Internacionales

Gigante petrolero británico anuncia miles de despidos

BP pretende reducir un cinco por ciento de su fuerza laboral a nivel global, al tiempo que ejecuta un programa de reestructuración financiera

bp-refinery
British Petroleum, BP |

Redacción Central |

El gigante petrolero británico BP anunció este martes el despido de al menos cuatro mil empleados en dos años, a fin de hacer frente a la caída de los precios del crudo en el mercado internacional.

La compañía, con sede en Londres, pretende así reducir un cinco por ciento de su fuerza laboral a nivel global, al tiempo que ejecuta un programa de reestructuración financiera en torno a los tres mil 500 millones de dólares.

De acuerdo con BP, la tercera empresa privada más importante dedicada al petróleo y gas después de ExxonMobil y Royal Dutch Shell, los despidos se llevarán a cabo en las actividades relacionadas con la producción de crudo.

Queremos simplificar nuestra estructura y reducir costos sin comprometer a la seguridad. A nivel global, esperamos que las nóminas en extracción y producción estén por debajo de 20 mil empleados, comentó un portavoz de BP, citado por la cadena pública británica de noticias BBC.

Asimismo, la compañía aseguró que continuará comprometida con la extracción de petróleo en el mar del Norte y adelantó que este año invertirá cuatro mil millones de dólares en Reino Unido, donde mandará a las calles a 600 trabajadores.

Petroleras como Royal Dutch Shell y Chevron también han despedido a miles de empleados para enfrentar la caída de los precios, lo cual ha provocado una significativa disminución de las ganancias.

Lea también: Pronostican un mayor retroceso en precios del crudo para 2016 y 2017

Por otra parte, BP debe pagar 20 mil millones de dólares por concepto de multas por un devastador derrame de crudo en 2010 en el Golfo de México.

Algunos expertos estimaron que ese escape de petróleo se produjo a razón de entre 35 mil y 60 mil barriles por día, aunque la cuantificación exacta de la magnitud de la fuga está aún en discusión.

Como resultado de ello se formó un derrame petrolífero no controlado de seis mil 500 kilómetros cuadrado de extensión que amenazó las costas de los estados de Luisiana, Mississippi, Alabama, Texas y Florida, de Estados Unidos.

Frente a ello, BP ya vendió más de 50 mil millones de dólares en activos en los últimos años para cubrir los costos por la fuga.

Desde junio de 2014, las cotizaciones del crudo en el mercado internacional retrocedieron más de 115 dólares por barril, atribuido en buena medida a la saturación provocada por el petróleo de esquisto de Estados Unidos, entre otros factores.
mem/noa

también te puede interesar