Internacionales

Inicia nueva etapa de diálogos para alcanzar la paz en Colombia

La intención del gobierno es que las conversaciones que se retoman este miércoles sesionen de manera continuada hasta firmar la paz

dialogos-paz-colombia
Diálogos de paz |

Redacción Central |

Las delegaciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y del gobierno continuarán este miércoles 13 de enero en La Habana los diálogos para dar fin al conflicto armado en ese país latinoamericano.

El que es el primer encuentro del 2016, llamado a ser el año en el que se consiga poner fin a las hostilidades, está signado por el pedido del presidente Juan Manuel Santos de agilizar las conversaciones a fin de llegar a un acuerdo que satisfaga a las dos partes.

De acuerdo con el mandatario colombiano la intención del gobierno es que la mesa de diálogo que se reinstala este miércoles sesione de manera continuada hasta firmar la paz.

Santos espera que las conversaciones continúen siendo fructíferas a fin dar término al conflicto armado antes del 23 de marzo, fecha acordada con anterioridad.

En este sentido los diálogos comenzarán este 2016 signados por este deseo y con un cambio sustancial en su dinámica, pues desde que comenzaran en 2012 se han realizado por ciclos que han contemplado descansos intermedios.

Hasta el momento ambas partes han pactado sobre temas tan complejos como el tratamiento de las víctimas de la conflagración, que incluye temas de vital importancia como el esclarecimiento de la verdad, la aplicación de la justicia y la reparación a las familias.

Asimismo entre las principales resultados de este periodo de diálogo, donde ejercen como garantes Cuba y Noruega, están los acuerdos relacionados con la reforma rural integral, la participación política, el combate a las drogas ilícitas y el tratamiento a los más de siete millones de víctimas que ha cobrado un conflicto armado que dura más de 50 años.

En este sentido ambas delegaciones deberán avanzar en aspectos como el abandono de las armas, la desmovilización de la guerrilla y su reinserción social.

Todavía resulta complejo determinar las condiciones en las que deberá declararse el cese al fuego bilateral y definitivo, han expresado fuentes del gobierno colombiano.

En relación con esto también se dificulta definir un mecanismo para que el grupo de puntos aprobados por ambas partes sean validados de manera popular.

En este caso el movimiento insurgente es de la opinión que la mejor manera sería a través de la celebración de una Asamblea Nacional Constituyente, pero el ejecutivo defiende la idea de un plebiscito.
ros/ana

también te puede interesar