Internacionales

Sancionan a funcionarios mexicanos implicados en la fuga de “El Chapo”

Tras cinco meses de investigación fueron destituidos de sus cargos e inhabilitados por 10 años

Virgilio-Andrade
Virgilio Andrade informó la lista de los funcionarios que serán penados. |

Redacción Central |

El titular de la Secretaría de la Función Pública de México, Virgilio Andrade, confirmó que tras cinco meses de investigación seis funcionarios mexicanos fueron destituidos de sus cargos e inhabilitados por 10 años, por su responsabilidad en el escape de Joaquín “El Chapo” Guzmán en julio pasado.

Indicó que la coordinadora general de Centros Federales de Readaptación Social, Celina Oseguera, está imputada por no haber llevado a cabo el conjunto de acciones para que funcionaran los sistemas de la prisión de forma óptima, en tanto al ex director general del centro de reclusión Valentín Cárdenas por haber omitido la coordinación con las fuerzas de seguridad de manera pertinente, así como los problemas con la visualización del monitor, entre otros cargos.

En el caso de Leonor García, quien se desempeñaba hasta ahora como directora técnica y titular del área jurídica del penal del Altiplano, explicó que es señalada por no haber declarado el estado de alerta máxima inmediatamente cuando supo del escape del líder del cártel de Sinaloa.

Aclaró que el oficial en prevención de la penitenciaría, Esteban Estrada también fue sancionado porque no atendió las llamadas que se efectuaron desde el Centro de Monitoreo ni activó la alerta general después de haber hecho verificaciones físicas correspondientes.

El supervisor de El Altiplano Juan Ignacio Cuarenta tampoco inició de manera inmediata el protocolo de actuación relacionado con este tipo de casos, puntualizó el titular de la Secretaría de la Función Pública de México.

Por último, mencionó que el otro supervisor Roberto Cruz no actuó con prontitud para activar el código rojo y omitió realizar una vigilancia permanente y minuciosa en el área que le correspondía sin dejar a alguien que cubriera su ausencia.

Subrayó que el proceso no ha alcanzado a la Comisión Nacional de Seguridad porque hasta el momento no se han encontrado «elementos materiales sólidos».

El afamado narcotraficante se fugó el 11 de julio de 2015 a través de un túnel que comunicaba su celda con una casa a 1,5 kilómetros de distancia. Fue recapturado el pasado 8 de enero en la localidad de Los Mochis, en Sinaloa.

El gobierno mexicano está trabajando para lograr lo más pronto posible su extradición a Estados Unidos, que emitió dos órdenes de detención con fines de extradición contra el capo; una por delitos de asociación delictuosa e intención de distribuir cocaína; y la otra por asociación delictuosa, delincuencia organizada, distribución de droga, homicidio y posesión armas de fuego.
mem/ele

también te puede interesar