Internacionales

Su Santidad Kirill viaja a Paraguay

El líder de la Iglesia Ortodoxa rusa concluyó su periplo en Cuba con una divina liturgia en la Catedral Nuestra Señora de Kazán

Su Santidad Kirill, líder de la Iglesia Ortodoxa rusa
Su Santidad Kirill, líder de la Iglesia Ortodoxa rusa | Reuters

Redacción Central |

El líder de la Iglesia Ortodoxa rusa, Su Santidad Kirill, viajó este domingo hacia Paraguay procedente de Cuba donde inició su visita pastoral, que también lo llevará a Brasil.

En esta jornada el Primado de la segunda mayor Iglesia cristiana del mundo ofició la Divina Liturgia en la catedral ortodoxa rusa Nuestra Señora de Kazán, a la que asistió el Presidente cubano, Raúl Castro Ruz.

Durante la celebración, aseguró que su visita a la nación caribeña coincidió con un momento histórico para el cristianismo, el encuentro fraternal y de amor con el Papa Francisco.

A pesar de mantener las diferencias teológicas, entendemos la responsabilidad que tenemos con lo que está sucediendo en el mundo, la responsabilidad para que en nuestro planeta haya paz, para que los seres humanos, con todas sus diferencias económicas y políticas puedan convivir en paz, para que ningún motivo de la política exterior provoquen que alguien haga fuerza para tener dominio sobre los otros, destacó.

Kirill manifestó que seguirá rezando por cuba y por el primer mandatario y el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, “con quien tuve el placer de reunirme ayer”.

De todo corazón les deseo ayuda de Dios, prosperidad para el pueblo cubano. Cuba es un país heroico, pero lo que sucedió en el aeropuerto José Martí, cuando por primera vez se reunieron un Patriarca de la Iglesia Ortodoxa rusa y un Papa, eso hace extraordinaria a la isla de la libertad. Dios ayude a todo el pueblo cubano, insistió.

Como parte de su visita a La Habana, el Patriarca de Moscú y de toda Rusia recibió la Orden José Martí, la más alta condecoración que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba.

Depositó una ofrenda floral en el Mausoleo al soldado internacionalista soviético, ubicado en las afueras de la capital cubana, y recorrió la escuela de educación especial Solidaridad con Panamá, un centro por el que han pasado más de tres mil estudiantes con necesidades educativas especiales.
ros/ele

también te puede interesar