Internacionales

Empleado de EgyptAir pudo colocar bomba que estrelló el avión ruso en Sinaí

Un mecánico de la compañía aérea estaba indirectamente relacionado con el Estado Islámico a través de un primo que se había unido a la organización terrorista

avion
Restos del avión ruso estrellado |

Redacción Central |

Un mecánico de la compañía aérea EgyptAir pudo colocar la bomba que estrelló el avión ruso en Sinaí con 224 personas a bordo.

Una fuente próxima a la investigación declaró a Reuters que el empleado estaba indirectamente relacionado con el Estado Islámico a través de un primo que se unió a la organización terrorista.

Después de que el grupo extremista supiera que el familiar de uno de sus miembros trabajaba en el aeropuerto de Sharm el-Sheij, le entregó al empleado una bolsa que aceptó sin hacer preguntas, aseguró.

Además del mecánico fueron detenidos otros tres cómplices -dos policías de la terminal aérea y un manipulador de equipaje- quienes le ayudaron supuestamente a pasar el artefacto explosivo.

No obstante, otra fuente consultada por Reuters precisó que el papel de los otros tres detenidos no está claro pues pueden haber mirado hacia otro lado durante el chequeo de seguridad, o cabe la posibilidad de que «simplemente no estuvieran haciendo su trabajo debidamente».

Luego de conocerse estas revelaciones el Ministerio del Interior de Egipto las desmintió e insistió en que todavía están esperando el resultado de las investigaciones.

Fuentes de EgyptAir también negaron que algunos de sus empleados hayan sido detenidos.

Hasta ahora, el gobierno egipcio ha mantenido que no existen pruebas de que la caída del Airbus A321 se debiera a un atentado terrorista.

Sin embargo, el jefe del Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia, Aleksandr Bórtnikov, confirmó que en noviembre pasado a bordo de la aeronave explotó una bomba con una potencia equivalente a un kilo de TNT.

Según nuestros expertos, a bordo de la aeronave estalló en pleno vuelo una bomba de fabricación casera de potencia equivalente a un kilo de TNT, causando la destrucción del avión en el aire, lo que explica que las partes del fuselaje del avión estén diseminadas a gran distancia, explicó.

El avión de Metrojet, que cubría la ruta Sharm el-Sheij–San Petersburgo, se estrelló el pasado 31 de octubre.
ros/ele

también te puede interesar