Internacionales

Pescadores nicas y hondureños retenidos en cayo colombiano

Los faenadores del mar desobedecieron orientaciones de la Fuerza Naval Nicaragüense de regresar a puerto para evitar tragedias con los vientos de hasta 55 kilómetros por hora que baten la zona

Redacción Central |

Un total de 73 pescadores, buzos y cayuqueros (57 nicas y 16 hondureños) se encuentran retenidos por la Marina de Guerra colombiana después de buscar refugio en cayo Serrana para escampar del mal tiempo, según reportes de medios de prensa y autoridades de ese país citados por Tu Nueva Radio Ya.

Los retenidos son tripulantes del langostero “Doña Emilia” y de las lanchas “Miss Sofía”, “Lady Preamp”, “Charley Jr. IV” y “Capitán Charley”, todas de bandera nicaragüense, que fueron arrastrados por el viento y el oleaje hasta territorio colombiano.

La embarcación “Doña Emilia” es propiedad de Chessman Müller, originario de Waspan, Río Coco, Caribe Norte, y su capitán, Joel Tucker Guzmán, dijo que andaban pescando langostas cuando los fuertes vientos y el oleaje los llevaron al límite de la frontera de Colombia.

Allí lograron comunicarse con una fragata colombiana que los autorizó a refugiarse en cayo Serrana, donde anclaron, y después una barcaza militar los retuvo.

La Corte Internacional de Justicia de La Haya falló hace dos años dando a Colombia soberanía sobre las islas de Providencia, San Andrés y Santa Catalina, y los cayos Roncador, Serrana, Serranía y Quitasueños, y los espacios marítimos circundantes en el Mar Caribe.

El laudo redefinió la frontera marítima a favor de Nicaragua, que ganó 90 mil kilómetros cuadrados en el mar Caribe occidental, zona rica en pesca y minerales, entre otros recursos.

Pero el Tribunal no refrendó ese fallo por lo que Bogotá rechaza acatarlo. Tanto Nicaragua como Colombia iniciaron una segunda ronda de audiencias ante la CIJ relacionada con la demanda interpuesta por nuestro país para que se defina su plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas (360 kilómetros). La sentencia se conocerá en los primeros meses del 2016.

Gisela Martínez, esposa del capitán Tucker, solicitó apoyo a la Fuerza Naval de Nicaragua para que coordinen con las autoridades militares de Colombia el retorno de los tripulantes y el remolque de la embarcación “Doña Emilia”, que sufrió daños en su máquina y perdió toda su captura.

De acuerdo con Tu Nueva Radio Ya, la Fuerza Naval de Nicaragua orientó el pasado martes a las embarcaciones que faenaban en alta mar el regreso a sus puertos para evitar tragedias por los vientos de hasta 55 kilómetros por hora que continúan azotando la zona.
mem/mau

también te puede interesar