada, al presbiterado, al episcopado, que tentación podemos tener frente a todo esto, frente a esta realidad que parece haberse convertido en un sistema inamovible? Creo que la podríamos resumir con una sola palabra: resignación, afirmó.

En la multitudinaria misa, advirtió que frente a esta realidad nos puede ganar una de las armas preferidas del demonio, la resignación, que nos paraliza y nos impide no solo caminar, sino también hacer camino.

Una resignación que no solo nos atemoriza, sino que nos atrinchera en nuestras «sacristías» y aparentes seguridades; una resignación que no solo nos impide anunciar, sino que nos impide alabar. Nos quita la alegría, el gozo de la alabanza. Una resignación que no solo nos impide proyectar, sino que nos frena para arriesgar y transformar. Por eso, Padre nuestro, no nos dejes caer en la tentación, indicó.

El Sumo Pontífice subrayó que los religiosos “no queremos ser funcionarios de lo divino, no somos ni queremos ser nunca empleados de la empresa de Dios, porque somos invitados a participar de su vida, somos invitados a introducirnos en su corazón”.

Enfatizó el Obispo de Roma en que a rezar se aprende, como aprendemos a caminar, a hablar, a escuchar.

Hay un dicho entre nosotros que dice así: «Dime cómo rezas y te diré cómo vives, dime cómo vives y te diré cómo rezas», porque mostrándome cómo rezas, aprenderé a descubrir el Dios que vives y, mostrándome cómo vives, aprenderé a creer en el Dios al que rezas»; porque nuestra vida habla de la oración y la oración habla de nuestra vida, destacó.

La agenda de la visita de Francisco a México incluye para este martes un recorrido por la catedral de Morelia y un encuentro con jóvenes en el estadio José María Morelos y Pavón.
ros/ele

también te puede interesar