Internacionales

Nueva ronda de negociaciones sobre Siria

Naciones Unidas confía en que habrá progresos, pero éstos dependen de la actitud que asuma el bloque opositor

Staffan-Mistura
Enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura |

Redacción Central |

Las conversaciones que buscan terminar con la guerra civil en Siria tuvieron un mal inicio el viernes, cuando el principal grupo de la oposición, el Alto Comité de Negociación (HNC), boicoteó primero la sesión y después aceptó reunirse con funcionarios de Naciones Unidas, que auspicia el encuentro en Ginebra, Suiza.

Ese pobre compromiso se dio poco antes de que el enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, se reuniera con la delegación del gobierno del presidente Bashar al Assad.

Dos intentos previos de negociaciones, también auspiciados por el máximo organismo internacional, fracasaron en 2014.

El conflicto comenzó en 2011 y ha causado al menos 250 mil muertes, tres millones de fugitivos, le ha dado la posibilidad al grupo terrorista Estado Islámico de ocupar territorio en Siria e Irak, y a países regionales y extrarregionales de injerirse, unos a favor y otros en contra del gobierno de al Assad.

El HNC, un bloque respaldado por Arabia Saudí, se rehusó a participar en las negociaciones si antes no se satisfacía una serie de exigencias militares y humanitarias, aunque después cambió de opinión tras recibir garantías de países aliados.

Al respecto, de Mistura declaró tener buenas razones para creer que ese bloque se sumará a las negociaciones el domingo, pero advirtió que nada puede preverse hasta tener una notificación oficial de su líder Riad Hijab, quien es esperado el sábado en Ginebra.
ros/mau

también te puede interesar