Internacionales

Encuentro ecuménico en Cuba: ¿Por qué ahora?

Este viernes se reúnen en La Habana los jerarcas de las dos mayores denominaciones cristianas del Orbe, un encuentro que no se producía en un milenio

Francisco y Kirill
Es el primer encuentro entre el Papa de Roma y el Patriarca de Moscú desde el cisma del año 1054 | Getty Images

Mauricio García |

En el marco de la visita que realiza Kirill por cuarta ocasión a Cuba, en esta oportunidad como Patriarca de Moscú y de toda Rusia, tendrá lugar por vez primera desde el año 1054, cuando ocurrió el cisma entre Oriente y Occidente, una reunión entre los máximos exponentes de las Iglesia Ortodoxa y Católica, esta última representada por el Papa Francisco.

El deseo mutuo, han manifestado representantes de las partes, es que el encuentro se convierta en un símbolo de esperanza para las personas de buena voluntad.

La conversación tendrá lugar este viernes 12 de febrero en un salón de protocolo del aeropuerto internacional José Martí de La Habana, con una duración estimada de tres horas, a cuyo términó será emitido un comunicado conjunto, esperado como el advenimiento de una etapa de paz y concordia universales. Así sea.

Tal como manifestó en Moscú el metropolitano Hilarión respecto al lugar escogido para el encuentro, el Patriarca Kiril se opuso a que se celebrara en Europa,  escenario de la división y conflictos entre los cristianos.

Rusia y el Vaticano tampoco fueron contemplados como posibles lugares de encuentro, por lo cual se seleccionó un territorio «neutral», explicó ayer Hilarión, presidente del Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú y de toda Rusia.

Cuba es una opción que satisfizo a todos, añadió, porque está en la intersección de las rutas que seguirán ambos jerarcas en sus respectivas visitas: la de Kirill a la isla y después a Paraguay y Brasil, y la primera de Francisco a México.

La posibilidad de una reunión entre el Papa y el Patriarca lleva sobre la mesa 20 años a causa de discrepancias aún presentes entre ambas denominaciones cristianas, la principal de las cuales es el conflicto entre los ortodoxos y los adeptos de la Iglesia greco-católica (uniatas) de Ucrania, que cumple el rito ortodoxo pero reconoce la primacía universal del Papa.

No obstante, según el metropolitano Hilarión, a la Iglesia ortodoxa rusa le resulta hoy cercana la postura del Sumo Pontífice católico respecto de numerosos asuntos actuales, como por ejemplo, la aspiración de Francisco de acercar la Iglesia a los pobres, y sus llamamientos a proteger a los cristianos perseguidos en el Oriente Próximo y el norte de África.

De hecho, precisamente este problema —la persecución de los cristianos en esas dos regiones— será uno de los principales temas que se abordarán en el encuentro, precisó el metropolitano.

De acuerdo con el Padre Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis de México, el problema de la persecución de los cristianos en Medio Oriente es alarmante y escandaloso. Ahora que se les está expulsando, matando, persiguiendo, esto preocupa enormemente a la Iglesia Católica y también a la Iglesia Ortodoxa, agregó.

“En la trágica situación actual es necesario dejar de lado las diferencias internas y unir esfuerzos para rescatar el cristianismo en aquellas regiones en las que está sometido a la persecución más severa”, señaló de su parte el metropolitano Hilarión.

La trascendencia del encuentro entre Francisco y Kirill fue resaltada en Roma por el cardenal Walter Kasper, presidente emérito del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.

Es sumamente importante que esta reunión tenga lugar ahora, en un momento en el que mundo se enfrenta a tantos problemas, afirmó, porque el avance en la solución de los problemas internacionales dependerá, en gran medida, de la interacción entre las dos Iglesias.
mem/mau

también te puede interesar

Con La Paz No Se Juega

Proclama Con La Paz No Se Juega!

Las Familias Cristianas de esta Nicaragua, Bendita y Siempre Libre, nos pronunciamos en total rechazo y repudio a esos sectores que manipulan, en un...